PROLOGO.

Los comentarios que desde este día tengo la intención de publicar en este blog, son motivados por el ánimo y la petición de algunos amigos y compañeros de afición a la autocaravana, pero sobre todo por propia convicción.

Esta decisión está tomada con el solo ánimo de que lo vivido por mi, junto con mis compañeros y amigos hasta este momento y dentro del autocaravanismo, pueda servir de conocimiento y ayuda a quien le interesen estas cosas, también con la intención de que los futuros implicados en el autocaravanismo puedan sacar algunas conclusiones, que les ayuden y orienten a continuar el camino. Así mismo estos comentarios están dirigidos a quienes como yo sienten una afición e inquietud o están interesados por el autocaravanismo activo y sus viajes, sobre todo por las cosas que de una forma u otra afectan a la práctica de nuestra afición y disfrute.

Siento tener que repetir y recordar lo que ya he comentado en varias ocasiones, lo que cuento es "mi" verdad de esta y otras cosas, no respecto a las opiniones, sino en cuanto a los hechos. Si alguien ha visto las cosas de otro modo sólo tiene que contarlo igualmente y que a los que le interesen estas cosas de verdad puedan ir sacando sus propias conclusiones.

En mi modesta opinión, hoy el autocaravanismo vive otros momentos, no menos importantes que los anteriores, pero diferentes a los que algunos hemos vivido. Cuando algunos de nosotros al principio del año 2000 comenzamos a sentir esta forma de ocio desde dentro y darnos cuenta al viajar por Europa de la total carencia en nuestro país de grupos de representación de nuestra actividad adecuados, infraestructuras de apoyo y un marco legal para desarrollar la práctica del autocaravanismo con normalidad y no con sobresalto como venía sucediendo y aún sucede, algunos nos tacharon de "locos" o de "muy atrevidos", algunos compañeros quizás por que no querían ver otra cosa, pensaban que con lo que había en las estructuras campistas era suficiente o que había que partir desde estas para desarrollar la práctica del autocaravanismo en España, el tiempo ha demostrado que no, que el autocaravanismo tiene vida propia.

Hasta la última década del siglo pasado, en nuestro país lo que predominaba en la práctica de lo que podemos denominar turismo de "aire libre" era el Campismo o la práctica del campingcaravaning, actividad que estaba y está más o menos regulada por varias legislaciones autonómicas, con instalaciones o recintos de camping, con grupos de representación, clubes campistas, más o menos en todas las autonomías, representados al mismo tiempo a nivel nacional y autonómico por varias Federaciones campistas.

Hasta aquí el panorama parece que estaba más o menos claro, cuando uno quería practicar el campismo lo tenia fácil, este dentro de las prácticas y condiciones habituales no presenta mucha dificultad. La práctica de la autocaravana actividad de tiempo libre importada de América a Europa y un poco mas tarde a España, como vehículo recreaccional evolutivo quizás desde el campismo, con un concepto de uso a todas luces distinto, en busca de una movilidad mas ágil acorde con los tiempos actuales del aprovechamiento del tiempo libre con el añadido y el atractivo de una motivación en viaje bastante diferente al de una tienda de campaña o una caravana. Esta práctica, al parecer por algunas reacciones, vino a irrumpir, como primero lo hizo en otros países, en una sociedad y administración que ya tenía organizado y asumido la práctica del campismo, sociedad y administración, que bien por desconocimiento, por algunos prejuicios o por intereses encontrados o partidistas, ante la aparición de la autocaravana y sus practicantes, comienza a poner frenos y barreras a "las nuevas casas rodantes".

Esta situación o reacciones no solo ha sido provocada por el desconocimiento de la sociedad, también parece que pueden haber concurrido algunos factores de incomprensión o egoísmo por parte de quienes estaban más o menos acomodados en la reconocida socialmente práctica del campingcaravaning, especialmente de los dirigentes de algunas asociaciones o federaciones campistas junto con los responsables de algunas asociaciones empresariales, proveedores de este tipo de medios de ocio en su conjunto, que quizás por una falta de ideas veían, de forma parece que equivocada, como se les disgregaba el grupo de negocio. Parece que aun hoy en día y después de lo evidente a algunos empresarios, no ha todos, del tan conformado campingcaravaning, proveedores también estos de los módulos o mobilhom que se montan en los campings,  no les gusta mucho que se les "abra el negocio", ya se sabe, a veces "cuanto mas agrupado este el rebaño" este mejor se pastorea. Esta opinión la demuestra y lo evidencia como aún hoy en día después de lo que se ha trabajado para que el autocaravanismo este hoy perfectamente definido y ubicado, figurando finalmente con un nombre concreto en el diario de sesiones de Las Cortes Generales, lugar donde reside el poder legislativo de nuestro país, COMO ACTIVIDAD AUTOCARAVANISTA Y AUTOCARAVANISMO, algunos interesados continúan, erre que erre, nombrado a la actividad como CARAVANING, demostrando no querer darse cuenta de la realidad ¿dónde nos pretenden llevar? .

Afortunadamente hoy en día, poco a poco y con mucho esfuerzo, las cosas han cambiado, aunque algunos les cueste comprender esto y se alcen algunas voces discrepantes. Los autocaravanistas españoles, al fin tenemos nuestros grupos de representación, por medio de club autocaravanistas (no campistas) autonómicos o regionales, algunos de ellos representados por una Federación Nacional, así mismo y en igual medida con el esfuerzo de algunos compañeros y asociaciones, cada vez se va implantando mas el concepto de área de servicio para autocaravanas, infraestructuras de apoyo fundamentales para una práctica normalizada y responsable de nuestra actividad.

Nuestros problemas y necesidades han sido debatidos y aprobados por sus señorías en la Cámara Alta de Las Cortes Generales. Después de un arduo trabajo y a pesar de las dificultades soportadas, la publicación y aprobación de la ITC 08/V-74 por parte de la DGT, ha sido todo un logro para un colectivo pequeño dentro de una legislación tan compleja como la nuestra, documento que a pesar de la interesada detracción y desprecio por parte de algunos interesados, hoy es nuestra piedra angular y nuestra defensa ante cualquier administración o personas que no respeten nuestros derechos u obligaciones.

Sin ninguna duda, a pesar de todos los problemas que hoy en día puedan presentarse en la práctica del autocaravanismo, hoy estamos mucho mejor de cuando iniciamos esto, pero no hay que dormirse en las lamentaciones, hay que seguir trabajando y mejorando, algunos ya hemos dado de nuestra vida mucho más de lo que es aconsejable dar por una causa o colectivo, ahora solo nos queda aportar nuestras vivencias y opinión, el futuro está en vuestras manos pero hay que seguir luchando, sin la lucha diaria no se consigue nada.
Poco a poco desde esta ventana, que hoy nos ofrece el mundo de Internet, iré aportando algunos documentos y relatando algunas experiencias que me han tocado vivir, tanto desde el mundo reivindicativo de nuestra actividad, como desde las vivencias de viajes y otras cosas que creo pueden ser interesantes para algunos de vosotros.

Un saludo.
Pedro Ansorena. (Piter)