jueves, 23 de agosto de 2018

¡¡¡ATENCIÓN AUTOCARAVANISTAS!!!


El ayuntamiento canario de Arona, abre un periodo de exposición publica en su web, con un plazo para aportar sugerencias, previo paso a la modificación de la ordenanza municipal de regulación de las autocaravanas.



https://www.arona.org/Tu-Ayuntamiento/Prensa/Noticias/ctl/Ver/mid/422?id=83787


lunes, 16 de julio de 2018

42º Día del viaje en autocaravana a Islandia y el archipiélago de Las Feroe, primavera verano de 2018.

Día 16 de julio.

En la tarde noche de ayer, sobre las 21 horas, como el barco tenia la salida fijada para las 23,30 horas, nos trasladamos hasta el puerto de  Torshavn, para hacer el Check-In y preparar el embarque. Cuando llegamos  la zona de las lineas numeradas para embarcar, ya estaba al completo y al igual que nosotros, vimos que había muchas autocaravanas y otros vehículos por la parte de afuera, tratando de buscarse la vida y encontrar un hueco donde esperar al embarque.

El barco hizo su entrada en el puerto al rededor de las 22  horas y hasta aquí todo normal. Comienza la descarga y aquí comienza el problema, es tal la cantidad de vehículos de todo tipo que desembarcan, que el escaso espacio del que dispone el puerto, este se agota, especialmente por los grandes camiones, que estos si, aparcan en el puerto, el resto de vehículos siguen desfilando ante nuestros ojos y poco a poco, abandonando el puerto. 

Esta situación  motiva, que para poder maniobrar los grandes camiones que desembarcan y embarcan, nos quitan de donde estábamos aparcados y nos envían a otro lugar del puerto, esto no fue lo definitivo, sino, que después de un rato, de nuevo nos hacen maniobrar y aparcar en otro lugar, osea, el caos. Esta claro que este puerto de  Torshavn, no dispone de la suficiente capacidad para poder operar la cantidad de vehículos que mueve un barco como el “Norrona”, especialmente en la epoca de verano y vacaciones. Resulta alucinante ser testigo de la cantidad de vehiculos que puede mover un barco como este, no te explicas en donde los puede meter no de donde pueden salir.
Al final, con tanto caos, el barco va demorando la salida y después de lograr acceder ( yo solo porque Senia nuevamente tiene que embarcar por la estación marítima vía el Gangway del barco) con la autocaravana, donde percibo que los operarios que tienen la responsabilidad de aparcar los vehiculos en el interior del barco, están todos nerviosos y discutiendo con algunos conductores. Total...que me reuní con Senia en el camarote, que también estaba muy nerviosa porque la costo encontrar  este. Pasada las 0,1 horas, el barco por fin zarpa con destino al puerto danes de Hirsthall. Nos acercamos hasta la cubierta de popa para ver la maniobra  y como otras veces ha sucedido cuando en nuestros viajes dejamos atrás un lugar en el que tanto hemos disfrutado, de nuevo nos embarga un emocionante recuerdo. Atrás quedan los 3 días en los que hemos recorrido las dos islas mayores de Las Feroe, atrás queda ese paisaje de un verde inigualable que durante todos esos días nos ha deslumbrado en cada recodo de las rutas, atrás queda el recuerdo de una naturaleza escarpada llena de agua, valles y montaña verde preciosa, atrás quedan un montón de sensaciones y recuerdos del poco tiempo que hemos vivido aquí, unas sensaciones y recuerdos de los que al igual que en Islandia,  nuestras retinas y nuestra mente aun tienen que sintetizar, porque es mucho lo vivido en este increíble viaje.

Esta mañana nos hemos levantado mas tarde, ya que no teníamos nada mejor que hacer y aprovechamos para dormir un poco mas, desayunamos y tomamos un café en el bar de la cubierta de popa, percibiendo que aunque la navegación es buena y no hay mucho balance, en tiempo esta gris y a pesar de las abundantes sillas que nos ofrece el barco en terrazas y toldillas, por allí no aparece nadie. Con la movida del embarque de anoche y el día poco apetecible que hace, se ve que que el pasaje aprovecha para descansar. Por la tarde  el tiempo cambia y aunque hay el típico viento del mar, aparece el sol y la gente parece que se anima a tomar  este en las cubiertas del barco.

El barco tiene la llegada al puerto de Dinamarca, sobre las 09,30 hora local. Cuando lleguemos prácticamente habrá terminado nuestro viaje de este año, ya solo nos queda viajar hacia el sur y hacia España, en un viaje que desde el norte  de Dinamarca, aun dista unos 2.800 Km para llegar a Santander, que sumados a los mas de 7.000 que llevamos de  viaje, creo que no esta nada mal. Aun nos queda cruzar Dinamarca, Alemania, Bélgica y Francia, para finalmente, si todo  va bien, llegar a nuestro destino. Estos días  los tomaremos con calma, no tenemos ninguna prisa ni ninguna fecha para llegar.

Como punto final, comentaros que los relatos que durante todos los días  de este viaje, he publicado por la red, solo obedecen a una intención, tratar de comunicar el día a día de nuestras vivencias, sentimientos o percepciones de  lo que vemos o sentimos por ahí, con la simple intención de que  vosotros y aunque sea de modo virtual  con nuestros comentarios o imágenes, podáis sentir algo de esto y también para tratar de motivaros de que viajar por ahí, si a uno, por las distintas vicisitudes o circunstancias de su vida, le permites o puede  viajar por ahí, sin duda y a nuestro modo de ver, es una de las mejores cosas que se pueden hacer en esta vida.  

Este relato lo estoy escribiendo desde  el camarote que ocupamos en el “Norrona”, en la ruta por el atlántico norte, desde Las Feroe hasta Dinamarca, mas o menos a medio camino. Agradecer a todas aquellas personas, que de una forma u  otra, os habéis interesado por lo que hacemos por ahí, siguiéndonos por las redes en el día a día del viaje de este año.

Muchas gracias amigos, hasta otro viaje. Saludos. 



















41º Día del viaje en autocaravana a Islandia y el archipiélago de Las Feroe, primavera verano de 2018.

Día 15 de julio.

La noche ha sido tranquila, incluso hemos disfrutado de los colores que nos ofrece la puesta de sol. A primera hora, después de desayunar y depositar en el buzón del camping, el sobre con los 25€ del pago de pasar la noche allí, iniciamos la ruta del día (ultima de este viaje por Las Feroes) retornando a la 10 para continuar por esta vía unos Km, cruzando el puente que nos traslada a la isla de Streymoy, para desviarnos mas adelante por la 54, por otra de las denominadas rutas verdes, que por lo visto hasta el momento hemos observado que son preciosas, incluso en la carretera  las resaltan  con una señal pintada en verde con una gran flor amarilla en el centro.

La climatología de la jornada no nos acompañaba mucho, ya que habia algo de niebla y como consecuencia de esta, tenemos una lluvia fina que si no te proteges bien, esta te cala hasta los huesos. Pero bueno…..cuando uno viaja por estos lugares tan al norte de Europa, ya sabe a lo que viene, no nos vamos a asustar y la gente de Cantabria menos. Por algo Islandia y las Islas Feroe nos ofrecen un paisaje tan verde y espectacular como en pocos lugares se puede ver, sin lluvia y humedad esto no es posible, así que a pesar de la climatología, vamos a tratar de disfrutar en el día de hoy todo lo que nos sea posible.

La 54 nos lleva por una carretera bien de piso, pero  muy estrecha, con los característicos apartados sorpaso que hay por aquí, lo malo, que hoy es domingo y las familias  feroenses se mueven por ahí y encontramos mas trafico de un día normal, que en estas carreteras estrechas se nota aun mas. La ruta es muy bonita, vemos muchas cascadas de agua por todas partes, va bordeando el fiordo de Sundini, donde también vemos en la otra orilla la población de Eidi, donde nos quedamos anoche. En la parte final de la ruta, la carretera se estrecha aun mas y tras superar un cabo, de repente nos asomamos a una pequeña bahía donde está ubicado el pequeño y precioso núcleo de pescadores de Tejornuvik, un núcleo que parece encajonado entre la montaña que lo rodea y el mar, con una playa y laderas muy verdes, con pequeñas praderas, algunas aterrazadas.

La aldea tiene  un pequeño puerto natural (mas pequeño  que el que  vimos ayer en la preciosa población de Djupini) aprovechando también una pequeña erosión en la roca granítica del acantilado, en forma de grieta. Paseamos por la aldea y observamos, que algunos vecinos están recolectando la hierba, pero aquí al disponer  de terrenos muy pequeños y costosos, no lo hacen con maquinaria y en rollos, como vimos en las ganaderías de Islandia, lo trabajan manualmente secándolo en unos entarimados verticales  de madera con cables ( este método de trabajar la hierba ya lo hemos visto en otros lugares como Noruega),  aislado del suelo y de la humedad de este. También observamos nuevamente que siembran patatas,  algunas de  estas en lugares muy resguardados del gélido viento, pero lo que nos llama la atención, que incluso las siembran al lado de la misma arena de la playa.

Nos acercamos hasta el pequeño puerto, desde donde de nuevo los Stack del cabo de Eidi que vimos ayer desde la otra parte, como dos fantasmas, aparecen entre la niebla ofreciendo una vista preciosa. Callejeamos un poco por la bonita aldea, que nos ofrece algunas casas  típicas de madera antiguas con la típica techumbre protegida por corteza de abedul, turba y hierba, todo ello muy bonito, precioso. Después de la visita, continuamos ruta, retornando de nuevo hasta la 10, para continuar por esta vía y desviarnos por otra ruta verde, la 53, que nos lleva bordeando el rio de un valle glaciar, con abundantes zonas de tundra y lacustres, hasta la pequeña aldea de Saksun, situada en el interior de un pequeño fiordo y como la anterior, encajonada entre montañas. En Saksun, percibimos que los habitantes de las cuatro casas que hay, se dedican a la ganadería y no a la pesca como mayormente hemos visto que se dedican en los lugares que hemos visitado.

Como consecuencia de la actividad ganadera, nos hemos encontrado con pequeñas y trabajadas praderas, algunas aterrazadas, de un color verde luminoso como pocas veces hemos visto por ahí. El precioso paisaje integra una bonita iglesia de madera con techumbre vegetal y un pequeño núcleo de una media docena de casas antiguas, que contrastan con el paisaje, un lugar con un paisaje precioso que nos ha gustado mucho.

Comimos en la autocaravana, en el aparcamiento de la aldea y después, como esta tarde noche tenemos que embarcar rumbo a Dinamarca, dejamos atrás las preciosas rutas verdes con que nos ha obsequiado el mapa guía que  nos han facilitado en el barco y que nos ha guiado por el una parte del precioso territorio del archipiélago. Retornamos de nuevo hacia la 10, continuando por esta ruta dirección Torshavn, pero como la tarde parece que despeja un poco y la visibilidad de las partes altas mejora, de nuevo en vez de viajar y traspasar una montaña por un túnel, nos desviamos por  otra de las rutas    verdes,la 50, ruta por la que viajamos el día  que llegamos pero que no pudimos ver nada por la espesa niebla, así que hoy de nuevo nos aventuramos por esta ruta, de la que desde lo alto disfrutamos de excelentes vistas de las montañas, los valles, los fiordo y por ultimo de la pequeña y colorista ciudad de  Torshavn.

Al rededor de las 6 de la tarde,Llegamos a las inmediaciones del puerto de Torshavn, pero hasta unas horas antes de la partida del barco, no te dejan aparcar, ya que en este los aparcamientos son escasos, así que buscando por los alrededores, encontramos un aparcamiento que no señala ningún limite, detrás del faro a unos 500mt del  puerto. En el había ya algunas autocaravanas con matricula alemana y francesa, así que allí aparcamos. Creo que este aparcamiento es un buen lugar para pasar la noche cuando llegas en el barco, ya que, a diferencia de otros, no he visto nada que lo prohíba.

Nos quedaba visitar la ciudad, así que con la misma, nos acercamos hasta la parte antigua y sus muelles, disfrutando de esta en un paseo de unas 2 horas. Hoy es domingo y no había mucho ambiente ya que el comercio estaba cerrado, solo vimos un poco en una plaza donde habían instalado una gran pantalla de Tv y donde estaban retransmitiendo la final del campeonato del Mundo de fútbol. Llegamos casi al final cuando ya había terminado el partido, allí nos enteramos de que había ganado Francia. Aunque no soy muy futbolero, desde aquí felicito a los franceses por su victoria.

La parte de la ciudad que visitamos nos gusto, es una ciudad de apenas 20.000 Hab, que al no tener edificios altos, abarca un gran espacio y se extiende a lo largo del puerto y de la bahía. Nos gusto su bien trazado y conservado  urbanismo,  sobre todo la conservación de las antiguas casas de madera entorno al puerto, pequeños pero preciosos edificios de fachadas pintadas de rojo en contraste con el verde vegetal de sus techumbres. Vimos que esta buena conservación, quizás esta motivada porque algunas de estas casas hoy se le ha dado la utilidad de edificios administrativos del Gobierno de Las Feroe, como el Ministerio de Hacienda, Turismo, Sanidad etc.

Al final de la tarde nos trasladamos hasta la autocaravana, para preparar las mochilas para el embarque y así finalizamos nuestra estancia de 3 días en Las Feroe, estancia en la que como el  tiempo del que disponíamos era escaso, nos hemos centrado en la visita a una parte de las dos islas mas grandes y mas pobladas, las islas de  Streymoy y Eystoroy. 

Nos han gustado mucho Las Feroe y como ya he comentado anteriormente, salvando algunas diferencias,  los impresionantes paisajes que nos han ofrecido estas islas, no tienen nada que envidiar a otros lugares que hemos visitado en este viaje, una maravilla que os recomendamos y aunque nosotros no hemos estado mucho tiempo, si lo suficiente para disfrutar y apreciar lo que tienen y ofrecen. Saludos.