jueves, 20 de octubre de 2011

Sexto día de viaje en autocaravana al patrimonio románico catalán del Pirineo.

Por las noches en los aparcamientos que elegimos para pernoctar, descansamos bastante bien, aunque tenemos que poner en marcha la calefacción pues la temperatura oscila entre los 26º de dia y los 2º por la noche.



Salardú es la capital del municipio del Naut Arán, uno de los ayuntamientos del Valle de Arán, dispone de un casco antiguo que ayer por la noche estuvimos paseando y merece la pena visitar. Por la mañana comenzamos la jornada con la visita a su iglesia románica de San Andrés, donde se puede disfrutar, aparte de la arquitectura de la iglesia, de uno de los Cristos románicos más bonitos del valle y de pinturas murales renacentistas.



En la iglesia a primera hora de la mañana nos encontramos con unas personas de Salardú, las cuales viendo el interés mostrado por nosotros por la iglesia y su contenido, nos comentaron que se estaba arreglando el tejado y que ya era hora, porque por el mismo entraban filtraciones de agua que se estaban cargando las pinturas renacentistas del techo y la propia iglesia, comentando también que no comprendían como la propia institución eclesiástica, con los cuantiosos bienes que dispone consiente estas cosas y que por otra  parte la montaña de Baqueira- Beret  generaba mucho dinero y que algo de este se debería de destinar para conservar o proteger el patrimonio histórico del valle y no para enriquecer a algunas personas.



Por otra parte también nos comentaron, que el Cristo románico era muy querido en la zona y que este estaba considerado como un lugar de peregrinación de todo el valle, donde en el mes de mayo se celebra una procesión en la que sacaban al Cristo y era venerado por mucha gente, que acudía a la cita desde todos los pueblos de la comarca y los alrededores.



En La visita a la iglesia de Salardú disfrutamos mucho y después de esta iniciamos ruta rumbo a Tredos y su iglesia románica de Santa María S-XII, una maravilla que solo pudimos ver por fuera ya que estaba cerrada y no hubo manera de conseguir la llave para acceder al interior N-42º42'10'' E-0º55'03.



El cierre de los monumentos históricos o la dificultad de acceso a estos es uno de los problemas que encontramos cuando viajamos por ahí con la intención de visitar y disfrutar de nuestro patrimonio. Esto es general, no solo en España pasan estas cosas, también en Europa nos encontramos con esta situación, a nuestro entender ya que todo el mundo aspira y apuesta por el turismo y resulta evidente que este aporta beneficios económicos y de otro tipo, se debería de destinar algunos de estos recursos para crear puestos de trabajo y mantener el patrimonio visitable en horarios razonables, aunque en las visitas se tenga que pagar la correspondiente entrada, sobre todo las iglesias, ya que no todas las encontramos abiertas, pero por otra parte también pensamos que en cuestión de iglesia y como se suele decir "con la iglesia hemos topado".



Continuamos viaje hasta la población de Bagergue y la iglesia románica de San Feliu S-XII. N-42º43'02'' E-0º54'58''.



La bonita población de Bagergue es uno de esos núcleos urbanos rurales que cuando uno los visita inmediatamente queda cautivado, la cantidad de casas típicas de arquitectura aranesa, la acertada restauración de esta población empleando para ello materiales nobles de la zona como la piedra, la pizarra o la madera y el delicado y artesanal trabajo de estos, hacen de Bagergue una de las poblaciones más hermosas que hemos visto en este viaje por el pirineo.



En la visita a la iglesia nos encontramos con José María Moga, un joven y entusiasta ganadero de la población, que según nos comentó,  también en sus tiempos de ocio le gusta viajar por ahí y visitar todo lo que puede, nos estuvo informando sobre algunas cuestiones del pueblo y la vida en el valle de Arán, que durante los últimos años había sido testigo de su trasformación, destacando como ganadero que es, la preocupación que tenía por el futuro de la ganadería de montaña, que precisamente ese dia se estaba debatiendo y jugándose en Bruselas parte de su futuro.



José María, amablemente nos acompañó por el pueblo, explicando algunas cosas de éste hasta la casa Museo Etnográfico "Eth Corran" propiedad de un pariente suyo, Felipe Moga. Gracias por tus atenciones y amabilidad José María, desde estas líneas te deseamos a ti y a tu familia salud y suerte en la vida.



Felipe Moga una persona de más edad, estuvo también ampliando la información que nos había dado el joven ganadero y sobre todo contando cosas sobre la cantidad de piezas y la utilidad de estas en el pasado y en los pueblos de donde proceden y que componen el maravilloso museo etnográfico que hoy nos muestra.



Felipe que ha sido monitor de esquí en la montaña de Baqueira - Beret y al que vimos en algunas fotos esquiando junto a la familia Real Española y otras personalidades famosas, nos contó tambien algunas cosas sobre el valle de Arán, que nosotros desconocíamos, pero lo que más nos impresionó fueron las auténticas reliquias etnográficas del valle que entre él y su padre han logrado rescatar por ahí y recopilar en un museo, que si os acercáis por Bagergue no os lo debéis de perder. Gracias Felipe por el buen momento que nos has hecho disfrutar, te deseamos salud y suerte.



Después de vivir estos momentos tan agradables y que un viajero se suele encontrar en el camino, cuando se mueve por el territorio y que son unas vivencias especiales que complementan el viaje, proseguimos nuestra ruta en dirección a la cercana población de Unha con la intención de ver la iglesia románica de Santa Eulalia, que está enclavada en una colina con estupendas vistas de Salardú, Vaqueira y el Valle de Naut Arán. N-42º42'36'' E-0º54'58''.



Después de visitar el pueblo y la iglesia y como hoy es dia de la fiesta del Pilar o de la Hispanidad, y como ya era buena hora para comida, a Senia no se le ocurrió otra cosa mejor que debíamos de darnos un homenaje degustando el sabroso puchero aranés, un guiso como Dios manda, con un contenido de verduras, hortalizas, garbanzos, pasta y carnes, seguido de una buena butifarra aranesa. 



Para ello elegimos  la población donde estábamos, Unha y el restaurante "Eth Cérer", del cual quedamos muy satisfechos, tanto en la atención, la presentación y la calidad y preparado de la comida así como del importe de esta. Somos conscientes que cuando viajamos por ahí y en nuestro propio hogar también, estas cosas por problemas de salud, no las podemos hacer todos los dias, pero como dice un dicho popular "un dia es un dia" y de vez en cundo estas cosas no vienen mal, que tambien forman parte de la cultura de los pueblos y por otra parte, como estamos por aquí,  hay que probar de todo.



Después de la comida y el descanso, con la tarde ya un poco avanzada esta, ya que en esta época del año los dias comienzan a ser cortos, continuamos ruta hacia la población de Arties y su iglesia de Santa María, una impresionante iglesia románica, mitad culto y mitad fortaleza defensiva, con notable portada, retablo gótico y pinturas renacentistas en su interior N-42º42'05'' E-0º52'26''.



Para finalizar el día, un poco ya cansados de tantas emociones y peripecias vividas durante éste, tomamos rumbo a la capital del Valle de Arán, Vielha, donde aparcamos y pernoctamos en el amplio aparcamiento al lado del rio Garona. N-42º42'05'' E-0º47'56''. Km totales del viaje 845.


Para ver otras imágenes del día Pulsar aquí

Pedro Ansorena y Senia Bonaechea.

2 comentarios:

Nicolas Trujillo (endemic foto) dijo...

Hola Pedro: como te va?? gracias por la información sobre la migratorias a ver si llegan ya!! jejeje. a ver cuando te vemos por Tenerife.

Saludos a tu mujer.

Pedro Ansorena dijo...

En diez o quince días estaremos en Tenerife, así que nos vemos de nuevo en la participación del senderismo.

Hasta promnto, te enviamos un saludo.

Publicar un comentario