lunes, 29 de marzo de 2010

La señalización de las áreas.

Con la creación de áreas para autocaravanas, especialmente la de Liérganes, nos vemos en la necesidad de señalizar estas. Hay que tener en cuenta que en aquel momento el GPS estaba apenas en sus inicios y los autocaravanistas todavía no nos dábamos cuenta del alcance y las prestaciones que nos iba a ofrecer esta nueva tecnología para nuestros futuros viajes, nuestra mentalidad de desplazamiento en una autocaravana, aun estaba basada en el mapa y la señalización, algunos entendíamos que si no se señalizaban unos servicios que se creaban, si los usuarios no los localizaban poca utilidad podían tener estos.


Aclarar que en mi experiencia en el trato con la administración, he aprendido una cosa fundamental y que me ha servido de gran ayuda, a la administración, o se lo das todo hecho y claro o si no lo tienes muy duro para que hagan algo o muevan un dedo.

Don Ángel Bordas, alcalde de la localidad cántabra de Liérganes y una de las personas que primero se convenció en España para crear un área de servicio para autocaravanas en un ámbito municipal, por una experiencia desagradable reciente que había tenido, motivada por una sanción de la Dirección de Carreteras en Cantabria por una señalización en un cruce de la localidad, me solicitó que le ayudase a señalizar la recién creada área como le había solicitado, ya que él no sabía la señal que tenía que utilizar ni como. Esta petición me llevó a la realidad, nosotros tampoco sabíamos cómo, lo cual hizo que me pusiese en contacto con Roberto Villegas Gómez, director jefe de proyectos de la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria, persona que por mi actividad empresarial con la Demarcación, tenía acceso directo con él, concerté por teléfono una cita.

Es su despacho le planteé la situación de la señalización del área de Liérganes, el funcionario de la Administración del Estado, me aclaró, que el asunto de la señalización es una situación compleja, ya que hay que tener en cuenta que la señalización vial está sujeta a las normas y la legislación del catálogo general de señales, catálogo ley del Estado, dependiente este del RGCV.

Roberto por teléfono, me puso en contacto con Don Antonio Olivares. Jefe de Señalización Vial y Seguridad de la Dirección General de Carreteras del Estado en Madrid, compañero de universidad del Ingeniero Cántabro, con el cual concerté una cita en su despacho de Madrid.

Acudí a la cita y el alto funcionario, después de explicarle y escuchar este la situación de señalización que se nos presentaba a los autocaravanistas, al igual que Roberto, me aclaró que la señalización vial era un tema muy complejo, que el catálogo de señales se modificaba en una mesa de trabajo, que se convocaba cada varios años, donde se estudiaban y debatían todas las propuestas de modificación o mejoras, que esta mesa estaba compuesta por varios representantes de varios organismos, que cualquier modificación o propuesta acordada había que presentarlo después en Las Cortes Generales para su aprobación o no. Me informó que había una tendencia en la CEE y también en España, para disminuir la señalización y no aumentarla, por lo tanto la pretensión de incluir una nueva señal en el catálogo de señales era una tarea complicada en aquel momento de restricción.

No obstante y viendo la incidencia de futuro de lo que le presentaba, me indicó que para situaciones de este tipo y donde existan unos servicios que no tengan señal específica, el catálogo de señales disponía de una señal de servicios la S-122


con un espacio en blanco, en cuyo espacio el reglamento autorizaba a colocar un pictograma del servicio a señalizar, previa homologación de este por el órgano competente.

Me indicó los pasos a seguir, que eran los siguientes: Redactar por un técnico competente, Ingeniero de Caminos, colegiado u otro, un proyecto incluyendo el pictograma de la autocaravana o los servicios a incluir en la S-122, demostrando o justificando la incidencia social o de uso de esos servicios y la conexión con las redes de carreteras o las vías públicas, entregar este proyecto en su despacho para su estudio y posible presentación en las modificaciones del reglamento.

Nuevamente Vicente Díaz puso en práctica su oficio, realizando un diseño de la señal S-22 con el pictograma de la autocaravana en su interior.

Inmediatamente me puse en contacto con Don Miguel Alejo, ingeniero de Caminos, colegiado de Santander y amigo personal. Después de exponerle el asunto y comentarle que nosotros al ser una asociación sin ánimo de lucro, no disponíamos de fondos suficientes para estas cosas, siendo conocedor de la sensibilidad de Miguel para estas cosas y dada la confianza que tengo con él, me atreví a pedirle el favor, que si disponía de un poco de tiempo se plantease lo que le proponía como una acción altruista de futuro, comentando que quizás sus hijos o sus nietos podían disfrutar de esta forma de ocio. Miguel inmediatamente reaccionó, indicando que vería lo que podía hacer.

Transcurrido un período de tiempo prudente me llamó por teléfono diciéndome que ya tenía el proyecto visado por el colegio de Cantabria. Me solicitó donde tenía que enviarlo y le indiqué donde, aclarándome, que ya que por el proyecto redactado por él no recibía ninguna retribución económica, no deseaba que ningún oportunista se aprovechase de él. Obran copia de este proyecto, en los archivos del ingeniero, en la Dirección de Carreteras del Estado en Cantabria y en la citada dirección en Madrid.

Siempre estaré agradecido del gesto altruista de este AMIGO, gracias Miguel, sin tu aportación no se hubiese dado este importante paso.

El pictograma que se incluyó en el proyecto, fue el pictograma que ya se utilizaba en Italia y en Francia, resaltando esta incidencia.

En conversación telefónica con Don Antonio Olivares, este nos aconsejó que para la señalización de las áreas utilizásemos la señal S-122 con el pictograma que le habíamos enviado en el proyecto. Más adelante todo este proceso ha llevado otros trabajos y actuaciones, aun el trabajo está en curso, la señal final después de terminado este, con toda probabilidad será, la S-127.

Esto que narro aquí fue fundamental para autorizar la primera colocación de una señal con los servicios para autocaravanas en España en una carretera. Dispongo de los documentos de la autorización por parte del servicio de señalización vial y obras de Cantabria, hasta aquel momento habían colocado alguna señal de la autocaravana, con un pictograma x en ámbitos de autopistas privadas de Cataluña, pero estas no tenían la autorización del organismo competente.

Así mismo también este trabajo, entre otras cosas, sirve para que hoy nadie pude multar a una administración local ni a nadie por utilizar la señal que se está utilizando para la señalización de un área de autocaravanas.

Al mismo tiempo este trabajo sirvió para colocar el pictograma por primera vez en un cartel anunciador de servicios de una autovía en España.


Hoy la señalización con el pictograma de la autocaravana es una forma habitual y fácil que utiliza quien crea estos servicios y como casi siempre en la vida, cuando nos beneficiamos de algo o disfrutamos de ello, sin saber qué factores o actores han incurrido en ello. Hoy os puedo asegurar que en su momento costó mucho conseguir este pequeño, pero importante detalle, comentar también que la colocación de una señal no homologada o no autorizada en cualquier vía de ámbito nacional o regional, conlleva la apertura de un expediente sancionador por el órgano administrativo y una posible sanción de más de 6000 €, por esta experiencia el alcalde de Liérganes solicitó nuestra ayuda.

Algun "genio" de "los de siempre" en una de sus habituales sandeces y falta de respeto, este trabajo, lo califico de una "pantomima" decía sin sonrojo "que cuando se crea un área se colocaba un mástil con una señal y basta", hay que jorobarse.

Desde mi punto de vista, la colocación de una señal para localizar los servicios a utilizar por una autocaravana, trasciende mucho más allá de la simple orientación, estas señales significan un reconocimiento social y administrativo, un habito visual mas entre la población, y en definitiva un reconocimiento más hacia la normalización en todos los sentidos de nuestra actividad, estoy convencido que cuando en nuestro país se instalen un buen numero de estas señales ya nadie nos mirara con desconfianza o recelo en nuestros recorridos diarios como ahora desafortunadamente aun sucede.

Pedro Ansorena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario