miércoles, 21 de abril de 2010

Algo más sobre la visita a Zaragoza.


Una situación curiosa que ocurrió en aquella visita fue, que a pesar de no pintar nada en esta reunión ya que esta era una iniciativa de la Senadora de cara al trabajo del Gt 53, el secretario de la PACA, Jesús Alonso Celemín se autoapuntó y acudió a la cita en una autocaravana alquilada a la empresa madrileña de Roulot como ya habia hecho otras veces.

 Los Gerentes/Propietarios de la correduría de seguros Zalba-Caldú, ubicada esta en la localidad Zaragozana de Utebo, al enterarse de que la Senadora estaba en Zaragoza y al parecer creo que también habían tomado contacto con el secretario, se pusieron en contacto para invitarnos a ver las instalaciones de la correduría. La Senadora por sus obligaciones no pudo asistir y lo hicimos nosotros, el secretario de la PACA , mi mujer y yo, muy amablemente nos recibieron y después de enseñarnos las oficinas y el edificio, por cierto unas instalaciones excelentes que nos llamarón la atención, nos sentamos en un despacho con Manuel Caldú, gerente de esta empresa donde le acompañaban en la conversación su hija Yael y su mujer.

Manuel y Yael nos comentaron, entre otras cosas, que ya habían tomado anteriormente contacto con los ex de la PACA presidente y vicepresidente, Ramón Varela y Nicolás Alves, ofreciéndoles sus servicios del seguro para los socios de la PACA. lamentando que no habían recibido ninguna respuesta de estos. Aclarando que la oferta aun seguía en pie y que consistía en que por cada socio de la PACA que contratase la póliza del seguro de la autocaravana con la correduría Zalba - Caldú, la PACA, con ingreso en sus arcas, recibía un porcentaje económico bastante sustancioso de la correduría de seguros, la verdad es que la cantidad ofrecida a mi me sorprendió, no creía que podía haber tanto margen comercial en la contratación de la póliza de un seguro.

Aunque esas cosas no eran de mi competencia, no era miembro de la directiva, y ante la mirada del secretario, ya que este permanecía cayado, como socio de la PACA, que era, le comenté, que no, que la PACA al ser una asociación sin ánimo de lucro, no podía aceptar una propuesta de ese tipo, que si tenía algo que ofrecer en base a la oferta y la demanda y los márgenes comerciales con los que trabaja cualquier negocio, que hiciese una nueva propuesta, pero directamente encaminada a rebajar la prima o el aumento de coberturas en la póliza del socio, no para la plataforma que no debía aceptar este tipo de propuestas, sino para el socio, en eso quedamos.

Más adelante me enteraría que el secretario al poco tiempo retomó el asunto y "remató la faena". La PACA recomendaba a los socios la correduría de seguros Zalba-Caldú en la web de la asociación, en detrimento de la hasta entonces recomendada correduría de Vicente Velasco.


Personalmente no sé en qué condiciones negoció con la correduría de Utebo el secretario de la PACA, pues cuando lo hizo logicamente yo no estaba presente, aunque algunos comentarios he oído al respecto. El caso es que hoy la web recomienda esta correduría y al susodicho se le ve acompañado de Manuel Caldú en amor y campaña en algunas quedadas o salidas autocaravanistas.

Aunque como ya he comentado anteriormente no soy partidario y creo que es un error crear incentivos comerciales o de descuentos para la motivación de afiliación del socio. En este caso concreto creo que la JD, asturiana que fueron quienes gestionaron lo de Vicente Velasco fue totalmente acertado. A día de hoy, como persona agradecida que soy, mi autocaravana continua asegurada con Vicente Velasco, que fue la primer correduría de seguros en España que apostó decididamente por dignificar la prima de seguro de una autocaravana, ya que hasta ese momento las primas que se pagaban por las coberturas aseguradas eran de escándalo. Por ello este asegurador como quienes lo gestionaron recibieron "varios palos" por "los de siempre", los defensores del autocaravanismo.


Otro de los detalles de la posible motivación del secretario de la PACA para acudir a Zaragoza en una autocaravana alquilada, a pesar de no pintar nada allí, la he entendido más adelante.

El secretario, que había vendido su autocaravana y comprado otra nueva, pero esta, debido al colapso de ventas del modelo elegido, la firma Benimar no se la entregaba hasta después de varios meses, uno de los motivos también del alquiler de las autocaravanas para andar por ahí.

Este personaje conociendo que yo tenía alguna relación con los fabricantes y distribuidores y ante la próxima aplicación del impuesto de matriculación a las nuevas autocaravanas, no paraba de darme la lata con el argumento de que "como él estaba en la directiva de la PACA a ver si iba a tener que pagar el impuesto de matriculación" solicitando que intercediese por él para que le matriculasen un chasis sin el impuesto, no lo tengo muy claro, pero creo que al final se salió con la suya, lo que si estoy seguro es que no fue por mi mediación en el asunto.

Cualquiera que conozca el mundo de la autocaravana, sabrá que los fabricantes de estas son muy celosos con su producto a la hora de acceder al interior de sus fabricas, solo en casos excepcionales como la visita de la Sra. Chacón, suelen dejar acceder a sus instalaciones.

Pues bien, este personaje al tomar contacto en Zaragoza con los empresarios pudo obtener in situ del empresario el privilegio de poder acceder a la fábrica donde se estaba fabricando su autocaravana. Algún tiempo después utilizaría el beneficio de conocer a los fabricantes en Zaragoza, jactándose de conocer a estos, para recomendar y solicitar los favores del fabricante en la reparación de las autocaravanas de "sus amigos" en la fábrica.

Lo curioso del caso es que personajes con "estas aficiones", caminan por la vida "haciendo favores a los demás" yendo de llorones, sufridores y altruistas, y hoy son los que rigen los destinos de la PACA, apañados estamos.

Pedro Ansorena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario