lunes, 3 de mayo de 2010

Carta enviada al Subdirector de Normativa y Recursos de la DGT.

En el acto de la presentación del manual de movilidad en autocaravana en Madrid, Pablo y yo no perdimos el tiempo, la reunión nos brindaba una magnífica oportunidad para entablar conversación con los responsables de normativa y recursos de la Dgt, Señores Don Ramón Ledesma y Francisco de Las Alas, conversamos con ellos un buen rato y le trasmitimos algunas de las inquietudes o preocupaciones que como autocaravanistas teníamos, el Propio Sr, Ledesma y ante lo que le estábamos exponiendo solicito, que le documentásemos por medio de un escrito lo que estábamos comentando, haber si podía hacer algo. Hay que tener en cuenta que por aquellas fechas y por diversos motivos, ya la Dgt había decidido no continuar con los asuntos de los autocaravanistas.

Carta enviada por solicitud suya al Subdirector General de Normativa y Recursos de la Dgt.

Estimado Sr. Ledesma:

Siguiendo la indicación que tan amablemente nos dio el pasado día 2 del presente mes en Madrid, nos permitimos recordarle la, a nuestro juicio, conveniencia de que tanto la ya famosa ITC 08/V-74 como, si fuera posible, el "MANUAL" presentado en aquel día se hiciera llegar lo más pronto posible a todas las Casas-Cuartel de la Guardia Civil.

Con la intención de que pueda servir como motivación para la medida que proponemos, quisiéramos apuntar que en las últimas semanas y con la llegada del buen tiempo, se han empezado a producir situaciones de acoso, enfrentamiento e incluso alguna formulación de denuncia contra autocaravanistas correctamente estacionados en varios puntos de España que ya en algún lugar han dado pie a la convocatoria de reuniones de autocaravanistas en estos lugares conflictivos que han derivado en enfrentamientos verbales con los agentes implicados.

Estas situaciones están suponiendo gran revuelo en los foros del autocaravanismo favoreciendo la postura de los que desde el primer momento opinaron que todo lo que se estaba trabajando lo sería en balde y si teniendo ya prácticamente encima el periodo vacacional de verano no se logra una definitiva difusión de las medidas y disposiciones adoptadas por la DGT en la materia, es de temer que las situaciones citadas proliferen por toda nuestra geografía.

En nuestra opinión, la ITC 08/V-74 ha alcanzado a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, pero la realidad es que donde se producen los problemas no es en las carreteras nacionales, sino en el ámbito urbano, periurbano, las proximidades del domanio marítimo terrestre de algunos municipios atendidos por un Cuartel de la G.C. que las más de las veces no cuenta con miembros de la Agrupación de Tráfico y que tienen como única información relativa a las autocaravanas la que interesadamente pueda sugerir algún empresario de la zona bien por relaciones personales, bien por insistentes llamadas de teléfono (conocemos sobrados casos de esta situación).

Lo mismo podríamos decir de los agentes de Policía Local en aquellos municipios en los que tienen creado este cuerpo.

Todavía está por darse el primer relato de denuncia o de invitación a abandonar un estacionamiento realizado por un agente de la Agrupación de Tráfico.

Es por todo esto por lo que apuntábamos en aquella conversación la necesidad urgente de que en los cuarteles "rurales" y en los servicios del Seprona de la G. C. se reciba prontamente información fidedigna respecto al trato que según esa DGT se debe dar a las autocaravanas, haciendo hincapié en el derecho de estacionar habitando y, al mismo tiempo, indicando la necesidad de informar a los usuarios cuando se están extralimitando en sus derechos como autocaravanistas ocupando más espacio que el del propio vehículo en los aparcamientos públicos.

No conocemos con total seguridad los mecanismos o vías de transmisión que se puedan utilizar para la divulgación de estas normas, pero tenemos entendido que los Delegados y Subdelegados del Gobierno en cada Comunidad Autónoma y Provincia respectivamente, además de ser los Jefes máximos de las FyCSE en sus respectivos ámbitos territoriales, también son la máxima autoridad en materia de tráfico, actuando los Directores Provinciales de Tráfico por delegación de los Delegados del Gobierno que son los primeros representantes del Ministerio del Interior.

Desconocemos si las comunicaciones que proponemos pueden realizarse directamente desde la propia DGT a las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno, o si sería necesario que las realizase indirectamente pasando por los Servicios Centrales del propio Ministerio del Interior.

Desde nuestro punto de vista y considerando muy especialmente la proximidad de los meses veraniegos los Comandantes de Puesto de todos los Cuarteles de la Guardia Civil y los Alcaldes o los Jefes de las Policías Locales debieran recibir prontamente una copia de la ITC 08/V-74 acompañando a un oficio en el que se haga una somera explicación de sus consecuencias y de que mientras una autocaravana se encuentre correctamente estacionada, sin ninguno de los indicios que la propia Instrucción detalla como propios de la acampada, únicamente le son aplicables las normas relativas al tráfico y circulación de vehículos a motor.

Comprendemos que razones logísticas (impresión) o incluso presupuestarias pueden imposibilitar que en dicha comunicación se incluya un ejemplar del "MANUAL", pero si la DGT pudiera incluirlo en su página WEB rápidamente, si que podría señalarse el correspondiente enlace a dicho documento en la repetida comunicación, de forma que sus destinatarios pudieran acceder ya a dicho manual.

Agradeciendo una vez más, que nunca serán demasiadas, la atención que se viene prestando por esa Dirección General a los problemas del colectivo autocaravanista, reciba nuestro atento saludo.

Santander 06 de Junio de 2008.

Pablo Higuera.
Pedro Ansorena.



Pedro Ansorena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario