lunes, 21 de febrero de 2011

Ruta de senderismo entre Vilaflor y Cruz de Tea.

El pasado dia 19 de febrero, participé nuevamente junto con otros compañeros, en la ruta de senderismo organizada por el aula de naturaleza del Ayuntamiento de Arona (Tenerife). Como ya viene siendo habitual en los últimos años por parte del Ayuntamiento, con esta 1ª ruta se inicia la temporada de senderismo que se prolongará hasta el mes de junio del presente año.


La Admisión de senderistas es hasta un máximo de 25 personas menores de 65 años por orden de solicitud, que se debe de gestionar en las oficinas que tiene el ayuntamiento distribuidas en varios núcleos urbanos del municipio, donde una vez avisado de la admisión se tiene que ingresar en una cuenta bancaria, que te señalan la cuota que se fija para los gastos de participación, que en este caso ascendía a12 €.

Al igual que la anterior vez en la que participé en estos encuentros senderistas, a las 08 de la mañana los dos guías y los participantes nos dimos citas en los accesos del centro cultural de Los Cristianos, unos nos conocíamos de anteriores participaciones y otros no.


A continuación después de los saludos nos desplazamos en un autobús puesto por la organización, hasta la población de Vilaflor, población a unos 1400 Mt. de altitud sobre el nivel del mar y la de mayor altitud de todo el archipiélago canario.


Durante el recorrido por la serpenteante carretera de acceso, por un paisaje repleto de cultivos aterrazados o en bancales, nos damos cuenta y comentamos el destacado colorido y verdor del entorno, donde las pasadas lluvias y la bonanza climatológica o soleada de estos últimos dias ha hecho que la naturaleza reviente ofreciendo una explosión de color y verdor.


La floración ya hace algún tiempo que se está desarrollando en la isla, pero estos últimos dias han eclosionado en flor nuevas especies de arbustos y plantas por lo que el disfrute de la belleza que nos ofrece la naturaleza en este dia está asegurada.

Llegamos a Vilaflor y como es habitual, después de tomar un café en un establecimiento hostelero, a las 09,15 comenzamos la ruta con el sol en todo lo alto y un mar de niebla, que se disipaba poco a poco en la lejanía y en las partes más bajas del sur de la isla.

Descendemos por la población, caminando junto a la iglesia de San Pedro S.XVI y la casa capilla del Hermano Pedro, el primer Santo Beatificado de Canarias.

Hacia la mitad de la población tomando por el este, accedemos a una vieja y estrecha calzada señalizada con el correspondiente poste señalizador de ruta de senderismo, primero en una corta bajada para inmediatamente continuar por un camino empinado de una duración de una hora de marcha.

Como había presentido desde el autobús, la naturaleza nos recibe y nos acoge con toda una colección y variedad floral, mezclado todo ello con el verdor del pino canario y los colores marrones y ocres de la zona volcánica del paisaje de fondo de la parte alta al sur de la formación de la caldera del Teide y la vista de los cultivos en el entorno de la población de Vilaflor en el oeste y en la parte baja de la ladera y valle.

                                      
A partir de aquí la ruta se hace más llevadera, discurriendo esta por senderos o calzadas con un recorrido descendente y alguna pequeña ascensión, eso sí, con un poco de precaución ya que algunas zonas por la acumulación de gravas arrastradas por las recientes lluvias y el deterioro del camino o la calzada estaban un poco resbaladizas, como conocedores del terreno, siempre advertidos y señalando estas incidencias por nuestros amables guías José Pedro Martín y Nicolás Trujillo.

A las 11,30 hicimos un alto en el camino para tomar medio bocadillo y una fruta que al menos a mi me supo a gloria, espero que también a los demás.

Al igual que la anterior experiencia con el grupo de senderismo de Arona, el dia ha trascurrido lleno de cordialidad, amabilidad y la simpatía que les caracteriza a los canarios, en un ambiente de convivencia dicharachera y distendida.

Con esta sensación, a las 2,30 de la tarde alcanzamos la parte más baja del recorrido, con un paisaje más que notable de varias especies de plantas en floración, donde destacaban los tajinastes azules, una maravilla donde los guías nos enseñaros a reconocer algunas plantas endémicas de Canarias y otras.

Con la vista ya al fondo de las primeras casas de la población de Cruz de Tea, en 20' llegamos a nuestro destino, en donde nos estaba esperando el autobús en las proximidades de un restaurante (Restaurante "Las Cumbres de Abona" N-28º07'59'' W-16º35'36'') que estaba abarrotado de comensales. La instalación hostelera tiene fama en la comarca, donde se puede disfrutar comiendo muy bien y a buen precio de la cocina canaria. La próxima semana pasaremos por allí para comprobarlo.

Bueno....pues después de tomar una apetecible cerveza y un aperitivo en el bar del Restaurante nos subimos al autobús y de vuelta al punto de partida.

Terminar comentando que la jornada ha sido muy agradable, tanto en el aspecto de la convivencia, como en el extraordinario paisaje del que hemos disfrutado mucho.

Gracias a los guías y a todos los participantes.

Distancia de la ruta 12 Km.

Dificultad media.

Tiempo de recorrido 5 horas, parando bastantes veces.

Para ver otras imagenes  Pinchar aquí

Pedro Ansorena.

2 comentarios:

ARO dijo...

Magnífica ruta. Debe hacer sido muy placentero dar ese paseo en tan buena compañía.

Pedro Ansorena dijo...

Así es Aro, estas rutas de senderismo en las canarias y en esta época del año, son todo un regalo para la mente y los sentidos y si tienes la suerte de compartir con gente tan amable y agradable como los canarios la jornada es inolvidable.

Saludos desde el atlántico.

Publicar un comentario