viernes, 14 de mayo de 2010

El papel de la PACA y la FEAA en el ayuntamiento de Santander.

Conforme a mi compromiso con el concejal Sr. Arasti, y a pesar de que no tenía ninguna relación con estas asociaciones, envié un correo a la PACA y la FEAA, comunicando la nueva situación que se nos ofrecía a los autocaravanistas en el ayuntamiento de la capital cántabra, solicitando de sus presidentes que estudiasen la posibilidad de colaborar con el ayuntamiento, nombrando si lo estimaban oportuno, un representante para la futura mesa de trabajo, que el concejal de movilidad tenía en mente convocar.

Inmediatamente recibí contestación de los dos presidentes agradeciendo estos la comunicación, pero lo que más me llamó la atención fue la contestación de Lorenzo, el presidente de la PACA, este aparte de darme el jabón habitual que cuando le interesa suele dar, en una más de sus pillerías, me propuso llevar esto del ayuntamiento entre él y yo,  con el argumento de que no quería que "el de siempre" apareciese por allí, lógicamente le contesté que no, que sí lo estimaba nombrase a un representante y se dejase de esas pillerías, indicando que yo no tenía intención de continuar con los asuntos autocaravanistas en el ayuntamiento de Santander.

Cuando Carlos 4errantes, conforme la decisión tomada por el concejal, y despues de ser votado en acpasion.com, fue propuesto al ayuntamiento como representante de algunos de los autocaravanistas no asociados del portal descrito, recibí una llamada de teléfono del presidente de una asociación de autocaravanas perteneciente a la FEAA, este presidente al que conocía de convivir un fin de semana con él y otros autocaravanistas hace algunos años, aparte de otras cosas, me llamó extrañado, por lo que se comentaba en algunos mentideros, haber que había de cierto de lo que se decía que fuese precisamente yo quien había convencido al concejal para meter en el grupo de trabajo al independiente Carlos 4errantes, indicándome que esta situación había creado malestar en el seno de la FEAA, comentando que si el fuese el representante en el grupo de trabajo que  no se sentaba en ninguna parte con ningún no asociado a negociar nada.

Le contesté que yo no tenia ningún poder en estos asuntos, ni tampoco tenia ningún interés en quiénes iban a componer ese grupo o no, que era una decisión del concejal y que yo solo me limita a cumplir con el compromiso, que había adquirido con él de ponerlos en contacto, si esta persona lee esto sabrá que la conversación se desenvolvió en estos términos.

Lo cierto es que más adelante Carlos 4errantes, a pesar de haber presentado sus credenciales al consistorio santanderino como participante en esa reunión, no fue convocado para la reunión entre el ayuntamiento y las asociaciones, fue recibido más tarde aparte de esta primera reunión, que cada uno saque sus propias conclusiones.

Con estos pasos yo ya había cumplido mi compromiso con el concejal o lo que es lo mismo toda la responsabilidad era de los convocados, me marché de viaje para las Islas Canarias y Santas Pascuas.

A pesar de que los ediles del ayuntamiento, según me comentaron, tenían en mente solucionar esto lo más pronto posible, no sé por qué motivos la convocatoria del grupo de trabajo se demoró varios meses. Sorpresivamente y a pesar de que había dejado bien claro ante todos de que no queria continuar ni saber nada de los asuntos autocaravanistas en el ayuntamiento de Santander, recibí vía e.mail la citación de convocatoria de reunión con el orden del día, no lo entendía?.

Lógicamente no asistí a la reunión y más adelante después de haberse celebrado esta, ante algunos comentarios suscitados por ahí, el citado correo cometí el tremendo error de publicarlo en el entonces foro de internet de acenlibertad, editando algunas frases del mismo. Después me enteré que al parecer por algunas presiones de los convocados, fui apercibido por este acto justamente por el responsable del ayuntamiento que me envió el citado correo, después de hablar con este y con otras personas del ayuntamiento y fuera de este, inmediatamente reaccioné y tomé la decisión de enviar una carta a la persona que había emitido ese correo, haciéndome cargo de los hechos, pidiéndole disculpas por ello, carta que voluntariamente y a pesar de no haberme sido solicitado, publiqué integra en el citado foro donde se habian producido los hechos, haciendo extensivas mis disculpas a cualquier participante del mismo que se sintiese agraviado o perjudicado por mis actos.

Entre otros "el de siempre" en una muestra más de su mala fe a la que a algunos ya nos tiene acostumbrados, han divulgado y hecho público por ahí, aparte de los hechos acaecidos, que la publicación de la citada carta en internet fue porque alguien me había obligado a ello, pues NO, eso es falso, nadie me obligó a publicar esa carta, lo mismo que nadie me obliga a comentarlo en este blog, lo hice porque era justo y debía de hacerlo, ya que los que no nos sentimos santos, ni vamos por la vida de ello, caminando con los pies en el suelo, nos sentimos humanos y no superhombres y somos conscientes de nuestras limitaciones y en la realidad que vivimos estas, asumimos con valentía que en algún momento de nuestras vidas podemos cometer algunos errores y estos pueden perjudicar a alguien, siendo justo que cuando estos actos se cometen el dar la cara donde sea y ante quien sea, pidiendo disculpas donde uno tenga y ante quien tenga que pedirlas, afrontando con valentía siempre la responsabilidad y asumiendo siempre las consecuencias.

Cosa muy diferente a algunos que andan por ahí de santos y perfectos por la vida levitando y creyéndose superhombres, por encima del bien y del mal, en posesión de la razón y la verdad, a estos que se creen omnipotentes JAMÁS les he visto pedir disculpas en ninguna parte por sus actos y errores, en los comentarios de este blog y en la corta historia del autocaravanismo hay varios errores o actos protagonizados por diversas personas y NUNCA les he visto disculparse por nada ni ante nadie, siempre he visto como a pesar de la evidencia estos tratan de eludir la responsabilidad no dando la cara y echándole la culpa al maestro armero. Precisamente esta forma de actuar y de asumir la responsabilidad de nuestros actos, sean estos buenos o malos, es lo que nos diferencia y en definitiva nos separa a unos de otros.

Para el lector que sepa leer entre líneas comentarle un importante detalle ¿por qué motivación los responsables del ayuntamiento santanderino y a pesar de que les había quedado claro mi decisión de no participar más y teniendo ya contacto con los representantes del autocaravanismo, me siguen enviando la citación de convocatoria y el orden del día?

El de "siempre" en uno de sus abundantes excesos y ejercicio  de falta de etica y rigor, escribe por ahi, con el mayor desprecio, que mi trabajo con el ayuntamiento de Santander a lo largo de estos años ha sido en balde?, pues no señor, entre otras cosas, mi trabajo ha servido pàra que por enesima vez y con la mayor desverguenza el se siente en una silla que los demas le hemos colocado y como siempre nos demuestre de lo que es capaz de hacer cuando se encuentra fuera del teclado de un ordenador.

Y después de todo y lo que más nos interesa a los autocaravanistas ¿qué fue lo que pasó de aquello?. Hoy en día las autocaravanas continúan apareciendo por Santander, cada vez más, y el ayuntamiento después de sentarse con los representantes, no solamente no ha hecho nada, sino, que los problemas cada vez son mayores y las autocaravanas injustamente son sancionadas casi todos los días, estén estos en el Sardinero o no, les da igual.

El ayuntamiento sabe que tiene un problema, que tiene que solucionar y tarde o temprano tendrá que hacer algo, pero también sabe que tiene muchas presiones, algunas de ellas por parte de sus votantes, algunos de los santanderinos, pero en mi opinión creo que este ayuntamiento solo movera ficha si alguna fuerza mayor le obliga. Después de sentarse con los representantes autocaravanistas y a pesar de que en ese momento estaba dispuesto a solucionar esto, de repente los ediles han cambiado, en mi opinión estos cambios quizas sean motivados porque los representantes autocaravanistas le han mostrado donde está la cuerda mas débil y por ahí es por donde ha partido esta.

La triste realidad de la voluntad de los munícipes santanderinos en tratar de solucionar los problemas, en mi opinión, hoy es esta. Si antes de la reunión con los autocaravanistas en Santander había 20 señales de prohibición para las autocaravanas recientemente han colocado más de 100, un ayuntamiento que en su intención está la de cambiar la ordenanza municipal  para favorecer la práctica del autocaravanismo en la ciudad, no se gasta el escaso dinero de sus arcas a lo tonto. Mi información es que están tratando, sin ninguna prisa, de buscar un lugar donde meternos y con ello prohibir el estacionamiento en toda la ciudad para las autocaravanas salvo en ese lugar y para eso estan blindando con señales de prohibición la ciudad, conociendo al elemento, estoy totalmente convencido, que la persona que hoy tienen al frente de las reclamaciones autocaravanistas en el ayuntamiento, traga con eso y con más.

Un detalle importante es que hoy al representante de los autocaravanistas en el ayuntamiento y que el GTP irresponsablemente ha dejado al frente, Daniel Francisco Doler, "cañonero", eludiendo ellos la responsabilidad, el ayuntamiento de Santander le ha dado un carguillo en la organización de la candidatura Santander capital cultural 2016, nombrándole embajador de Estonia, quizás sea eso lo que andaba buscando, apañados estamos, que cada uno saque también sus propias conclusiones.


Pedro Ansorena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario