lunes, 23 de marzo de 2015

Un buen lugar para disfrutar de la gastronomía canaria en el sur de Tenerife.

En el sur de Tenerife en la proximidad de la población de Guargacho (Arona) - N-28º02'44'' W-16º37'43''  (anunciado en su exterior con la imagen de un gran cordero tallado en la frondosidad vegetal de unos laureles de indias) se ubica el Restaurante "Guachinche" "El Cordero". Un lugar diferente con una oferta gastronómica de calidad y precio a tener en cuenta.





El aspecto podría parecer al de un Guachinche muy grande, pero aunque algunos de los platos que se ofrecen son similares a estos, no tiene nada que ver con los tradicionales Guachinches del norte de la isla, esto es algo diferente.





El restaurante está ubicado en una casa de agricultores rodeado de una platanera en la que se ha prolongado en ésta un espacio creado en el mismo invernadero. En el interior podemos encontrar amplios comedores, ubicados en diferentes zonas o terrazas que albergan unas 300 mesas, eso sí, la decoración es muy natural y original con diversas plantas colgantes, el lugar es algo húmedo y fresco con suelo de tierra volcánica, que junto con el trinar de los pájaros, dan al conjunto un ambiente de singularidad tropical y agradable.







La comida servida con rapidez y trato amable, destaca por una buena variedad de la cocina tradicional canaria con las ensaladas tropicales, parrilladas de carne acompañadas de papas, gofio, garbanzas, cordero etc, el trato es muy agradable y los precios son populares entre 15 y 20 € por persona.





Al final de la comida y con la cuenta, la sorpresa salta cuando, te obsequian con un puñado de exquisitos plátanos cogidos de la platanera, todo un placer. Tambien te ofrecen productos de la explotación agrícola, como las papayas, que se pueden comprar frescos y a buen precio.

Pedro Ansorena.

domingo, 1 de marzo de 2015

"Lo que ha conseguido Grecia".

"La semana pasada, tras mucho teatro, el nuevo Gobierno de Grecia llegó a un acuerdo con sus acreedores. A principios de esta semana, los griegos aportaron algunos detalles sobre el modo en que pretenden cumplir las condiciones. Entonces, ¿qué tal ha ido?.

Bueno, si hiciésemos caso de muchas de las noticias y artículos de opinión de los últimos días, pensaríamos que ha sido un desastre; que ha sido una "rendición" por parte de Syriza, la nueva coalición que gobierna en Atenas. Y parece que algunas facciones de la propia Syriza también lo creen así. Pero no es cierto. Por el contrario, Grecia ha salido bastante bien librada de las negociaciones, aunque las grandes batallas todavía están por venir. Y al salir bien parada, Grecia le ha hecho un favor al resto de Europa.

Para encontrarle sentido a lo que ha pasado, hay que entender que la controversia más importante tiene que ver con una sola cifra: la magnitud del superávit primario de Grecia, la diferencia entre los ingresos y los gastos públicos, sin contar los intereses sobre la deuda. El superávit primario mide los recursos que Grecia transfiere de hecho a sus acreedores. Todo lo demás, incluido el valor nocional de la deuda —que en este momento es una cifra más o menos arbitraria, que incide poco en la cantidad que se espera que pague Grecia— solo tiene importancia en la medida en que afecte al superávit primario que Grecia se ve obligada a asumir.

El hecho de que Grecia tenga un superávit —dada la crisis con proporciones de depresión en la que está sumida y el efecto de esa depresión sobre los ingresos— es un logro extraordinario, la consecuencia de unos sacrificios increíbles. No obstante, Syriza siempre ha dejado claro que tiene la intención de seguir acumulando un pequeño superávit primario. Si les molesta que las negociaciones no hayan dejado margen para una abolición completa de la austeridad, un giro hacia el estímulo fiscal keynesiano, es que no estaban prestando atención.

En realidad, la pregunta era si Grecia se vería obligada a imponer todavía más austeridad. El anterior Gobierno griego había accedido a aplicar un programa con el que el superávit primario se triplicaría durante los próximos años, lo que tendría un coste inmenso para la economía y los ciudadanos griegos.

¿Por qué aceptaría cualquier Gobierno algo así? Por miedo. En esencia, los sucesivos dirigentes de Grecia y otros países deudores no se han atrevido a cuestionar las desorbitadas exigencias de los acreedores, por miedo a ser castigados (a que los acreedores les dejasen sin financiación o, aún peor, hundiesen su sistema bancario si se mostraban reacios a unos recortes presupuestarios cada vez más drásticos).

Entonces, ¿se ha echado atrás el actual Gobierno griego y ha accedido a tratar de alcanzar esos superávits demoledores para la economía? No. De hecho, Grecia ha conseguido para este año una flexibilidad que no tenía, y la forma de referirse a los superávits futuros es poco clara. Igual podría significar algo que nada.

Y los acreedores no han cerrado el grifo. En vez de eso, han puesto a disposición de Grecia una financiación que le permita salir adelante durante los próximos meses. Por así decirlo, han atado a Grecia corto, y esto significa que la gran batalla sobre el futuro todavía no se ha librado. Pero el Gobierno griego no ha consentido que lo echen a patadas y esto es, por sí solo, una especie de victoria.

¿A qué se debe entonces tanta información negativa? A decir verdad, la política fiscal no es el único problema. También había y hay debates sobre cosas como la privatización de los bienes públicos, respecto a la que Syriza ha acordado no revocar los pactos ya firmados, y la regulación del mercado laboral, donde parece que se mantendrán algunas de las “reformas estructurales” de la época de la austeridad. Syriza también ha accedido a castigar con dureza la evasión fiscal, aunque a mí se me escapa la razón por la que recaudar impuestos parece ser una derrota para un Gobierno de izquierdas.

Aun así, nada de lo que acaba de pasar justifica esa retórica del fracaso que se ha impuesto. De hecho, mi impresión es que estamos contemplando una infame alianza entre los escritores de izquierdas con expectativas poco realistas y la prensa empresarial, a la que le gusta la historia de la debacle griega porque eso es lo que se supone que les pasa a los deudores arrogantes. Pero no se ha producido ninguna debacle. Al menos de momento, Grecia parece haber puesto fin al ciclo de la austeridad cada vez más despiadada.

Y como he dicho, con ello, Grecia le ha hecho un favor al resto de Europa. Recuerden, en el telón de fondo del drama griego hay una economía europea que, a pesar de las cifras positivas que registra últimamente, todavía da la impresión de estar cayendo en una trampa deflacionista. Europa en su conjunto necesita desesperadamente acabar con la locura de la austeridad, y esta semana ha habido algunos indicios ligeramente positivos. En especial, que la Comisión Europea ha decidido no multar a Francia e Italia por sobrepasar sus objetivos de déficit.

Imponer estas multas habría sido demencial, dada la realidad del mercado; Francia puede adquirir préstamos a cinco años con un tipo de interés del 0,002 %. Así es, el 0,002 %. Pero hemos visto muchas locuras similares durante los últimos años. Y hay que preguntarse si la historia griega ha tenido algo que ver con este brote de sensatez.

Mientras tanto, el primer deudor real que se ha rebelado contra la austeridad ha empezado con buen pie, aunque nadie lo crea. ¿Cómo se dice en griego: “Tranquilos, y adelante”?".

Por el Premio Nobel de economía Paul Krugman.

Fuente de información:

http://reporte24.es/article/226835/lo-que-ha-conseguido-grecia

lunes, 23 de febrero de 2015

La metáfora mal entendida.

"Llamamos “metáfora” a un recurso del lenguaje mediante el cual vaciamos una expresión de su significado común para dotarla de un sentido abstracto, figurado. Por ejemplo, si decimos “tiene la boca de fresa” sabemos de inmediato que esas palabras no pueden implicar un significado literal, pues la boca es de carne y no de frutos del bosque. Al oír esa expresión, advertimos en cuestión de milisegundos la incongruencia del significado, y buscamos enseguida el sentido imaginario para conectar los valores de la fresa con la imagen de la boca. Así funcionan por lo general las metáforas.

Hemos escuchado hace poco: “El esfuerzo del Atlético ganó el partido”. Estamos ante otra metáfora, pues el esfuerzo solo no gana nada. Ahora bien, ayuda a que se marquen los goles necesarios. Y al expresar la idea así, silenciamos unas cuantas palabras para concentrar el mensaje y lograr un énfasis que el enunciado plano no ofrecía; del mismo modo que no decimos “tiene una boca cuya textura imagino igual a la de una fresa” sino “tiene una boca de fresa”.

Pero el uso de las metáforas en nuestra pobre retórica moderna incurre a veces en ciertas trampas. La eficacia de ese recurso expresivo requiere la colaboración de quien recibe el mensaje, porque ha de poner lo que falta. Y para ello, tiene que conocer el contexto necesario; saber, por ejemplo, que las fresas son sabrosas y que se precisa esfuerzo para ganar al Real Madrid.

En ciertos debates, sin embargo, aparece una metáfora cuestionable al abordar el caso de Tania Sánchez, concejal de IU en Rivas-Vaciamadrid (80.000 habitantes). Un periodista habitual de las teletertulias repite y repite que ese Ayuntamiento madrileño “le dio 1,2 millones de euros” al hermano de la edil. Quien disponga del contexto adecuado sabrá que “le dio” no significa “le dio”, sino que el hermano en cuestión administraba una cooperativa, que ésta firmó contratos para prestar servicios culturales al municipio entre 2002 y 2008, que la cooperativa cobró por esas prestaciones y que el dinero fue a parar en su mayor parte a los trabajadores que las hicieron posibles; que en esas decisiones participó el padre de Tania Sánchez pero no ella, que la concejal tuvo relación solamente con uno de esos contratos (136.000 euros) y que éste se adjudicó por unanimidad en la comisión correspondiente, por lo cual su voto no resultó ni siquiera decisivo. Quien conozca todo eso entenderá una metáfora técnicamente correcta como “tu Ayuntamiento le dio 1,2 millones a tu hermano” (a veces “a la empresa de tu hermano”).

No obstante, quien desconozca los datos que acabamos de recordar (el contexto) escuchará simplemente “le dio 1,2 millones a tu hermano”, y quizá no le otorgue un sentido sino sólo un significado. Es decir, el espectador puede quedarse en el valor literal de cada palabra si no aprecia incongruencia entre los términos que oye.

Los crédulos entenderán, por tanto, que Tania Sánchez le regaló a su hermano 1,2 millones por su cumpleaños; y los escépticos, que el periodista está soltando una mentira tan grande como la catedral de Burgos, pues no les parecerá fácil extraer todo ese dinero de una caja municipal para dárselo a un familiar en un callejón oscuro.

Por otro lado, alguien puede decir “la empresa de tu primo” aunque el primo tenga en ella un trabajo eventual de media jornada y mal pagado; pero también “la empresa de Secundina” cuando se refiera a su dueña, y aunque se trate asimismo de “la empresa de tu primo”. Sólo los datos previos que conozca el receptor le evitarán confundir los dos tipos de propiedad.

Así pues, nos preguntamos si será tramposa la intención de quien usa palabras comprensibles para unos pocos a riesgo de que otros muchos las entiendan de forma errónea, y si se puede asegurar sin mayor precisión “tu Ayuntamiento le dio 1,2 millones a la cooperativa de tu hermano”.

Sabemos que, bien por la ceguera o bien por el cierre de los ojos, en Rivas no se guardó la debida distancia ética entre familiares; pero también nos damos cuenta de que la metáfora puede convertirse, quizá sin querer, en una forma de la mentira".

Por Álex Grigelmo.

Fuente de información:

sábado, 21 de febrero de 2015

Venta de autocaravana de 2ª mano en Cantabria.

Visto el éxito de la venta de la autocaravana que hace unos días publicamos en este espacio. El amigo José nos envía algunos de los detalles de su autocaravana que ha decidido vender.





Al igual que la anterior, esta autocaravana támbien la conozco y creo que es una buena oportunidad de compra. Puedo dar fe que está muy bien conservada, ya que su dueño es un manitas y la mantiene como nueva. Durante el tiempo que ha estado en sus manos, la autocaravana se ha guardado siempre en garaje, sus dueños nunca han fumado en ella y le ha incorporado muchas mejoras.





El modelo es una INTEGRAL BÜRSTNER -  i647 ELEGANCE del año 2002 de 6 plazas, color del vehículo blanco. Actualmente tiene 90.500 Km. Incorpora un motor Fiat diesel 2.8 JTD de 130cv con reprogramación electrónica a 150cv, 2 camas de 140x200, cierres de seguridad en todas las puertas, asientos delanteros giratorios, espejos eléctricos con calefacción, 2 baterías habitáculo, instalación de  placa solar, aire acondicionado en cabina y en habitáculo marca Dometic de 230v, toldo FIAMMA, calefacción por medio de un boiler Truman, de aire y de agua en ruta, WC y ducha juntos, lavabo solo, luces de interior de leed, suspensión neumática, bola de enganche, garaje grande con armarios y acceso desde el habitáculo,  gran comedor y otras mejoras.

Contacto:

Tfn. 620982274 y 942895055      traidas@traidas.jazztel.es

Quienes estén interesados, pulsando en el siguiente enlace, támbien pueden ver otros detalles.


Nota:

Desde Cosasdelautocaravanismo queremos comunicar que la publicación de estas informaciones de venta de autocaravanas, solo responde a la petición de los propietarios de los vehículos, publicando en este espacio una información más que creemos pudiera ser de interés para los lectores del blog, sin ningún ánimo de lucro por nuestra parte y sin mediar en ninguna valoración económica.

Pedro Ansorena.