martes, 20 de agosto de 2019

Las irregulares e ilegales estrategias de mala fe, que utiliza el ayuntamiento de Santander para tratar de mantener alejados a los autocaravanistas de la ciudad.

Esta  mañana, como habitualmente hacemos ya que residimos en la zona, nos encontrábamos paseando por las inmediaciones de la avenida del deporte en el Sardinero santanderino, cuando percibimos a los usuarios de una autocaravana, que al igual que el resto de los vehiculos, se encontraba correctamente aparcada en  los aparcamiento de la avenida, que estaban perplejos y preocupados por una sanción de la policía municipal,  que a su llegada habían encontrado en el parabrisas de la autocaravana y que no entendían el motivo.

Intuyendo lo que les estaba sucediendo, pensamos, otra mas de toda esta pandilla de sinverguenzas de la policia municipal de Santander......... Nos acercamos hasta ellos para interesarnos por la situación. Los mismos, un matrimonio valenciano, no entendían el porque de la sanción, miramos el boletín de denuncia y en el mismo aparecía la sanción por estar estacionados en una vía que estaba limitada para vehículos de mas de 2,8 Ton, excepto turismos.

Como ya me conozco la historia de las sanciones de algunos miembros de la policía local de Santander y su PREVARICACION y mala fe, contra las autocaravanas, SOLO CONTRA LAS AUTOCARAVANAS, les indique que mirasen bien el boletín de denuncia ( recomiendo a todos los autocaravanistas que sean multados en Santander, cuando están correctamente estacionados, que miren bien los datos de la denuncia) y que observasen en el mismo que con toda seguridad encontrarían algún error en la redacción.

 Efectivamente el numero de matricula no correspondía con la de su autocaravana, tenia cambiados dos números. Esta situación ya la he visto en  varias ocasiones, cuando en igual situación a la de hoy he tratado de ayudar a otros autocaravanistas que han sido multados en diversas calles o avenidas de Santander. Con esta forma de actuar los mandatarios municipales de la policía, no solo demuestran su mala fe, también que son conscientes de las irregularidades que están cometiendo.

También los agentes que se prestan a poner en practica estas estrategias irregulares, que solo obedecen al acoso de los autocaravanistas que se acercan hasta la ciudad, sabedores todos ellos que la limitación por peso o por otro motivo en una vía publica, indicada y señalada en una señal de prohibición o de otro tipo, tiene que estar justificada y no por capricho como hacen en Santander.

Con estas practicas demuestran todos ellos que son conscientes del hecho que cualquier autocaravanista multado por esta señal, si recurre la misma y lleva a  un contencioso administrativo al ayuntamiento, por abuso de poder o arbitrariedad en la colocación de señales de prohibición en la ciudad, sin estar su colocación justificada, puede meter en un gran problema a sus responsables.

https://cosasdelautocaravanismo.blogspot.com/2019/08/de-nuevo-cuando-llega-el-verano-surge.html?m=1&fbclid=IwAR0uFrengqKXmnidkXx3mmlFn5n5j1X5FLkDamq6ER-jnTVpDywT-XsJt8I 

Total, que tranquilice al matrimonio valenciano recomendando que no hiciesen ni puñetero caso de la sanción, ya que esta era mas una mediada disuasoria llena de mala fe y sobre todo irregular. Recomendando a los mismos que continuasen disfrutando de Cantabria, que la comunidad ofrece grandes atractivos y que se olvidasen de ese asunto.

Pedro Ansorena

  

jueves, 15 de agosto de 2019

De nuevo, cuando llega el verano, surge la polémica con el aparcamiento de las autocaravanas en Santander. 2º parte.

En agosto de 2017 publicaba en el blog una entrada sobre la misma situación que nos contempla ahora.


Por lo que veo y a pesar del tiempo trascurrido, la situación no ha cambiado y desgraciadamente continuamos igual.  El enlace de mi opinión publicado en la pagina de facebook, motivo alguna intervención en el mismo del entonces presidente de la asociación de autocaravanistas de Cantabria, asociación que al parecer había tratado con los responsables del ayuntamiento santanderino la creación del área de autocaravanas, defendiendo este la buena fe del ayuntamiento. Mi opinión entonces era, que siempre es de agradecer que el ayuntamiento haga algo, pero que mientras no quitasen las señales antiautocaravanas instaladas con muy mala intención y sin justificación, en practicamente todos los viales y aparcamientos de la ciudad , el ayuntamiento continuaria multando y limitando las autocaravanas en la ciudad de Santander, porque el área era insuficiente.

Conforme a lo vaticinado, la supuesta “buena fe” del ayuntamiento, después de hace ya dos años, esta motivando la polémica, por la escasez de plazas para el turismo de autocaravana que se acerca hasta Santander para tratar de disfrutar de las bellezas de esta magnifica ciudad del norte peninsular y las multas de este a los auutocaravanistas que aparcan por lalta de espacio en las inmediaciones del área de autocaravanas.

Pues bien, a día de hoy seguimos igual, demostrando lo que ya opine en su da, que los responsables del ayuntamiento, con la conservación de las señales de prohibición de 1,8 Tn,  a pesar de haber cambiado la ordenanza reguladora de estacionamiento de vehículos,  aun mantienen en la mayoría de los viales de la ciudad, NOS HA TOMADO EL PELO, a la asociación cántabra de autocaravanas que acordó en su día la creación del insuficiente área, así como a todos los autocaravanistas que se acercan por aquí.

https://www.eldiariomontanes.es/santander/igual-dice-buscar-20190814181632-nt.html#vca=modulos&vso=eldiariomontanes&vmc=lo-mas-leido&vli=santander

 Los responsables municipales (hoy siguen siendo los mismos que entonces) con esta actitud de arbitrariedad, demuestran una supuesta defensa de los intereses de los empresarios de camping´en contra  de los intereses legales de otros ciudadanos y eso se llama PREVARICACIÓN. En definitiva, con esta actitud los responsables municipales del ayuntamiento, no están dispuestos a que las autocaravanas visiten Santander si no van a los camping.

De todas formas, los primeros que tenemos que tener claro cuales son nuestros derechos y nuestras obligaciones y con ello defendernos de cualquier abuso de autoridad, somos los propios autocaravanistas, por lo que veo y leo por ahí por diversos medios, tristemente percibo que esto no es así. Da la sensación y  parece que para justificar nuestra presencia en cualquier pueblo o ciudad, tenemos que andar demostrando permanentemente lo que gastamos por ahí. Estimados compañeros autocaravanistas, deseo comentar que el gasto es una consecuencia de cualquier actividad, sea esta  turistica o lo que sea y viaje en el medio que viaje, no una obligación. Por encima de estos intereses, meramente económicos, esta el derecho a la movilidad como personas y el estacionamiento de nuestras autocaravanas como vehículos.

A ver si lo tenemos claro, si nosotros no recurrimos las multas que injustamente nos ponen ayuntamientos como el de Santander y otros, no lo va hacer nadie y la situación seguirá igual.

El problema de las señales antiautocaravanas de Santander, es un problema claro de abuso de poder y arbitrariedad en la colocación ilegal de las señales, no porque la señal sea ilegal, en mi opinión,  no lo es, ya que cualquier señal de prohibición, según el Reglamento de señales de la Ley de Seguridad vial RGC. Autoriza a poner un testo en la misma que indique el motivo de la prohibición ( en este caso el peso). El problema de ilegalidad reside en el echo que se prohíba la circulación o el estacionamiento de un vehículo de igual o inferior peso a 3,5 TN. en una vía publica o en un aparcamiento de esta, sin estar motivada esta medida, en mi opinión y en la de personas del aspecto jurídico de la DGT, hay  reside el problema de la ilegalidad en la colocación de la señal de prohibición, la prohibición por peso cuando no existe en la vía publica ni en los aparcamientos una situación física que lo justifique.

Para aclarar esto, comentar que las administraciones locales, en base a las competencias sobre la circulación y el estacionamiento de vehículos en sus espacios urbanos, que les confiere  la Ley de Seguridad Vial y el RGC, son responsables civiles y penales de lo que les pueda suceder a los vehículos y sus ocupantes, por su negligencia a la hora de señalizar correctamente las situaciones de riesgo existentes en la vías publicas, como por ejemplo, una situación de limite altura, ancho de la calzada, situación de dimensión por la curvatura de sus vías o limite de peso, al existir un paso o puente con una situación limitada de peso. Por lo tanto, los ayuntamientos están obligados a señalizar en el acceso de las vías publicas o en los aparcamientos, esta situación, pero nunca lo pueden hacer si la señalización de una incidencia no se corresponde con la realidad. La señalización de estas incidencias corresponde a las competencia del técnico de urbanismo competente que tienen los ayuntamientos a su disposición y que deberá justificar las mismas con un expediente técnico que justifique la colocación de las señales.

Por lo tanto, en vista de esta situación de abuso y flagrante arbitrariedad de los responsables municipales del ayuntamiento santanderino, recomiendo a los autocaravanistas, que en base a estos argumentos de derecho, si son multados por cualquier situación de estas que no están justificadas, recurran las multas poniéndose en contacto con los servicios jurídicos de gestión de multas de su compañía de seguros, o si no tuviesen contratado este servicio, con un abogado especialista en derecho administrativo.

Adoptando la postura de no recurrir las multas o no pisar una ciudad como la de Santander, que ofrece al turismo tantos atractivos, no solucionaremos nada, ya que otros ayuntamientos, siguiendo la estela del de Santander, por la presión de intereses como los camping, continuaran con la misma estrategia y así no podremos viajar libremente y con tranquilidad a ninguna parte. Saludos.

Pedro Ansorena.

martes, 25 de junio de 2019

37º Día del Viaje en autocaravana por Francia, Alsacia, la ciudad de Luxemburgo, Alemania, ruta del Mosela y Selva Negra. Austria, Italia………. primavera de 2019:

Día 24 de junio:

Bueno….pues como todas las cosas en la vida, se acerca el final de este viaje. Después del desayuno y organizar  las necesidades  que requiere “nuestra casa viajera” , continuamos viaje, de nuevo por la ruta que nos marca nuestro amigo TomTom, siempre con nuestra orden de que nos lleve hacia España, fuera de las autopistas de peaje, que es por donde nosotros disfrutamos mas del viaje, pero a veces este, no se porque extraña razón o motivo, no nos hace caso .

El puñetero de nuestro amigo, no nos guía por la carretera nacional, nos mete por la carretera comarcal D612, una via que nos conduce por parajes que no esperábamos. Dejamos atrás la preciosa región de la Provenza, para en pocos Km, abordar la región de Langedoc. Una región que en primer lugar, nos ofrece un paisaje de colinas y valles de origen sedimentario con cultivos de viñedo, muchos viñedos y bodegas, rodeado todo ello por grandes extensiones de  bosque bajo o de matorral, donde también se perciben muchos castaños. 

Continuamos la ruta, cruzando pequeñas poblaciones que por la orografía del territorio, están ubicadas a lo largo de la carretera por donde viajamos, dirección a la ciudad de Mazamet, en donde despues de superar esta , cambiamos de escenario. Nos adentramos en la región de Occitania, donde cambia el paisaje que habíamos tenido hasta ahora, por un paisaje, también ondulado, pero con campos mas fértiles, donde de nuevo comenzamos a percibir las grandes extensiones de cultivo de cereales (estos ya en un estado de maduración, que nos ofrece unos colores cálidos preciosos), acompañadas por explotaciones ganaderas de la vaca Limusina, Charoles o Monchina.

Con esta sensación, llegamos y  superamos la gran ciudad de Toulouse, siutada esta ya en el valle del río Garonna, continuando ruta hasta la pequeña ciudad de Auch. Cuando llegamos a las proximidades, sobre las 5 de de la tarde, consideramos que ya estaba bien y nos dirigimos a su estupenda área de autocaravanas, situada a apenas 20’ caminando de la catedral de Auch y su centro urbano, una situación excelente para nosotros y nuestros planes de visita.

Aparcamos “nuestra casa” y sin perder mucho tiempo, puesto que hoy no hemos caminado nada, iniciamos la visita a la ciudad de Auch, capital histórica de la Gascuña,  caminando por un sendero muy agradable que discurre  al lado del río Gers y nos deja al lado de las monumental escalera que nos llevara hasta la Catedral de Santa María.

Muy importante en la época romana, la ciudad de Auch fué  uno de los mayores centros urbanos de Aquitania. Capital de los condes de Armagnac, en los tiempos medievales, se incorporó a la corona de Francia en el otoño de este último, a finales del siglo XV.  La ciudad conoció una época dorada entre los siglos XVIII y XIX, sobre todo en tiempos de Luis XV, que hizo muchos de los edificios que la ciudad hoy ofrece.

Después de ascender la preciosa pero empinada escalera, de estilo italiano,  Senia se quejaba,  pero paso a paso y peldaño a peldaño, iba superando esta, desembocamos en la catedral, que aunque no pudimos disfrutarla por dentro, si lo hicimos por fuera y la verdad que nos gusto mucho

Construida entre los siglos XV y XVII, la catedral de Santa María debe su fama a su trabajo en las vidrieras de Arnaud de Moles ( que pena que no las pudimos disfrutar hoy). Clasificado monumento histórico y patrimonio de la humanidad de la UNESCO bajo la ruta a San Santiago de Compostela. La catedral pone de relieve un gótico tardío ya influenciado por el renacimiento. Como nos muestra  la fachada del siglo XVII y el pórtico de Corinto que fue añadido.

Caminamos unas tres horas por los recovecos, calles y plazas de  la ciudad, un paseo de final de tarde que nos gusto mucho y después regresamos a la autocaravana a descansar y pasar la noche.

Mañana, si todo va bien, con toda probabilidad sera el final de nuestro periplo viajero de este año, ya solo restará continuar la ruta hasta nuestro punto de partida en Santander hace ya 37 días. Un periplo en el que hemos viajado mas de 6000 Km, por cinco países del centro de  Europa y que de alguna forma aunque sea virtual, por medio de esta ventana abierta al mundo que representa Internet, a los que os interesáis por estas cosas, os hemos llevado con nosotros, disfrutando de nuestro viaje, con las imágenes y nuestros comentarios, de las sensaciones que sentimos o percibimos cada día.

Nuestra intención al publicar el día a día de nuestro viaje, con las publicaciones en el canal de facebook y nuestro blog, no obedece a otra intención que la de dar a conocer esta forma de vida de viajar en una autocaravana y motivar a todas aquellas personas que tengan la inquietud y oportunidad de, al igual que nosotros, viajar por ahí, de una forma o de otra, os aseguro que si algunas vez tomáis la decisión, nunca os arrepentiréis.

Como despedida de este viaje, agradeceros a todos aquellos que habéis tenido la paciencia de seguirnos en facebook, o en el blog https://cosasdelautocaravanismo.blogspot.com , leyendo lo que contamos y animarnos con vuestros comentarios o Likes. 

Un saludo y hasta el próximo viaje.

Pedro Ansorena  y  Senia Bonaechea.

 


 





 



 














lunes, 24 de junio de 2019

36º Día del Viaje en autocaravana por Francia, Alsacia, la ciudad de Luxemburgo, Alemania, ruta del Mosela y Selva Negra. Austria, Italia………. primavera de 2019:

Día 23 de junio:

Al igual que la pasada noche en el valle italiano de Susa, esta noche en el área de autocaravanas de la ciudad francesa de Gap, también hemos notado la bajada de temperatura, 14º, por lo cual nos ha hecho descansar muy bien.

Continuamos ruta, viajando por la carretera nacional en dirección sur hacia la ciudad de Orang, viajando fuera de las autopistas, ya que como la mañana nos ofrece un sol radiante,  invitaba a disfrutar del viaje por esos parajes y lugares que nos brindan  las carreteras nacionales, regionales o locales.

En algunas ocasiones, he comentado que para el viajero, el viaje en sí es suficiente atractivo o motivación para moverse por ahí. Los momentos que se viven, no solo representan  la aventura, también la belleza o el atractivo de lo inesperado, el viajar en sí mismo nos ofrece el espectáculo espontaneo de lo que  uno ve y disfruta en cada recodo del camino o de la ruta, con el añadido, que con el vehículo de uno, sin depender de nadie como es nuestra autocaravana, uno puede parar  en cualquier lugar que encuentre un espacio en la ruta, lo cual hace que la sensación de disfrute en cada viaje o recorrido sea mayor.

Os cuento esto, porque en la primera parte del viaje de hoy,  hemos vivido y disfrutado de esta sensación. La ruta, con la inestimable ayuda de nuestros medios de navegación, nos  lleva y nos hace disfrutar de tres paisajes diferentes. En primer lugar, viajamos por el paisaje alpino, rodeados de altas montañas con grandes bosques en la parte baja de estas y zonas lacustres en los valles. Continuando el viaje, dejando atrás las impresionantes montañas de los  Alpes, para paulatinamente adentrarnos en el paisaje prealpino de suaves y verdes colinas y campos, donde predomina el paisaje integrado de pequeños pueblos o casas de explotaciones ganaderas dispersas. En estas zonas prealpinas por las que viajamos, la belleza del paisaje, se acentúa por los contrastes de color que nos ofrecen la abundante floración de la zona, en contrate con el verde de sus campos y el gris de las carcabas terrosas que con abundancia  espontaneidad asoman en el paisaje.

Dejamos atrás el territorio prealpino, para adentrarnos en una paisaje de no menor belleza, las impresionantes Gargantas de San May, un territorio donde el río Aigues ha modelado durante millones de años el paisaje, en busca de su curso hacia la afluencia de este con el Ródano. Curso del que nosotros hoy en nuestro viaje, hemos disfrutando de su bello e impresionante legado natural.

En la ultima parte del recorrido de  la mañana, poco a poco dejamos atrás el paisaje prealpino y las preciosas gargantas de Sant May, adentrandonos en el paisaje típico de la Provenza francesa (aunque ya desde ayer venimos viajando  por la región de la Provenza-Alpes-Costa Azul) por la gran y fértil   llanura,  que también durante millones de años ha formado o esculpido el gran río Ródano, antes de su desembocadura al mar mediterráneo en la Camargue francesa, este nos muestra su espectacular belleza.

Nuestra ruta de hoy nos ofrece un cambio muy significativo de paisaje, del que hemos disfrutado durante todo el viaje. En el paisaje de Provenza vuelven a aparecer los viñedos, pero con un cambio significativo, rodeados de olivares y plantaciones de extensos campos azulados de lavanda, acompañado todo ello, de la arquitectura típica provenzal de las casas de color terroso, una maravilla de paisaje. El ambiente de la Provenza es realmente único y difícil de describir con palabras. Nosotros hemos viajado ya unas cuantas veces por esta región del sur de Francia, pero siempre nos atrae su belleza.

Al medio día, estábamos frente a la ciudad de Orange, no podíamos pasar por allí, sin detenernos unas horas y disfrutar de lo que ofrece la ciudad de los vestigios que alberga en ella su pasado de la época romana. Aparcamos la autocaravana, en un aparcamiento al lado del  espectacular Arco del Triunfo  y con la misma después de disfrutar de la imponente imagen de este, nos acercamos hasta El Teatro Romano, una de las mayores atracciones turísticas que nos ofrece la ciudad de Orange.

El Teatro Romano de Orange, construido bajo el reinado de César Augusto en el siglo I, es uno de los teatros romanos mejor conservados del mundo. Aún dispone del muro de fachada escénica con su elevación original de 103 metros de largo por 37 de alto. Comentar que El teatro de Orange, junto con el Arco del Triunfo de la misma localidad, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981.

Total….que después de visitar los citados monumentos, regresamos a la autocaravana, donde comimos y descansamos de tan azarosa pero motivadora mañana.

Sobre las cinco de la tarde, ya un poco en mejor forma, continuamos viaje, esta vez por la autopista de peage, ya que los franceses estaban de retorno del fin de semana y en la carretera  nacional había una circulación muy intensa. En la ruta superamos las ciudades de Nimes, Montpellier y Sete. En nuestra marcha, a la altura de Sete comenzamos a sentir en el ambiente el aroma de caracteristica e inconfundible del mar, un aroma con el que nosotros nos identificamos y que hace ya mas de un mes que no percibimos. Total.....que con esta sensación,  sobre las siete de la tarde, decidimos salirnos de la autopista para buscar un lugar donde pasar la noche.

Lo encontramos en la interesante  población de Pécenas, una  población con casco antiguo de trazado medieval, que ostenta la categoría turística francesa  de 3 flores.

Aquí, después de dar un corto paseo por el casco antiguo, porque nuestras fuerzas no daban para mas, en su aparcamiento publico del centro de la población, donde esta ofrece a las familias que viajamos por ahí en autocaravana, no solo un lugar donde aparcar esta para visitar la población, también donde descansar una noche, pasaremos la noche. Mañana, si todo va bien, continuaremos viaje.

Saludos.