martes, 27 de abril de 2010

Comienzan los problemas en el Gt 53 autocaravanas.

Con la consecución de la segunda convocatoria en la Dgt, lo que hasta ese momento había sido una relación sosegada y de entendimiento, desafortunadamente esta comenzó a cambiar.

Para que los lectores se vayan poniendo en posición, desde mi punto de vista vamos a tratar de comentar algunos detalles que creo influyeron en el cambio de clima de entendimiento.

Para los políticos o la gente del Estado, el mantener las formas es una de sus constantes, estos suelen tener la lección bien aprendida en lo tocante a la relación y el mantenimiento de estas.

Cuando cualquier persona de a pie, por el motivo que sea, tiene la oportunidad de compartir con alguno de ellos, bien en el Senado, Parlamento o los despachos de algunos responsables del Estado, lo primero que nota es el buen clima de relación que con normalidad adoptan estos, por ejemplo, a mi una de las cosas que más me ha sorprendido en las visitas al Senado o el Parlamento, es que tanto en los pasillos, los despachos o la cafetería, sus señorías se comportan como si fuesen todos del mismo "bando", otra cosa muy distinta es en los debates de las cámaras, como por la mayoría es sabido, allí si que la relación está caldeada, esta aptitud es fundamental para la normal convivencia en esos edificios tan sobrios, donde estos tienen que estar muchas horas y durante años, creo que con otra aptitud sería imposible una convivencia aceptable .

Esto viene a cuento porque algunos quizás se pensaron que ese trato de amabilidad, que recibieron cuando se sentaron ante las personas de la Dgt y la entonces Senadora Chacón, les daba confianza o pie para después hacer lo que les viniese en gana, si pensaron así, que equivocados estaban, "la procesión estaba por dentro".

Como algunas personas pueden ser capaces de estar y aun están durante años despreciando, cuando no insultando el trabajo de la Sra., Chacón y la Dgt, y después presentarse ante ellos con la mayor cara dura o pensar de que estos estaban o están encantados con su presencia, una cosa son las formas y otra bien distinta es el sentimiento.

Lo he comentado anteriormente, personalmente y durante todo el tiempo que he estado tratando con los políticos o la gente del Estado, he tenido muy claro cuál era mi función y cuáles eran mis límites, yo no me he sentido nunca más que una persona de consulta y no de decisión, las decisiones y las pautas del trabajo las toman ellos que para eso tienen las competencias, cosa que estos personajes por su actuación han demostrado ampliamente no saber por dónde se andaban no entendiendo cual es la relación con la administración.

Relacionarse con la administración supone respetar las reglas del juego y no tratar de pasarse de listo revolviéndolo todo, relacionarse con la administración supone ser moderado y respetuoso con las formas.

El de "siempre" quizás confiado, vete tú a saber que se le pasó por la cabeza, por el trato de amabilidad recibido, debió de pensar que esto era Jauja y no se le ocurre mejor cosa que ¡hale! convencer a los otros dos y comenzar por su cuenta a cambiar todo sin encomendarse ni a Dios, ni al diablo, ni contar con nadie, marchándose de "excursión", con el secretario Celemín de chófer, por los Ministerios en nombre del Gt 53, como si ellos fuesen alguien o quienes tenían que tomar las decisiones.

Lógicamente la gente que tiene las responsabilidades en estos asuntos, al enterarse de las correrías de estos, se puso en su sitio y ¡hale! "ahora como a los chicos malos, de rodillas y de cara a la pared hasta nueva orden". Este acto de irresponsabilidad de estos elementos, supuso la pérdida de contacto de las asociaciones convocadas en el Gt, 53 con la administración, de casi seis meses, la bronca por parte de los empresarios al "de siempre" y la escapada de este de la Dgt por la misma puerta que había entrado a galope tendido, con la dimisión como delegado de ASPA incluida.


Luego tiene la poca vergüenza de echar la culpa de su necedad al maestro armero y para más inri, ponerse como mérito en el personal currículo de su blog, el haber sido participante de la Segunda mesa del Gt 53, donde, según él, se hizo todo lo que hoy tenemos, vamos, el comportamiento típico para ser estudiado por alguna de las ciencias sobre el comportamiento humano.

El asunto es que entre uno y otros, cabrearon a todo el mundo poniéndolo todo "patas arriba" y estuvieron a punto de cargarse todo lo hecho hasta entonces.

El problema no termina aquí, no que va, el problema es que a pesar de la metedura de pata que os comento, parece que no han aprendido la lección, esta gente sigue igual y hoy 27 de abril de 2010 respaldados por las asociaciones que les sostienen continúan haciendo exactamente lo mismo, apañados estamos.


Pedro Ansorena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario