lunes, 27 de febrero de 2017

Opinión sobre las Leyes de Turismo de las CC.AA. y el uso que se le da a las áreas de autocaravanas.

Desde hace mucho tiempo algunos empresarios de camping ambicionan y pretenden, sea como sea, meter a las autocaravanas en los campings. Principalmente los de Cantabria, mi región, que es donde más conozco la situación y donde también, con la primera creación, en los inicios de los años 2.000, de las áreas de servicio para autocaravanas en esta región y  en España, al estar implicado en la reivindicación autocaravanista por aquel entonces,  he tenido que soportar y sufrir por parte de esta gente sus oscuras maniobras con algunos administradores públicos, a los que por nuestra parte se estaba tratando de convencer. Estos trataban de confundirlos  sobre la actividad que desarrollan las autocaravanas, sugiriéndoles que esos vehiculos y sus ocupantes tenían que ir a los campings.

Estas maniobras de los citados empresarios y de algunos intereses más, no solo han ocurrido y ocurren en la Comunidad Autónoma Cántabra, también en otras regiones de España. Estos hace mucho tiempo que andan buscando que las Consejerías de Turismo promulguen alguna legislación de ámbito regional, que favorezca sus ambiciones e intereses y la verdad es que últimamente, por el comportamiento, a mi modo de ver, irresponsable de algunos autocaravanistas a la hora de utilizar su autocaravana, estos  se lo están poniendo "a huevo".

Ante situaciones como estas y viendo la necesidad de tratar de  regular la actividad autocaravanista y las autocaravanas, como vehículo en la Ley de Tráfico y no dentro de las leyes de Turismo, como se pretende, a principio de la década del 2000, algunas personas nos vimos en la necesidad de implicarnos en la formación de algunos grupos de representación de los autocaravanistas como la P.A.C.A. etc., trabajando en estos, para conseguir algunos documentos   como la instrucción de tráfico 08/V-74 y otros, que, como fruto del trabajo de otros compañeros, han ido apareciendo por ahí, documentos que tratan de aclarar y de alguna forma proteger la actividad de las familias que viajamos en autocaravana.

Desde entonces a esta parte ha trascurrido más de una década y algunas personas, por la lógica del tiempo y porque, en estas cosas como en otras, uno debe de retirarse y dejar paso a otras personas que aporten trabajo y otras ideas que continúen con la labor iniciada, algunos nos hemos retirado de la reivindicación dando paso a otros compañeros.

Con el paso del tiempo y fruto de este trabajo se han creado más grupos de representación de ámbito territorial e incluso la federación de autocaravanistas F.E.A.A. de ámbito nacional, creando con ello también, entre otras cosas, un buen número de áreas de servicio para autocaravanas en todo el territorio español.

Desde mi punto de vista, España, en los últimos años, ha experimentado un gran avance en lo que se refiere al reconocimiento de la actividad que desarrollan las autocaravanas, con la creación de espacios de servicio y pernocta  para éstas y eso debemos agradecérselo al trabajo realizado por estos compañeros y las asociaciones que representan. Pero, a mi modo de ver tambien, en el desarrollo y el uso de esos espacios para las autocaravanas, no todo han sido aciertos, creo que en muchos aspectos el uso que hoy se le está dando a algunas áreas de autocaravanas, si lo que pretendemos es utilizar esta para viajar aparcando y no para acampar, creo que nos está perjudicando. 

Creo que después del tiempo trascurrido desde el inicio de las reivindicaciones, es buen momento para tomar una lectura y hacer una reflexión sobre el uso que, en muchos casos, se le está dando a la autocaravana y la distintas motivaciones que parece que algunos tenemos al adquirir éstas.

Por ejemplo, mi mujer y yo somos personas, que nuestro principal objetivo y motivación a la hora de comprar una autocaravana ha sido adquirir un medio que nos facilite el desplazamiento y la estancia para visitar y conocer lugares que nos ofrezcan un atractivo dentro del patrimonio natural o cultural, por lo tanto, nosotros no somos campistas, somos viajeros y con el paso del tiempo, hemos llegado a la conclusión que lo único que necesitamos en nuestros desplazamientos para viajar  por ahí, son lugares donde hacer nuestros servicios de carga y descarga (de pago o gratuitos, nos da igual) y un lugar para aparcar nuestro vehículo por un tiempo limitado y acorde con el interés de la visita, un lugar situado lo más próximo posible de nuestros puntos de destino o un lugar para pasar la noche (de pago o gratuito, nos da igual) que nos ofrezca una razonable seguridad y lo más discreto o tranquilo posible. Este aparcamiento no tiene porque ser exclusivo para autocaravanas, ni tampoco nos importa que este compartido con otros vehículos.

A esta es la conclusión a la que hemos llegado después de recorrer por ahí más de 330.000 Km por diversos países y lugares. Al principio pensábamos que las áreas de autocaravanas eran la mejor solución para viajar con una autocaravana, pero después de los años y después de asistir al espectáculo del uso que muchos autocaravanistas dan en las áreas, acampando descaradamente en ellas, sacando de las autocaravanas todo tipo de enseres, incluso utilizando dos espacios de aparcamiento para montar "su corralito" de toldo con toldo, especialmente cuando viajan varios vehículos juntos, impidiendo con ello, que ante la saturación de las áreas, que otro compañero pueda aparcar su autocaravana y pasar la noche hoy pensamos que estábamos equivocados. 

Este desagradable espectáculo en el uso no solo se da en las áreas de España, también en toda Europa, de una forma o de otra, percibes lo mismo. Esta situación lo hemos visto en muchas partes, pero nos ha llamado la atención Francia, país al que muchos autocaravanistas magnifican y parece que sueñan parecerse a él. Nuestra sensación es muy diferente, hoy después de viajar y utilizar las áreas de autocaravanas del país galo en varias ocasiones,  pensamos que, en Francia, acampar en la mayoría de las áreas de autocaravanas que hemos frecuentado parece la norma general. Yo me pregunto ¿ es esto legal o no? no lo sé, pero lo que si estoy seguro es que, hoy con la ley en la mano no se debería de actuar así, para esa forma de actuar y utilizar la autocaravana, están los camping o los lugares de acampada y no los espacios de aparcamiento de las ciudades, pueblos o espacios naturales, ni tampoco las áreas de autocaravanas y si a algunos no les gusta, lo que desde mi punto de vista deben de hacer, es trabajar para cambiar las leyes y si convencen a la administración y se cambian estas que les permitan hacerlo, que acampen, pero mientras tanto lo que les recomiendo  que deben de hacer es respetar, ya que su comportamiento perjudica a quienes entendemos la vida de otra forma.

Ante esta situación, que aprovechan muy bien algunos interesados que andan detras de nosotros, buscando  que las administraciones autonomicas nos regulen por las leyes de Turismo y no por las de tráfico como deberia de ser lo razonable, documentando y argumentado a estas con algunas imagenes de lo que algunos hacen por ahí, algunas Consejerias de turismo parece que, ante la evidencia que se les muestra, han  comenzado a tratar de regular las áreas de autocaravanas dentro de las leyes de Turismo. 

¿ A alguno le puede extrañar que las Comunidades Autónomas con las Leyes, Reglamentos o Decretos a su alcance y en vista de lo que algunos interesados les muestran, traten de regular las áreas de autocaravanas? pues, desde mi punto de vista, no, asi, que quienes se han comprado una autocaravana y  pretendan utilizar éstas para acampar, me parece muy bien, que la administración los regule y que cada palo aguante su vela, que algunos lo único que pretendemos es viajar por ahí como cualquier vehículo y su actuación también nos perjudica, ya que ante el desconocimiento de algunas cosas, la sociedad y la administración suele caer en la tentación de vernos o medirnos a todos por igual o con la misma vara.

Para finalizar comentar, que a quienes entendemos la vida, a la hora de utilizar la autocaravana como vehículo y dentro de los limites que señala la instrucción de trafico 08/V/74, de otra forma, o sea esta nuestra aspiración, para movernos por ahí, lo que necesitamos son más puntos de servicio, para vaciar y reponer nuestros depósitos (de pago o gratuitos, nos da igual), y el reconocimiento y derecho para aparcar como cualquier otro vehículo en los aparcamientos de las ciudades, pueblos o espacios naturales que visitamos y menos áreas exclusivas para autocaravanas que motiven o en cierta forma faciliten la acampada, y para quienes quieran acampar, les sugiero que utilicen los camping o lugares de acampada, que para eso están y no se lamenten tanto por ahí porque, después de lo que hacen, la administración les trate de regular.


Pedro Ansorena.

3 comentarios:

amonasterio dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con la definición que haces del autocaravanismo en el parrafo donde defines como lo entendeis tu mujer y tu, creo que somos muchos asi que ademas no estamos obsesionados con la gratuidad y que nos molestan profundamente los "campamentos parecidos a los de los gitanos franceses" en las que algunos lugares tolerados o no y con un caos de nombres y definiciones estan proliferando.
Antonio Monasterio

Pedro Ansorena dijo...

Gracias por tus comentarios Antonio. Nosotros entendemos la autocaravana de esa forma que he comentado, pero parece que por lo que hacen no todos los autocaravanistas lo ven así. ¿ Si no respetamos, como podemos pedir que se nos respete?, creo que hay reside uno de nuestros problemas. Saludos.

Unknown dijo...

Pedro,

me sumo a tu visión del autocaravanismo, cuando compramos nuestra autocaravana, hace un año, lo hicimos basados en la movilidad que nos brindaba la misma y la posibilidad de vivir esa movilidad en todas sus facetas, es de admiración el trabajo que habéis realizado, para conseguir una regulación desde trafico y no desde turismo, todavía nos queda mucho por caminar.

Publicar un comentario