viernes, 31 de diciembre de 2010

Año nuevo, vida nueva.

Cada vez que comienza un nuevo año, millones de personas de todos los rincones del mundo se proponen cambiar algo en su vida o en los hábitos de esta. Suena la última campanada y casi atragantados con las uvas, se suceden las felicitaciones y los besos a la familia o los mensajes a los móviles de los amigos o conocidos, pero la gran mayoría dedicamos unos minutos para pensar cómo será el año que nos espera.

Atrás se quedan los buenos y malos momentos, los excesos o los malos hábitos y nuestras reflexiones nos llevan a hacer votos para comenzar un nuevo período repleto de buenos propósitos. Unos quieren dejar de fumar, otros bajar de peso, ahorrar dinero, hacer algún viaje soñado o sencillamente disponer de la necesaria salud y economía para seguir llevando la vida adelante de la mejor forma posible.

Estos quizás sean algunos de los pensamientos y las promesas o deseos que los españoles tenemos en los primeros minutos del nuevo año. Aunque, lamentablemente, una gran parte de las metas marcadas para los próximos 12 meses se diluyen a los pocos días, incluso algunas, como la de la dieta, no llega ni a Reyes. No somos sólo los españoles quienes nos marcamos objetivos, sino todo el mundo. Quizás esta curiosa forma de deseos se deba a que los hombres funcionamos por ciclos y queremos siempre establecer las cosas por períodos.

El no conseguir algunos o todos estos deseos, quizás se deba a las prisas del mundo en el que vivimos, parece que todo lo queremos para ayer y eso evidentemente no es posible, las cosas al igual que los deseos necesitan de madurez y del tiempo necesario para que estas no solo se vayan asomando, también para consolidarse y eso nos señala que la mayoría de ellas no pueden ser para ayer como nosotros queremos o deseamos.

Senia y yo, en nuestra particular forma de ver la vida, nuestro mayor deseo, siempre que afrontamos el reto de un nuevo año es que la sociedad en general disponga de paz, trabajo y salud, esto es lo más importante para nosotros y también se lo deseamos al resto de los pobladores de este mundo.

¡Feliz año 2011!.

Pedro Ansorena y Senia Bonaechea.

6 comentarios:

stnd dijo...

Muchas Felicidades para ti y los tuyos y para todos tus lectores. Feliz 2011 !!

Pedro Ansorena dijo...

Gracias amigo, os deseo lo mismo para todos vosotros.

¡Feliz año 2011!.

villa dijo...

Que en el próximo año se cumplan todos nuestros deseos.

Feliz 2011 desde Salamanca.

FLORESTEBANEZ dijo...

Hola Pedro: Felicidades también para ti y todas aquellas personas que ames y aprecies, por supuesto también a todos los autocaravanistas que visitamos tu blog.Desde aquí te sigo ya que soy enamorada de esta forma de vida que deseamos llevar hasta sus últimas consecuencias cuando la jubilación nos lo permita a mi compañero elviajerosinprisa y a mi.
Un fuerte abrazo y salud para la libertad.

Pedro Ansorena dijo...

Gracias Florestebanez, espero al menos que lo que os cuento os sirva a algunos de vosotros para abrir el curioso espíritu viajero que la mayoría de las personas llevamos dentro, pero que a veces algunos no se dan cuenta.

Saludos.

ARO dijo...

Ojalá que los deseos que hayáis formulado se os cumplan en este nuevo año! Un saludo desde El Bosque.

Publicar un comentario