lunes, 7 de noviembre de 2016

Impresiones del día a día de un viaje en autocaravana a Rumanía en la primavera del 2016.

El dia 6 de mayo de 2016, una vez más y como ya viene siendo habitual desde hace varios años, nos subimos  a nuestra pequeña casa móvil (la autocaravana) e iniciamos nuestro viaje de primavera, viaje que esta vez nos lleva rumbo a Rumanía. Un viaje en el que, sin ninguna prisa, viajamos siempre que podemos fuera de las vías de peaje, por carreteras nacionales y autovías, por el sur de Francia, La Liguria italiana, EL Piamonte,  la ciudad de Venecia (donde paramos un par de dias), continuando por la frontera de Trieste para abordar Eslovenia y su capital Ljubljana, continuando ruta hasta la frontera Magiar de Hungría, continuando por Budapest hacia la frontera de este país con el noroeseste de Rumanía, país en el que durante más de un mes de viaje, recorrimos todas las regiones.


Como es nuestra costumbre viajera, durante todos estos años que hemos viajado por ahí, siempre tenemos presente que el viaje en sí mismo es una de las mayores motivaciones, este nos ofrece   suficientes alicientes y atractivos para impulsarnos a movernos por ahí. Lo hacemos un poco a la aventura y sin prisa,  disfrutando siempre de lo que nos encontramos en la ruta que es como más nos gusta a nosotros viajar, sin saber nunca donde vamos a pasar la noche, todo depende de las dificultades o facilidades de movilidad que se nos presenten durante la jornada, en el día a día del viaje y los atractivos que encontremos en la ruta, intentamos viajar sin metas fijadas, sin ninguna fecha prevista, ni de visita a los lugares, ni de regreso, una situación que por nuestra experiencia viajera nos indica que es como uno viaja más tranquilo y relajado .


El dia 6 de mayo, día de nuestro inicio del viaje en Santander, hemos viajado hacia la frontera de Hendaya, continuando ruta por el país galo, viajando sin prisa por carreteras nacionales y autovías sin peaje, disfrutando del viaje y los atractivos que éste  nos ofrece del paisaje primaveral y la belleza de las poblaciones por las que cruzamos. Al final de la jornada terminamos el día en la ciudad medieval de Carcassonne, pernoctando en un aparcamiento, junto a medio centenar de autocaravanas, en las proximidades de la muralla y la entrada  principal a la famosa "Cite".

Aparcamiento pernocta N-43º12'19'' E-2º22'23''. Km. 627.

Día 7 de Mayo.

Por la mañana temprano hemos dado un paseo intramuros, por la bella y famosa ciudadela de "la Cite", que aunque ya la hemos visitado en diversas ocasiones, no podemos desaprovechar la ocasión para disfrutar de nuevo de esta maravilla. A las 12 de la mañana continuamos ruta, siempre por carreteras sin peaje, viajando hacia Perpiñán, continuando por "la Costa Azul" gala, desplazándonos por el Parque Nacional de La Camargue y la desembocadura del Río Ródano, la circunvalación de la ciudad de Marsella, continuando viaje hacia Niza, finalizando la jornada en el aparcamiento de unas bodegas de vino, junto a media docena de autocaravanas francesas,  después de superar Marsella, en la población de San Maximino, a unos 70 Km de Frejus.

Aparcamiento pernocta N-43º27'13'' E-5º52'16''. Km. 1004.


Día 8 de mayo

A las 10 de la mañana, sin prisa, continuamos viaje por "la Costa Azul", viajando por Frejus, Cannes, Niza, Villafranche, Mónaco, dejando Francia por la frontera de Mentón, para continuar viaje por "la rivera de las flores italiana", hasta San Remo, lugar donde aparcamos nuestra autocaravana en un aparcamiento de pago al lado del mar mediterráneo. Después de dar una paseo para estirar las piernas, por el bonito centro de la ciudad, nos retiramos a pasar la noche y descansar en la autocaravana, acompañados por una veintena de compañeros autocaravanistas.

Aparcamiento pernocta N-43º48'08'' E-7º44'52''. Km.1213.

Dia 9 de mayo.

Ha estado toda la noche lloviendo y aunque al comenzar el dia ha parado, la mañana amenaza lluvia. La Liguria italiana, es una región con un territorio sinuoso y escarpado, ya que en esta parte del país trasalpino la montaña alpina se acerca a besar el mar Mediterráneo. En otros viajes hemos viajado por la zona, por carreteras nacionales, es una zona preciosa por la que merece la pena viajar, pero está muy habitada y hay que cruzar la ciudad de Génova prácticamente de lado a lado, por lo tanto, como ya lo conocemos y sabemos la dificultad de circular con la autocaravana por esta zona, esta vez, como el día tiene una climatología adversa, hemos decidido viajar  por autopista.


La autopista que nos conduce desde San Remo hasta Génova y después hasta la región del Piamonte, tiene más de cien  túneles y una camionada impresionante, así que esta primera parte hay que tomársela con tranquilidad, atentos a la circulación y, si ésta te deja lugar, disfrutar del paisaje de bosque y valles que nos acompañan en la ruta. 

Después abordamos la segunda parte del dia, una ruta más llana fruto de la labor, que durante milenios, ha desarrollado del Río Poo. En esta parte del viaje se circula mejor y vamos más relajados, por lo tanto, nos animamos a continuar hasta Venezia.

Aunque no somos muy amigos de quedarnos en los campings, Venezia es uno de los lugares que merece la pena hacerlo, ya que aunque hay áreas de autocaravana  en la zona, la facilidad de desplazamiento a visitar la ciudad, que nos ofrecen algunos campings, merece la pena.


Elegimos en la zona de Mestre el camping Fusina, en el que ya hemos estado en otras ocasiones, pero aunque un poco caro (35 € por noche), es un camping que está muy bien y las autocaravanas las colocan en un frente sobre la Laguna con unas vistas impresionantes.


En Venecia hemos estado ya varias veces, pero ante tan impresionante ciudad llena de atractivas bellezas, uno no puede estar cerca sin padecer la tentación de darse un paseo por los canales, la plaza de San Marcos y aledaños etc.

Pernocta en el Camping Fusina N-45º25'09'' E-12º15'21''. Km. 1742.

Día 10 de mayo.

A las diez de la mañana tomamos el vaporetto frente a la entrada del camping que nos traslada hasta el centro de la ciudad, por la que estuvimos disfrutando de esta buena parte de la jornada. Que podemos decir nosotros de Venecia........ que no se haya dicho ya, simplemente que cuanto más la visitas más te gusta, cada día y cada época del año es diferente, te ofrece colores, tonos o matices distintos y cada vez más bellos, una maravilla.



Dia 11 de mayo.

La mañana amanece lloviendo y no tiene pinta de parar. Durante el desayuno, vemos desde nuestra casa móvil pasar, por el canal que tenemos enfrente, los barcos mercantes y cruceros de diversas nacionalidades, surcando las aguas del canal en el final o inicio de sus singladuras por esos mares y océanos del Mundo, con destino o inicio del puerto veneciano de Mestre y Venezia, navegan tan próximos a donde estamos aparcados que se siente el ruido con claridad del rugir de sus motores, que recuerdos me traen a mi ese sonido y esas imágenes de cuando era joven.....

En fin.....que viendo como se presenta el dia, después de hacer la descarga de la autocaravana de aguas, váter y carga de agua  en las instalaciones que tiene preparadas el camping para las autocaravanas, pagamos la factura e iniciamos rumbo, esta vez por carreteras nacionales, cruzando poblaciones y zonas de cultivo de viñedo y maíz con una agricultura que se ve  muy desarrollada, dirección a la frontera de Trieste con Eslovenia, para seguir ruta hacia su capital Liubliana.


La primera parte del viaje discurre por una gran llanura  provocada por los abundantes ríos, que procedentes de Los Dolomitas desembocan en el Mar Adriático.

Comimos y descansamos en la autocaravana nada más superar la ciudad de Trieste y pasar la frontera, continuando viaje hasta Liubliana por una carretera nacional que, a pesar de la constante lluvia del día, te ofrece un paisaje de pueblos y praderas rodeados de pequeños montes y bosques de vegetación autóctona, con árboles y arbustos de hoja caducifolia y algunas plantaciones de pino abeto, todo ello muy verde y bonito. 

La ruta es tranquila porque hay poca circulación, ya que ésta se desplaza en su mayoría por la autopista, que discurre paralela a nuestra ruta y que con la adquisición de una viñeta, ésta es barata y quien tenga prisa le resulta más cómodo desplazarse.

Viajando por el territorio de las ciudades y pueblos de los países que recorremos, uno percibe muchas cosas interesantes, por ello, ya he comentado anteriormente, que el viaje es si mismo es una motivación más que suficiente para moverse por ahí.


Por ejemplo, durante estos dias de viaje por Francia y por Italia (aunque en otros viajes ya hemos tenido la misma sensación), hemos percibido de nuevo las diferencias de cultura y mentalidad que a pesar de la corta distancia kilométrica que hay entre nosotros y nuestro origen latino, cuando viajas por las carreteras de Francia, encuentras los pueblos semidesiertos, sin gente, solo hay algo de ambiente a primera hora de la mañana (esta gente madruga mucho) y uno de los hábitos de vida que parece tienen, es acercarse de mañana temprano a las boulangeries, pasticerias o mercadillos a hacer las compras que es donde parece que desarrollan su mayor vida social, pero de una forma que percibimos demasiado rígida o seria, lo que se acentúa que a partir de las tres de la tarde, donde normalmente, ya no se ve ni un alma cuando cruzas algún pueblo o te detienes a dar un paseo por él, para relajar un poco las piernas y la mente  del viaje del día, desde luego que la sensación que uno tiene es que los franceses con respecto a nosotros viven una vida algo austera.

Por otra parte, en Francia la mayoría de vehículos que encuentras en las vías de circulación, son vehículos  de origen de las marcas francesas, predominan los utilitarios frente a los de gama alta, a diferencia de nosotros los españoles, que a pesar de nuestra economía, muy en precario, cada vez se ven más vehículos de gama alta de importación en nuestras carreteras, esto creo que representa un modelo de mentalidad social muy diferente a la de los franceses, donde el vehículo que uno utiliza no sirve solo para facilitar la movilidad, si no para quizás demostrar un nivel social frente a nuestro vecino, o sea, que por lo que se percibe del parque automovilístico en Francia, nosotros creemos, que éste para los franceses, no es un modelo social y si un medio de trasporte y movilidad.


Todo esto cambia cuando cruzas la frontera con Italia, de inmediato percibes en la primera población que circulas o te detienes en ella, no importa la hora del dia, una sensación diferente, gente que camina de un lado para otro, o está en las calles y plazas conversando unos con otros gesticulando con todo su cuerpo lleno de mímica, lo que quiere trasmitir al de enfrente, una sociedad donde se percibe una vida social muy intensa, donde la gente vive en la calle y con los vecinos.

Este modelo de la sociedad italiana, tiene un aspecto que también se asimila al español, cuando circulas por sus carreteras, aquí si se perciben muchos vehículos de gama alta y superior, como los Ferrari. Ante esta imagen pensamos que en Italia al igual que en España, el coche que posee mucha gente si representa o trata de representar un modelo social y no de uso utilitario.

En fin....que con estas sensaciones y otras, a las cinco de la tarde llegamos a Liubliana y encontramos aparcamiento para pasar la noche al lado de la estación central, a 15' caminando del centro ciudad.


Nada más aparcar la autocaravana, como era pronto, a pesar de la lluvia, que no paraba, con la ayuda de nuestros paraguas decidimos dar un paseo por el centro, que aunque la ciudad ya la hemos visitado en dos ocasiones, es una ciudad muy bonita, de la que guardamos muchos  recuerdos.

Mañana si el tiempo lo permite, por la mañana daremos de nuevo un paseo hasta el centro histórico y si es posible hasta el castillo, pero si continua la lluvia, seguiremos viaje hasta la frontera con Hungría.

Aparcamiento pernocta en la proximidad de la estación del ferrocarril  N.46º03'27'' E-14º30'29''. Km.2012.


Dia 12 de mayo.

Nuestro plan de visitar por la mañana la bonita ciudad de Ljubliana, se ha truncado, la lluvia continua y no tiene pinta de parar, así que sobre las diez de la mañana tomamos la decisión de continuar viaje hacia el este y dirección Hungría y su capital   Budapest, que dista unos 460 Km de donde estamos, que es por donde nos marca la ruta  el TomTom, siempre viajando por carreteras nacionales. 

Nos marchamos de aquí con pena de no dar un paseo de mañana por el casco antiguo y su ambientado mercado de todos los dias, que ya conocemos, pero que deseamos volver a vivir, pero dadas las dificultades meteorológicas, no tenemos más remedio que seguir viaje hacia nuestro destino principal de este, Rumanía.


Eslovenia y la ciudad de Liubliana, asi como los países de la recién extinguida confederación yugoeslava, ya los hemos visitado ampliamente hace algunos años en dos ocasiones. La primera vez que visitamos Liubliana, fue  en el año 2002,  recién terminada la guerra de los Balcanes. El motivo fue acercar  hasta aquí a nuestros familiares Juan Torres y Sarito. Nuestro viaje estuvo motivado porque mi cuñado Juan a pesar de haber cumplido el servicio militar en aviación, es un poco "cagueta" y por alguna extraña razón, no se atreve a viajar en avión, quizás esta situación  ha sido derivada de su anterior experiencia en la aviación, así que nosotros con nuestra autocaravana nos ofrecimos a acercarlos hasta aquí para visitar a su hijo Luis que por aquel entonces estaba prestando apoyo humanitario, dentro de la Embajada Española, a los Eslovenos y los Croatas.

La primera sensación que nos dió por aquel entonces  la ciudad de Liubliana, fue muy buena y con la ayuda de la información que sobre esta gente y sobre el conflicto bélico y sus consecuencias, nos aportó nuestro sobrino Luis, sacamos muchas conclusiones positivas sobre la ciudad, la gente de Eslovenia y de Croacia, con los que él ya había trabajado y tenía algún conocimiento superior al nuestro, un punto de vista muy diferente a lo que nos ha venido contando  nuestra prensa en España sobre el triste conflicto de Los Balcanes.

A las diez de la mañana continuamos nuestro viaje en medio de la lluvia que no cesaba, circulando por un paisaje prealpino de colinas, valles y bosques cruzando pequeñas ciudades y poblaciones rurales con abundantes cultivos de maíz, frutales, lúpulo y explotaciones ganaderas.


A pesar de la lluvia, que aunque nuestra esperanza era que cesase al alejarnos de la influencia de los Alpes Julianos, que están muy próximos a Eslovenia y al acercarnos a Hungría y la gran llanura del rio Danubio, esta cesase  o moderase su intensidad, pero cuanto más nos alejábamos de Eslovenia y ya en territorio húngaro, esta aún caía más intensa, aún así, y con este panorama el paisaje para nosotros resultaba de lo más de atractivo. 

Estas son las cosas, que te ofrece, entre otras, viajar en una autocaravana, que  a pesar de las inclemencias del tiempo, con tu casa móvil equipada con calefacción, aire acondicionado, váter, cama y alimentos etc, puedes viajar y detenerte  donde quieras y cuando quieras y disfrutar del viaje a pesar de las inclemencias meteorológicas o de otra índole, sin saber nunca dónde vas a terminar el dia y pasar la noche.


Con esta sensación, a las siete de la tarde, después de parar a comer y descansar un par de horas en una población del camino, en medio de un gran chubasco, paramos a pernoctar, en la ciudad húngara  de Veszprém, a 117 Km de Budapest, en la proximidad del Lago Balatón.

Mañana será otro dia, que si el tiempo nos lo permite pensamos acercarnos hasta Budapest, para dar una vuelta por la ciudad, que aunque ya la hemos visitado en otras ocasiones, al estar tan próxima a nuestra ruta nos apetece hacerlo de nuevo y disfrutar de lo que podamos de esta fantástica ciudad húngara, pero con este tiempo no se pueden hacer planes, asi que ya veremos si continuamos hacia Rumanía o no.

Aparcamiento pernocta N-47º05'10'' E-17º55'00''. Km.2387.

Dia13 de mayo.

Bueno...... hoy viernes se cumple una semana desde que partimos de Santander, parece que por fin el tiempo ha cambiado,  ha estado toda la noche sin llover y el sitio que hemos elegido para dormir, es un lugar tranquilo y sin ruidos, una situación que nos ha hecho pasar la noche muy bien. Por la mañana al despertar, vemos a través "de las ventanas mágicas" de nuestra casa móvil,  que el sol aparece acompañado de unas pocas de nubes y nos augura un dia sin lluvia, lo cual hace, que   durante el desayuno de este nuevo dia de viaje, la alegría y el optimismo se apodere de nosotros. 

Sobre las diez de la mañana, iniciamos nuestra ruta del dia con destino a la capital de los magiares, Budapest. En primer lugar, en la ciudad que nos encontramos, paramos en la primera gasolinera que encontramos en nuestro camino para obtener una viñeta y poder circular por carreteras, sin el riesgo de que la autoridad nos aplique alguna sanción de tráfico. Por la viñeta pagamos unos 15 € por una semana de duración, adquirimos la viñeta de mínimo valor que se puede obtener para circular legalmente por todas las autopistas y carreteras de Hungría.


Hay que tener en cuenta que tanto en Eslovenia, Hungría o en Rumanía y algunos otros países de la CEE, si no se adquiere este título administrativo que te autoriza a circular por las carreteras de la red nacional, uno se expone, en un posible contra eventual, a pagar por la infracción una fuerte sanción económica.

Durante este viaje, a diferencia de otros estamos notando  en general, un mejor comportamiento de los conductores que circulan con sus vehículos por las vías públicas, sobre todo en el aspecto del respeto a las limitaciones de velocidad y la señalización, incluso en Italia, país en el que durante nuestros viajes siempre habíamos notado un abuso excesivo de la potencia de los vehículos y de la velocidad de estos, superando en muchos casos ampliamente la permitida en la vía, con maniobras de algunos vehículos demasiado arriesgadas para el resto de usuarios.

Menos mal que al parecer este nuevo modelo de contros de la velocidad de circulación, que parece se está implantando en toda la comunidad, al fin está dando resultados, aunque para algunos de mis amigos a los que parece no le gusta que nadie les imponga límites, que por sus comentarios u opiniones que les he escuchado, según ellos, "las sanciones de tráfico son solo una ambición más de recaudación desde el estado", pues aquí tenemos el resultado,  en toda la CEE y no solo en España, a base de controles y sanciones, con respecto a  las normas de circulación (sobre todo la velocidad),  se está consiguiendo poner a cada uno en su sitio.


Al mediodía llegamos a Budapest y después de dar unas cuantas vueltas con la autocaravana por la proximidad de centro de la ciudad y las avenidas entorno al rio Danubio, al final encontramos un pequeño aparcamiento en el mismo centro al lado del palacio de la opera, en la parte de la ciudad de Pest, situado al lado del río Danubio a escasos cien metros de la entrada del puente viejo. Sacamos dinero con la mastercard, 15000 forines húngaros, en un cajero de un banco para pagar el aparcamiento y tener algo de efectivo, porque esta gente no está en el Euro, y después de comer y descasar un rato, encaminamos nuestros pasos cruzando el puente viejo hacia a la parte de la ciudad antigua de Buda.

La ciudad de Budapest, no es la ciudad que más nos gusta de esta zona de Europa, para nuestros gustos, entre otras ciudadaes, Praga es una ciudad que nos gusta más, entre otras cosas, porque es una ciudad auténtica y no reconstruida, como lo es Budapest, después de todos los desastres de guerras sufridas a través de su historia, Aún asi, hay una parte de la ciudad, la ciudad de Buda, que aunque sus edificios, la mayoría de su arquitectura es de estilo neo, merece pena visitar,  la zona es muy monumental y aun conserva algunas casas auténticas, de estilos que abarcan desde el  gótico al neoclásico y sobre todo es un excelente mirador sobre el río Danubio y  la ciudad nueva de Pest.


Disfrutamos de la jornada dando un amplio paseo por todas estas maravillas y al llegar la noche, después de tomar una birras en una zona de ambiente próxima a nuestra casa móvil, nos retiramos a descansar. Aparcamiento pernocta N-47º30'03'' E-19º02'48'' Km.2525.

Dia 14 de mayo.

De nuevo la mañana amanece con lluvia y por el panorama que vemos en el cielo,  parece que va a continuar a lo largo de la jornada, con esta situación, a las diez de la mañana dejamos atrás la ciudad de Budapest y continuamos viaje hacia nuestro destino, Rumanía.

Por lo que hemos visto ayer en el trayecto del viaje desde la frontera con Eslovenia, las carreteras nacionales de Hungría no están en buenas condiciones y con el dia de lluvia que hace, menos, así que hemos decidido hacer el viaje por la autopista, los 325 Km que nos separaban de nuestro primer punto de destino en Rumanía.


La frontera la cruzamos al norte de Rumania próximos a Ucrania, por la frontera de Cesengersima, en la región de Transilvania, donde estuvimos media hora para pasar el control de documentos y la revisión rutinaria del interior de la autocaravana por parte de la autoridad. A todos los vehículos y personas les miraban el maletero y comprobaban la documentación, uno por uno.

Nada más cruzar la frontera, paramos en la primer gasolinera para adquirir la viñeta que te autoriza para circular por todas las carreteras de Rumania, pagamos 41 Leis, unos 15 € para la duración de 1 mes, también adquirimos una tarjeta SIMM para internet y algo de moneda rumana.


A las 8 de la tarde, horario de Rumanía (1 hora adelante con el resto de Europa), aparcábamos nuestra casa móvil para pasar la noche, en la ciudad de Baia Mare, situada al norte del país en la región de Maramure, en un aparcamiento muy próximo al centro histórico, ciudad que, si mañana el tiempo nos lo permite, pensamos visitar.

Aparcamiento pernocta N-47º39'45'' E-23º34'54''.  Km.2942.

Dia 15 de mayo.

Hoy iniciamos el primer día de visita a Rumanía, viaje donde intentaremos descubrir y disfrutar de algunas de las maravillas, tanto naturales como culturales, que este país nos ofrece.


Después de la visita a la ciudad, iniciamos una ruta turística por algunos de los valles de la comarca de Maramure, por algunos espacios naturales y poblaciones, que la guía nos indica como imprescindibles de visitar. Viajamos por el valle de Covnic continuando ruta a la población de Bidesti N-47º43'55'' E-23º56'40'' y el monasterio ortodoxo de Barzana N-47º47'28'' E-24º05'37''.


Pronto descubrimos que la guía nos indicaba correctamente algunos de los lugares de especial interés, la zona ofrece, además de un patrimonio natural impresionante, ocho iglesias de madera del  S-XVII -  XVIII declaradas patrimonio UNESCO, y un conjunto de monasterios que aunque están muy restaurados, merece la pena visitar. Esta riqueza patrimonial está ubicada en un entorno natural y rural integrado por montes y bosques con praderas y aldeas que forman un conjunto precioso y donde uno, tanto a su paso, como cuando se detiene en algún lugar, siente la agradable placer y sensación de la naturaleza y la comunicación amable de la gente, que habita en la zona, gente que se percibe muy arraigada a sus tradiciones.

La sensación del primer dia en Rumanía, no ha podido ser más positiva. La zona donde nos encontramos está al norte del país, prácticamente pegada a Ucrania. No sabemos cómo será el resto de Rumania, pero nuestra experiencia y nuestra conclusión de hoy, es que esta zona está muy ruralizada, donde se ven algunas explotaciones mineras e industrias derivadas de la actividad  que han dado vida a esta comarca, aunque también se aprecian sus agresiones al medio natural.


En materia turística, esta comarca se percibe que apuesta tímidamente por la actividad turística, con la incorporación de recientes instalaciones hosteleras y habitacionales dentro del mundo rural, aunque resulta evidente que aún están en sus inicios, con una notable carencia de información y señalización de los lugares que ofrecen un mayor atractivo, pero que estamos seguros que tienen un futuro prometedor.

Finalizamos la jornada en la pequeña ciudad de Siguetu Marmatiei, de 30.000 hab. Ciudad fronteriza con Ucrania.

Aparcamiento pernocta N-47º57'35'' E-23º53'58''. Km. 3072.


Día 16 de mayo.

Esta noche ha estado lloviendo, aunque el dia amanece con nubes pero sin lluvia. A primera hora hemos hecho la compra en un súper de la ciudad, al lado de donde hemos pasado la noche.

La cesta de la compra en Rumanía, por lo que hemos visto hoy aquí, para nosotros resulta bastante más económica  que en España y en los otros países, que hemos visitado en este viaje, creo que la situación se deriva de no haber entrado en el Euro y haber devaluado su moneda cuando lo necesitan, por ello nosotros con el Euro las cosas nos resultan algo más baratas.

Ayer tarde dando un paseo por el centro de la ciudad, tomamos  dos cervezas en una terraza de un bar del centro y nos cobraron 3€ por dos jarras de medio litro, nos pareció un precio barato, para lo que se paga por Europa por una consumición.


Después de la compra iniciamos la ruta del día, esta vez viajando por el borde de Ucrania hasta la población de Sapantas, donde visitamos su curioso cementerio, que aunque se ha creado no hace muchos años, llama la atención la imaginación creativa de las pinturas y las descripciones que contienen las cruces o estelas funerarias, donde se intenta trasmitir y dar una imagen iconográfica de  la vida a la que se dedicó el difunto. Le llaman "el cementerio alegre", nos resulta una forma muy curiosa, creativa, colorista y muy imaginativa, de tratar de recordar a los fallecidos enterrados allí y que nunca en otra parte hemos visto. N-47º58'17'' E-23º41'41''.


Continuamos ruta a Barzana, zona donde estuvimos ayer y que no pudimos visitar la iglesia de madera patrimonio Unesco. N-47º49'18'' E-24º03'15''.


Después de la visita continuamos viaje por el valle del rio Iza hasta Zozvlea, donde visitamos su iglesia de madera N-47º45'08'' E-24º11'06''.

Continuamos a la población de Poinile Izei, iglesia de madera patrimonio Unesco. N-47º41'57'' E-24º06'47''.


Alguien puede pensar que estar visitando Iglesias u otros monumentos, puede resultar algo monótono o que una vez que has visto una o dos, el resto son parecidas, pero esto no es así, al menos para nosotros, ninguna es igual, ni tampoco lo es el lugar donde están ubicadas porque todo forma parte de un conjunto.


Visitar en un viaje el patrimonio artístico o monumental, supone viajar por el territorio y disfrutar al mismo tiempo del patrimonio natural y tradicional, sobre todo en un país como Rumanía, donde algunos de estos monumentos están escondidos en aldeas o pueblos de lo más remoto y que debido a la mala señalización para su localización, te hace recorrer espacios a los que ni se nos ocurriría acceder si no fuese por la motivación, que representa para nosotros llegar hasta donde están estos monumentos. Sin duda, la visita a este maravilloso patrimonio natural y cultural es una de las cosas que uno no se debe de perder si viaja a Rumania.


El día de hoy también hemos disfrutado de las tradiciones, que aún mantienen los habitantes de las aldeas y que ya en el mundo rural de nuestro país están prácticamente desaparecidas. Hemos visto como se trabaja la cosecha de la hierba a mano, colgándola para secar en palos de madera sobre el campo, hemos visto como se saya el cultivo del maíz y las patatas a mano, la mayoría trabajando mujeres, hemos visto como aún se mantienen y se usan las carretas tiradas por caballos, en definitiva hemos vivido un mundo rural que hace años no veíamos.


Finalizamos la jornada en la población de Leud. Aparcamiento pernocta. N-47º40'47'' E-24º14'05''. Km.3182.

Dia 17 de mayo.

A primera hora visitamos las dos últimas iglesias de madera patrimonio UNESCO que teníamos previsto visitar por esta región, una católica y la otra ortodoxa, para  seguir rumbo a otra región de Rumanía.

Iglesia católica de Leud. N-47º40'37'' E-24º14'11''

Después de la visita, sobre las once de la mañana, continuamos ruta en dirección este,  donde se encuentra ubicado el parque nacional de Muntii Rodnei y la población de actividades invernales de Borsa, continuando viaje por el puerto de Prislop de 1500 mt. de altitud para una vez superado este, dejar atrás la comarca transilvana de Muramares, región muy marcada por las tradicciones, que tantas bellezas nos ha enseñado y de la que hemos disfrutado mucho estos dias, para abordar la región de Suceava e internarnos en su territorio.


El dia, a pesar de las inclemencias meteorológicas y transitar por unas carreteras desastrosas, llenas de baches y socavones, ha resultado bastante bueno y hemos disfrutado de un paisaje alpino precioso.

Durante la ruta a lo largo del dia, hemos visto como paso a paso y paulatinamente iba cambiando el paisaje y la arquitectura de las poblaciones por las que transitábamos, pasamos de un paisaje con una vegetación y bosques de tipo oceánico y una arquitectura muy característica del mundo rural de la región de Muramures, a un paisaje de tipo alpino con una vegetación y bosque alpino,  propio de la cordillera de Los Cárpatos, con abundantes masas de abetos, abedules, arces etc y unos valles de origen glaciar verdes y preciosos, donde se aprecia perfectamente la fisonomía en U del glaciarismo con sus morrenas, terrazas y valles colgados. Una maravilla de paisaje.


La guinda del pastel del dia, la puso nuestra parada para comer a las dos de la tarde, en las proximidades del alto del puerto de Prislop de 1500 mt. de altitud, de repente y después de estar bajo el sol, se presentó una borrasca de nieve, en la que se cerró todo el panorama que teníamos delante de la ventana de nuestra casa móvil, caían trapos de nieve con toda intensidad. A Senia le entró el nerviosismo y la inseguridad y apenas terminado de comer, con el último bocado en la boca, arrancamos el motor y continuamos rumbo hacia la parte baja del puerto por la otra cara.


Conforme descendíamos el puerto, ya no nevaba y el panorama del paisaje poco a poco se iba abriendo ante nuestros ojos, los valles de esta zona son diferentes a los recorridos estos dias, aquí el paisaje se vuelve más profundo y alpino y la arquitectura de las poblaciones presenta un tipo de construcciones diferentes y peculiares, donde algunas de las casas son decoradas con un colorido de pinturas y grafiados en sus fachadas.

Al final de la tarde, sobre las siete, llegamos a la población de Gura Humorului, una población que es cabeza de zona, con abundantes  comercios, instalaciones hoteleras deportes invernales. En esta población decidimos pasar la noche en un aparcamiento, en el mismo centro,  al lado de su monumental iglesia ortodoxa.

Aparcamiento pernocta N-47º33'11'' E-25º53'21''. Km.3365.

Dia 18 de mayo.

Esta noche hemos tenido que poner la calefacción en marcha ya que esta invernada que se ha metido por Rumanía y por Los Cárpatos, ha hecho que la temperatura ha bajado hasta los 4º, aunque la temperatura al mediodía ronda los 15º, la noche es fría y hay que calentar "la casa". No hay problema, con nuestra calefacción en marcha la temperatura en el interior de la autocaravana no baja de los 20º, algunas de las cosas que nos ofrecen el progreso y la tecnología.

Durante las dias que llevamos por Rumanía, los lugares que utilizamos para pasar la noche han sido aparcamientos en la proximidad del centro histórico de los pueblos o ciudades, que estamos visitando, en algún caso y cuando la dificultad de aparcamiento, por la saturación de estos, buscamos alguna calle tranquila sin tráfico ( hoy por ejemplo, hemos pasado la noche en una de esas calles en una ciudad de 30.000 hab a escasos 200 mt. de la iglesia considerada más antigua de Rumanía) un lugar donde también uno descansa tranquilo.


Al inicio de la mañana, después de hacer las compras en el comercio local de la ciudad que hemos pasado la noche, iniciamos nuestra ruta del dia en busca de Los Monasterios Fortificados  Moldovitas, un patrimonio único reconocido por la UNESCO que nos ofrece la zona donde estamos. Hay un buen número de ellos, pero nosotros hoy, solo nos ha dado tiempo a visitar cuatro de los que hemos elegido.

El día de hoy hemos visitado los monasterios fortificados, entre chubasco y chubasco, pues también la climatología del día ha continuado por los mismos derroteros de los días pasados, en fin....parece que mañana esto va a cambiar y ojalá  la ruta nos ofrezca un poco de sol.

Los monasterios fortificados están ubicados, en lugares y poblaciones con un entorno precioso, en la parte norte de Rumania o Tierra de arriba de Moldavia, limítrofe ésta con la comarca ucraniana de Herta, en la región histórico geográfica de Suceava, la mayoría datan entre los S-XV al XVI.


Monasterio de Veronet. N-47º31'12'' E-25º51'58''.


Monasterio de Humor. N-47º35'39'' E-25º51'54''.


Monasterio de Moldovita. N-47º39'26'' E-25º34'18''.


Monasterio de Varatec. N-47º08'24'' E-26º16'10''.

La visita a los monasterios, nos ha sorprendido, aunque estábamos informados sobre la belleza y riqueza de este importante patrimonio, no esperábamos encontrar tanto arte y tanta belleza. Aparte de su arquitectura y la belleza de los lugares donde, desde hace siglos  están enclavados, la original riqueza de su arquitectura, la cantidad de pintura mural y de otro tipo, con grandes influencias bizantinas, en  un estado de conservación formidable, hace de estos lugares que sean  únicos, Si os gustan estas cosas y tenéis la oportunidad de acercaros por Rumanía, los monasterios Moldovitas de Suceava, es un lugar obligado para la visita. Otra situación interesante es, que por las entradas para dos personas, para la visita a los cuatro monasterios (incluido el pase que te autoriza a sacar fotos sin flash) hemos pagado 20€, está claro que Rumania en estos momentos es un país, para nosotros, barato para la visita.

Al final del dia, nos acercamos a pasar la noche en una calle tranquila del centro de  la ciudad de Radant.

Aparcamiento pernocta N-47º50'25'' E-25º55'10''. Km.3498.


Dia 19 de mayo.

Hoy sí, por fin al despertar y mirar por la " ventana mágica" de nuestra casa móvil, vemos que el dia está radiante y nos ofrece un cielo teñido de azul.

Con el ánimo por los cielos, después de desayunar, encaminamos nuestros pasos hacia el centro de la ciudad, visitando en primer lugar la iglesia de estilo gótico que se encuentra muy próxima a donde hemos dormido esta noche.


La iglesia ortodoxa, es una de las más antiguas de Rumanía y una de las pocas de esta comarca, que está construida en piedra, monumento religioso que mantiene excelentes pinturas murales con importantes rasgos de estilo bizantino.

En la visita, al igual que en otras iglesias que estamos visitando por ahí, nos encontramos con la celebración de la misa y la comunión a los asistentes celebrada y cantada por los popes, realizada con un pan del panadero de cada día, bendecido en la misa. Para nosotros que somos ateos convencidos, siempre con el mayor respeto de las creencias religiosas de los demás, sean estas cuales sean y de donde provengan, estas cosas nos conmueven, la religiosidad y su práctica  que estamos viendo de esta gente en la parte que estamos visitando de Rumanía, no tiene nada que ver a lo que estamos acostumbrados a ver en España, la gente toca y besa las imágenes y las paredes de las iglesias constantemente, lo hacen jóvenes, mayores o ancianos, y por lo que vemos, lo hacen convencidos y con mucha devoción, vemos cada vez más claro que las religiones en Rumanía forman una de las más importantes formas y condiciones en el día a día de la mayoría de las familias rumanas.

Después de la visita a la iglesia, visitamos el centro urbano de esta pequeña ciudad, donde compramos el pan del día. La ciudad en las primeras horas de la mañana, como la mayoría de las que hemos visitado, estaba muy concurrida, con los habitantes implicados en las compras y en la relación social entre ellos que se  percibe muy animada.



Después continuamos la ruta del dia hacia otros lugares de la región de la Moldavia rumana que hemos elegido para la visita. En nuestra ruta nos alejamos de la cordillera de Los Cárpatos, adentrándonos en una zona más llana con pequeñas ondulaciones en el terreno.

Vamos recorriendo carreteras rodeadas de campos, principalmente, dedicados al cultivo del cereal, la colza, el maíz  o la ganadería.  Se aprecia un territorio de cultivos poco desarrollados, donde se ve muy poca maquinaria agrícola en el campo y la que se ve, está muy vieja o anticuada. Esta situación que percibimos, con muchas personas trabajando los cultivos manualmente con azadas  y con animales de tiro ( en esta época del año, principalmente, están sallando el cultivo del maíz), donde vemos muchas  carretas tiradas por caballos, con personas montadas en éstas, muchas personas caminando y en bicicleta.


También cruzamos y nos detenemos en algunas poblaciones donde predominan rumanos de la etnia gitana, que ante nuestra presencia, inmediatamente se lanzan los niños a pedir, la diferencia con España, es que aquí los gitanos se aprecia que viven en pequeñas poblaciones con casas bien acondicionadas y por lo que vemos en muy buen estado, habitadas por ellos.


Esta situación de la gente que trabaja en el campo, la aparente falta de maquinaria agrícola,  las carretas etc. contrasta con la calidad y amplitud de las casas unifamiliares en las que habitan y que estamos viendo durante todo el día, esto nos indica y nos hace pensar, que cuanto más nos adentramos en esta Rumanía tan desconocida para nosotros y para mucha otra gente que conocemos, más nos confirma que estamos en un país de grandes contrastes con un gran arraigo es sus ancestrales tradiciones.


La zona que estamos recorriendo, nos ofrece un paisaje más suave y muy diferente a recorrido estos últimos dias, con poblaciones en la ruta que merece la pena recorrer y visitar, pero también nos ofrece un aspecto cultural, que al estar por aquí, no debemos de dejar de visitar. Por ello, a lo largo del dia también hemos visitado importantes monumentos reconocidos por la UNESCO, ubicados en pequeñas poblaciones  como Sirest (en la misma frontera con Ucrania y desde donde se ven perfectamente algunas poblaciones del país vecino), N-47º56'58'' E-26º04'22''.

Continuamos ruta hasta Patrauti, visita a la iglesia UNESCO, S-XV- N-47º43'47'' E-26º11'34'', continuamos hasta  Dragonina, visita al monasterio UNESCO, S-XVII, N-47º45'24'' E-26º13'38'', al final del dia nos acercamos hasta  Suceava, ciudad de 100.000 hab capital de la región que estamos visitando y que hemos elegido para pasar la noche.



Después de dar varias vueltas por la ciudad con nuestra autocaravana en busca de un lugar para pernoctar, próximo al centro histórico, al final hemos tenido suerte y lo hemos encontrado en un pequeño aparcamiento tranquilo, al lado de la torre de la ciudad y una de las iglesias del centro histórico  S-XVI.

Aparcamiento pernocta. N-47º38'46'' E-26º15'44''  Km. 3606

La jornada la finalizamos dando un paseo hasta el centro de la ciudad, sus calles peatonales y plaza mayor, muy concurrida a esta hora del día, tomando unas cervezas en una de sus concurridas terrazas.

Por la mañana visitaremos el casco antiguo y después continuaremos ruta hacia otros lugares que aún no sabemos cuáles, pero que seguro nos harán disfrutar tanto como hoy hemos disfrutado.

Dia 20 de mayo.

Hoy hace  15 dias que iniciamos nuestro viaje en Santander. El tiempo aquí en la zona de Rumanía que estamos visitando, ha cambiado y parece que vamos a seguir así unos dias. Descansar de un dia de visitas en la casa móvil, en un aparcamiento tranquilo en el mismo centro histórico de una ciudad como Suceava, desde luego que es un auténtico placer, sobre todo si uno tiene la suerte de tener delante de "la ventana mágica de su casa" la torre  y una de las iglesias más antiguas de la ciudad.

En este país que estamos visitando, se madruga mucho, a las siete de la mañana ya está la gente en marcha, a las ocho abre la mayoría del comercio y los niños ya están en los colegios, la explicación la encontramos, en que al estar más al este anochece primero y se retiran a descansar en sus aposentos más pronto, pero también encontramos otras; estos últimos dias estamos pernoctando en aparcamientos del centro urbano al lado de las iglesias y por lo que vemos y oímos la mayoría de los días,  éstas parece que a esta gente les mantiene a raya, a las siete de la mañana ya emiten sus cánticos a través de sus campanas y por si algún ciudadano se descuida y se queda dormido, no hay problema, cada cuarto de hora y hasta las ocho de la mañana ya se encargan los popes, curas o lo que sea de recordarles que ya han tocado diana y hay que levantarse. Bien es verdad, que a las ocho de la tarde el tañer de las campanas cesa, quizás lo hacen para dejar dormir a la parroquia y así en el nuevo dia estén más despiertos y no les engañe el prójimo.


En fin......que hoy por la mañana hemos visitado la ciudad de Suceava, dando un  paseo por el centro urbano y algunas de sus iglesias más destacadas artísticamente, desplazándonos después con la autocaravana hasta el castillo de la ciudad, donde estuvimos visitando los restos de este. N-47º38'38'' E-26º16'20''

Después de la comida y el descanso, continuamos ruta, esta vez, dejando atrás la región de Moldavia, que tantas belleza nos ha mostrado, adentrándonos en la de Neamt siguiendo ruta hacia el oeste de Rumanía y la ciudad de Target Neamt, ciudad cabeza del Parque Natural Vanatori Neamt, parque situado en las estribaciones de la cordillera de Los Cárpatos. Visitamos el castillo N-47º12'42'' E-26º20'40''.

Nuestra intención al acercarnos por aquí, no es otra, que la de visitar algunos de los múltiples monasterios, que nos ofrece esta zona. Hay que tener en cuenta que Rumania, en cuestión de arte, una de las mayores riquezas que tiene y ofrece es su naturaleza y los centenares de monasterios e iglesias, la mayoría de ellas catalogadas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.


Al llegar a la ciudad de Target Neamt, después de visitar el castillo, continuamos ruta hacia los monasterios de Agapia N-47º10'17'' E-26º14'17'' y Varatec N-47º08'24'' E-26º16'11'', monasterios rodeados de una naturaleza de bosque y praderas impresionante, situados en dos pequeños valles en las estribaciones de Los Cárpatos.


Nuestra visita a los monasterios, nos sorprendió, estos están ubicados en dos pueblos con arquitectura de casas, la mayoría de madera con tejados de laminas de zinc, donde todo el monasterio está integrado en el pueblo y los únicos que viven, en las distintas casas individuales con jardines de arboles, plantas y flores que lo integran, es la comunidad de monjas ortodoxas, eso sí, no vimos ni una sola antena de Tv en ninguna casa, ósea, un lugar idóneo  para la meditación y la no contaminación desde el exterior de esta comunidad religiosa. Otra cosa que nos sorprendió, fue la cantidad de monjas jóvenes que vimos por el pueblo o camino de la iglesia, pensamos, que con el mayor respeto a sus creencias o vocación, como están las cosas por ahí, ésta es también una forma de solucionarse  la vida.


Al final de la jornada, regresamos de nuevo a la ciudad de Target Neamt para pasar la noche en un aparcamiento que encontramos en el centro, al lado del colegio de parvulario y de la policía local.

Aparcamiento pernocta N-47º12'18'' E-26º22'10''   Km.3712.


Dia 21 de mayo.

El aparcamiento que hemos elegido esta noche para pernoctar, ha resultado muy tranquilo y hemos descansado plenamente (en esta ocasión sin el tañer de las campanas a las siete de la mañana). Después de hacer la compra del dia (seguimos opinando que en Rumanía, a nosotros, la compra y con respecto a España, nos está resultando muy barata) como habitualmente solemos hacer dejando una de nuestras aportaciones económicas diarias como turistas en las poblaciones que nos acogen durante la noche.


Repostamos, cargamos agua y gasoil y vaciamos los depósitos y el casette del váter en la primera gasolinera que encontramos en la salida de la ciudad. Los empleados de la estación de servicio, entre los que se encontraba un muchacho joven que hablaba algo de inglés, se muestran muy amables y nos facilitan la labor. Es nuestra costumbre siempre que nos faciliten la labor de hacer los servicios de la autocaravana, en cualquier lugar que lo necesitamos, dar una propina a los empleados, con ello no solo pensamos que apreciamos su trabajo y su atención, si no, que creemos que intentamos abrir un camino contribuyendo  a la aceptación y la expansión del autocaravanismo, viaje éste por donde viaje, y estas personas que nos atienden vean también en las autocaravanas  una oportunidad de llevarse al bolsillo un dinero, que por otra parte, estamos seguros que les vendrá muy bien.

En nuestra ruta de hoy, encaminamos esta hacia el parque natural de Vanatori y  los monasterios de Neamet N-47º15'47'' E-26º12'29'' y Secu Nº47º11'58'' E-26º11'03''. Monasterios en esta ocasión integrados por monjes ortodoxos, como los anteriores que hemos visitado,  situados en parajes y enclaves en los valles de la cordillera de Los Cárpatos, rodeados de una naturaleza y belleza desbordante.


La cordillera de Los Cárpatos, es una cordillera que cruza Rumania de norte a sur por el centro del país y de oeste a este. No son montañas muy altas, su altura máxima puede estar entorno a los 2.000 mt. De altitud, pero tiene una característica muy peculiar e interesante, sus montes están cubiertos de vegetación y arbolados hasta las cumbre de las montañas, una situación que confiera a los Cárpatos y su territorio de una belleza extraordinaria.

A lo largo de la jornada  y durante nuestra visita al parque natural, vemos como las familias rumanas, disfrutan de la buena climatología que reina en esta zona en las praderas al lado de los ríos en convivencia familiar y amigable, preparando sus parrilladas o comidas campestres.


Una situación que nos llama la atención poderosamente de esta gente, es el buen trato que nos dispensan cuando por cualquier motivo o circunstancia tomamos contacto con ellos, mostrándose siempre muy amables y con un carácter tranquilo, sonriente y agradable. Esta situación contrasta con la conducción de los vehículos en las carreteras que estamos recorriendo, la agresividad y la forma de conducir, arriesgada temeraria y poco respetuosa con las normas (sobre todo la velocidad) y con el resto de usuarios de las vías, que algunos conductores rumanos nos han mostrado, no la hemos visto nunca en ninguno de los países que hemos viajado con nuestra autocaravana, en Europa y fuera de ella. Esta desagradable situación, está catalogada en las estadísticas de la CEE como el país con mayor índice de siniestrabilidad de Europa.


Desde luego que en nuestro viaje lo estamos comprobando. Llevamos muchos Km recorridos con nuestra autocaravana, mas de 300.000 y la experiencia, sin duda, tiene que servir para algo. En un país como Rumania, al igual que en muchos otros países, pero aquí especialmente, uno tiene que adaptarse a esta forma de conducir a la que no está acostumbrado, nunca hay que fiarse de si llevas la prioridad o no, frente a algunos conductores rumanos, por precaución o seguridad, siempre debes de ceder y facilitar la maniobra al resto de conductores, ajustándote en todo lo posible a tu carril de marcha, si no lo ves claro y ello es posible, pisar el arcén o la orilla o darles paso cuando puedas, te puede sacar de algunas dificultades.

Ante esta situación, uno no tiene más remedio que nuevamente pensar en los modelos de sociedad que adoptan los ciudadanos de algunos de los países que recorremos, como en este caso la rumana, una sociedad (un poco como la española o la de algunos otros países latinos) que pienso parece que adopta y exterioriza un modelo basado en la imagen del coche potente y la casa grande, aunque en el fondo y en lo más importante, tengamos la casa sin barrer o el coche sin pagar.

En fin....que a las seis de la tarde, mirando el mapa, decidimos acercarnos a pernoctar hasta la ciudad de Piatra Neamt, capital de la región de Neamt, una ciudad de 105.000 hab, en la que después de dar unas vueltas y aparcar nuestra autocaravana para pernoctar en el aparcamiento del centro de la ciudad (en el hotel Central Plaza, aparcamiento de pago 0,25€ hora), nos dimos un paseo por su pequeño y cuidado casco viejo

.
La ciudad y sobre todo su centro urbano muy bien cuidado, nos ha encantado. Visitamos tambien el museo y Centro Cultural de la Cultura Cucuteni, un museo que nos ha gustado mucho donde se muestran piezas del Neolítico.

Aparcamiento pernocta N-46º45'56'' E-26º21'50''  Km.3804.

Dia 22 de mayo.

La noche la hemos pasado muy bien en la ciudad de Piatra Neamt, ciudad muy bien cuidada y que nos ha encantado. Durante nuestros recorridos por Rumanía, no vemos ninguna autocaravana por ninguna parte, pensamos que quizas a nuestros compañeros autocaravanistas de Europa, con la historia negra que se está comentando por ahí (especialmente en nuestro país, pensamos que los comentarios en su mayoría, están originados por personas de mentalidad conservadora y que nosotros pensamos que lo único que pretenden es tapar nuestras vergüenzas sociales, tratando de exportar estas, al vecino) sobre las maldades de los rumanos, a los autocaravanistas es posible que les dé yuyo viajar a este precioso y amable país. En fin......que quien piense así, ellos se lo pierden.

Está claro que esta gente no está muy acostumbrado a las autocaravanas, porque cuando nos movemos por las distintas rutas, tanto al pasar por las poblaciones como en los aparcamientos, la gente nos saluda, se queda mirando la autocaravana, la matrícula y algunas veces intentan comunicarse con nosotros, preguntando que de dónde somos y a dónde vamos.


Ayer por la tarde y esta mañana, en el aparcamiento que hemos pernoctado, se nos han acercado dos personas interesadas por la autocaravana y por  nuestro viaje. Esta mañana, se nos acercó, un hombre joven que hablaba español porque había trabajado unos años en el aeropuerto de Barcelona. La conversación fue de lo más interesante, ya que nos aclaró bastantes cosas sobre el país que estamos visitando, sobre todo estaba interesado por la imagen de Rumanía y los rumanos que estamos adquiriendo en este viaje, ya que en su estancia en Barcelona, sacó la conclusión de que muchos españoles tenían una imagen muy distorsionada de los rumanos. Le aclaramos que no se preocupase, que estamos encantados con lo que hemos visitado de su país, tanto por la belleza, como por el buen trato que estamos recibiendo por parte los ciudadanos. Esta situación nos hace pensar en los tópicos y mantras injustos que desde algunos sectores interesados se vierten en la sociedad en la que vivimos, sobre los ciudadanos de otros países que se acercan a nuestro país y nuestro mercado de trabajo, generalizando una situación de delincuencia de la que precisamente nosotros, desde arriba hasta abajo, no tenemos nada de que presumir.

Hoy mirando el mapa y las guías que tenemos a nuestra disposición (ya hemos aclarado que nunca sabemos ni dónde vamos a dormir ni cuál es la ruta que vamos a hacer cada día, todo lo hacemos sobre la marcha, depende del lugar que nos encontramos, con la ayuda de las guías eligiendo aquello que más nos motiva o se adapta a nuestros gustos) hemos pensado en hacer una jornada diferente y descansar un poco de la visita a los miles de monasterios o lugares culturales que te ofrece este país.

Iniciamos la ruta de la jornada viajando más al interior del país, dirección a Bicaz N-46º54'48'' E-26º05'13'', población situada en la proximidad del Parque Nacional Cahlu. Desde esta población continuamos ruta por un paraje alpino, bordeando un pantano N-46º59'32'' E-26º06'04'', que nos ofrece un paisaje precioso, tomando la decisión sobre la marcha, una vez recorridos unos veinte Km,  de  volver nuestros pasos de nuevo hasta  Bicaz, para desde allí, continuar por el borde del parque nacional en dirección Ghorgueni, con la intención de recorrer y visitar las gargantas del río Bicaz, un paraje espectacular en el que se circula por una carretera estrecha que discurre entre el rio y paredes verticales de roca caliza, una maravilla. Después continuamos ruta ascendiendo un puerto por una carretera serpenteante que nos lleva hasta el lago Rosu N-46º47'35'' E-25º47'33''. Un lago originado por el desprendimiento de una montaña en el S-XVIII, que tapo en valle por donde discurría el río Bicaz, formando el actual y precioso lago Rosu.


Hoy es domingo y la zona del lago está llena de familias rumanas que están pasando el fin de semana en esta bonita zona alpina. Otra vez notamos el carácter rumano y la convivencia entre ellos, que se manifiestan muy alegres y sonrientes. Muchos de ellos están comiendo en las orillas del lago o en  los restaurantes y asadores que hay en el lugar, donde vemos, que la carta que ofrecen es a base de asados de carnes de todo tipo, ensaladas y dulces, muchos dulces. La comida que ofrecen, para nosotros, nos parece muy barata, por 5 o 6€ se puede comer en Rumanía a la carta, aunque ya nos aclaró esta mañana el joven rumano con el que estuvimos hablando, que para nosotros la vida de Rumanía es muy barata, pero que para los rumanos no, ya que los sueldos son muy bajos y no hay mucho trabajo.

Rumanía fue la última conquista del Imperio Romano en el S-I, en la lucha del Emperador Trajano contra Los Dacios. Una vez conquistados estos, la nueva tierra conquistada y sometida soportó una gran romanización, una situación que ha marcado tremendamente a Rumanía y a su población. Esta situación la estamos percibiendo cada día de nuestro viaje, la gente tiene un marcado carácter latino, se nota cuando nos movemos por ahí, por la forma de vida de los ciudadanos, parece que estamos en España o en Italia, esta gente no tiene nada que ver con el resto de ciudadanos de los países del este que hemos visitado, incluso el idioma si te hablan despacio, para nosotros se puede comprender, tiene un vocabulario con cantidad de palabras del origen del latín.

Después de disfrutar la jornada en la naturaleza del parque nacional y su entorno, al final de ésta, ascendimos por la empinada carretera de un puerto de montaña de 1.400 mt. De altitud, entrando en la amplia región de Transilvania, parando a pernoctar, en la población de 20.000 hab de Ghorgueni, en un aparcamiento del centro urbano, donde nos dimos un paseo de final de jornada, antes de retirarnos a descansar en nuestra "casa móvil".

Aparcamiento pernocta N-46º43'11'' E-25º35'58''  Km.2931.

Día 23 de mayo.

Hoy es lunes y los lugares de interés cultural, solo se pueden visitar por fuera, por lo tanto aprovechamos la jornada para viajar. Mirando nuestro mapa y guías, decidimos dedicar la jornada a viajar de este a oeste, cruzando Los Cárpatos por el centro del país que estamos visitando. En la primera parte del dia, viajamos por  un valle llano ascendiendo un puerto de 1.400 mt., de altitud para descender a Praid N-43º33'13'' E-25º07'40'' situada en la gran depresión de la región de Transilvania, continuando  hacia la capital de la provincia  de Mures, la ciudad de Targu  Muret.


En la subida a primer puerto de Los Cárpatos, paramos a repostar agua en la autocaravana en un manantial de montaña, donde los rumanos estaban llenando botellas y garrafas, porque en la gasolinera de la población en la que hemos pernoctado, el empleado al indicarle que necesitábamos agua para la autocaravana, éste nos avisó de que esta provenía de un pozo de captación. Hay que tener en cuenta que no estamos en un país como el nuestro, donde ya se van y se han superado algunas cosas con respecto a países como Rumanía y otros.  En Rumanía, no todas las poblaciones disponen de un saneamiento público, por lo tanto, algunos de  los vertidos de aguas fecales se hacen a través de los arroyos o en cualquier parte, por lo tanto, hay que tener cuidado de que fuente proviene el agua que nos proveemos para la autocaravana. De todas formas, no sé que tiene este agua de Rumanía que es tan fina, que Senia se mira permanentemente las manos y dice que  no ve ni la cutícula de las uñas.

El paisaje de pinares y hayedos que nos ofreció el puerto de montaña resultó muy bonito y agradable. Tras superar el puerto y una vez descendido éste, notamos que las poblaciones por la que viajábamos nos ofrecían una arquitectura de casas diferente, casas con tejados de forma piramidal o a cuatro aguas con la cubierta cerámica de tejar plano, todo muy bonito. También percibimos que la agricultura, especialmente de cereal y maíz, está más desarrollada y se ve más maquinaria en el campo, por otra parte vemos que los indicadores de la carretera señalan el nombre de las poblaciones en dos idiomas. Mirando en nuestra guía, ésta nos aclara que estamos en una parte de Rumaía donde aún se conserva y se habla, junto con el rumano, el idioma húngaro, fruto de la dominación de Los Magiares en Transilvania desde el S-XIV al S-XX.


Con estas sensaciones de viaje llegamos a la ciudad capital de la provincia transilvana de Muret,  Targu Muret de 150.000 hab. N-46º33'10'' E-24º33'51''.

Como hoy es lunes y no podíamos visitar algunas de las cosas que nos ofrece esta ciudad, a nuestra llegada, después de dar unas vueltas con la autocaravana (como es habitual)  por las proximidades del casco antiguo de la ciudad, encontramos un aparcamiento sin limitación por zona horaria, en una calle a unos 500 mt. del centro.

Dedicamos una gran parte de la jornada a visitar las calles y monumentos de esta ciudad, la mayor parte de estilo modernista, pero que nos ofrece una ciudad  muy bien cuidada y muy bonita.

Sobre las seis de la tarde decidimos acercarnos hasta la segunda ciudad de Rumanía, Cluj Napoca, una ciudad de 300.000 hab, en la que después de dar algunas vueltas próximas al centro antiguo, conseguimos aparcar nuestra autocaravana en el aparcamiento de pago (10€ 24 horas) de la considerada como joya de la corona de la ciudad, la catedral  gótica de Sfantul  Mihail.


Mañana visitaremos esta ciudad, la que según nuestras guías la consideran de obligada visita, vamos a ver que da de sí el día y si continuamos aquí o no, mientras tanto Senia está emocionada, viendo desde nuestras ventanas mágicas de la casa móvil, la catedral iluminada. Aparcamiento pernocta N-46º46'13'' E-23º35'19''. Km. 4170.

Dia 24 de mayo.

Hoy la jornada la dedicamos a visitar la ciudad de Cluj Napoca, ciudad en la que hemos dormido estupendamente la pasada noche. A primera hora visitamos La Catedral que teníamos al lado del aparcamiento. La Catedral, un edificio  de estilo gótico sajón, del S-XIV, está considerada como el monumento más notable y antiguo que ofrece esta ciudad. Aunque no se puede comparar con las grandiosas catedrales que tenemos en España, nos gustó y está muy bien conservada.

Después, continuamos la visita por las calles de casco viejo, donde disfrutamos de la arquitectura de la cantidad de palacios de estilo barroco y casas de estilo modernista que integran el pequeño conjunto monumental del casco viejo de la ciudad, aunque la ciudad nueva se extiende por más de una docena de Km. Los palacios barrocos conservan patios interiores donde se han ubicado comercios y en algunos casos, viviendas en forma de corralas. Solo una pega que poner a esta bonita ciudad, las casas y palacios, muchos de ellos, necesitan de la restauración, por lo menos de sus fachadas, pero por lo que hemos visto por ahí, en otras ciudades y núcleos urbanos, percibimos que el país en este momento no está para atender estas necesidades .


En nuestros recorridos diarios estamos notando carencias en el urbanismo de algunas ciudades y pueblos, con bastantes deficiencias en cuestión de aceras para los peatones y acondicionamiento de las instalaciones de todo tipo, sobre todo las de suministro eléctrico, gas,  saneamientos etc, sobre todo se percibe más, cuando te alejas de los centros urbanos y en la periferia.

Como situación muy favorable, en la ciudades que estamos visitando, estamos viendo muchas universidades (hoy en esta ciudad hemos visto unas cinco o seis), este camino universitario de la formación de los jóvenes en el estudio y el conocimiento, estamos seguros que es la vía del futuro para que países como Rumanía tengan un futuro mejor y, sin duda, dará sus resultados.

Nuestra intención hoy era visitar El Museo de Bellas Artes, pero no fue posible ya que ayer y hoy estaba cerrado. En su lugar visitamos una antigua farmacia, que teníamos referencia en la guía. La farmacia fue creada por una familia en el S-XV, nos costó mucho encontrarla ya que, por todas partes, estamos encontrado, una gran carencia de información para la localización de muchos lugares de interés turístico o monumental. Mereció la pena la búsqueda, porque la farmacia en cuestión, es una maravilla de la que disfrutamos mucho viendo algunos de los aparatos y medicamentos naturales que se utilizaban en la época.

Continuamos la visita, cruzando un puente sobre el rio que bordea la ciudad, accediendo por unas empinadas escaleras al castillo, un lugar que dejando aparte las excelentes vistas de la ciudad que se disfrutan desde sus miradores, éste nos defraudo, porque en el mismo castillo, a esta gente no se ha ocurrido una cosa mejor, que construir un hotelazo  con una arquitectura monstruosa, que no tiene nada que ver con el lugar histórico donde está ubicado, ni la fisonomía arquitectónica de la ciudad, para ello, se han cargado lo que pudiera tener de interés histórico para la ciudad, sus habitantes y los visitantes,  el viejo castillo con su muralla, los fosos etc, una pena.

Continuamos la visita al parque central, algunos edificios universitarios, el ayuntamiento, el palacio de la Ópera y La Catedral Ortodoxa. Nuestra intención era comer en algún restaurante de la ciudad y continuar la visita, pero de repente, sobre las dos de la tarde se encapotó el cielo de negro y no nos quedó más remedio que en previsión de una mojadura de aúpa, correr hasta la autocaravana, que estaba próxima a donde nos encontrábamos, ya que como el dia por la mañana se presentaba  con tan buena climatología, no estábamos preparados para andar por ahí en esas adversas condiciones, que se nos habían presentado de repente.


Nada más llegar a la autocaravana, descargó una tormenta de viento agua y granizo, que desde el refugio de nuestra casa móvil veíamos correr a través de las ventanas. Así que con este panorama, no nos quedó más remedio que comer una tortilla de patata que preparó Senia con amor y esmero, junto con otras viandas, viendo como la tormenta no cesaba.

A las cinco de la tarde, viendo como estaba el tiempo y que éste no calmaba, pagamos el aparcamiento (¡¡¡¡ sorpresa!!!! 2,50€, por 20 horas de aparcamiento, no los 10€ que comenté ayer, increíble) e iniciamos viaje hacia el sur.  Como la lluvia no cedía, paramos en la ciudad de 60,000 hab, Alba Iulia, donde aparcamos para pasar la noche en un aparcamiento al lado de la muralla de la ciudadela y el mercado central.

Vamos a ver mañana si la lluvia nos deja visitar esta ciudad, que fue capital de Transilvania, con una  ciudadela que tiene un perímetro de unos 12 Km. En las guías aparece como un lugar de interés imprescindible para  visitar. De todas formas para esta latitud y para esta época del año, estos dias pasados, después de la borrasca que pillamos por el norte del país, hemos soportado temperaturas de hasta 30º, esa situación, consideramos que tampoco es normal.

Aparcamiento pernocta N-46º04'15'' E-23º34'39''. Km. 4269.

Dia 25 de mayo.

De nuevo toda la noche ha estado lloviendo y la mañana amanece bajo la lluvia, pero esta situación, a unas personas nativas en Cantabria, una comunidad donde la lluvia es una de nuestras señas de identidad, " no nos puede arrugar", asi, que a primera hora echamos mano a un capote y el paraguas en ristre e iniciamos la jornada del dia con el mayor optimismo. En primer lugar, como estábamos enfrente del mercado central, nos acercamos para hacer unas compras de frutas, hortalizas y verduras frescas para nuestra despensa, una necesidad que no hay que desatender en pos de una alimentación adecuada a nuestra vida de andar de un sitio para el otro, la sorpresa fue, que la cuenta no superó los 5€, una tercera parte de lo que nos hubiese costado en España.


La situación de los precios en Rumanía, nos está sorprendiendo, porque hemos viajado por la mayoría de los países que integran la CEE y nunca hemos encontrado una vida, para nosotros,  tan barata. Esta situación nos ha  motivado hoy, en la visita a esta ciudad a interesarnos por la situación de los salarios en Rumania y el poder adquisitivo de las familias rumanas, tuvimos suerte, encontramos a una chica rumana que trabajaba como empleada en un comercio de recuerdos, a la que le compramos un recuerdo y que había trabajado es España durante siete años.

Esta mujer nos proporcionó una información muy interesante que no conocíamos. Según su versión, el salario medio de un rumano es de unos 250 € al mes, este es el sueldo de personas con un oficio y que en algunos casos podrían llegar a los 300€, pero no más. Ella estaba trabajando como dependienta  por 150€ al mes, que es el salario de mucha gente en Rumania. Ahora entendemos los precios, que a nosotros nos parecen tan baratos, pero que evidentemente para un rumano y en función de su salario no lo es.

Al comentarle la situación universitaria de su país y la cantidad de universidades que estábamos viendo por todas parte, nos aclaró, que esta situación de apuesta por la educación y la cultura es una de las mejores cosas que tenía Rumanía, aunque ahora y con un gobierno conservador en el poder, esta buena situación la pretenden cambiar y por ello, están preocupados también por el futuro de la educación. Otra situación interesante  que nos comentó fue, que su hijo cuando regresaron de España y tuvo que integrarse en la educación rumana, repitió curso. Según ella, su hijo es un buen estudiante y en España nunca había tenido problemas, la conclusión que nos dió es que en Rumanía hay un nivel de exigencia académica mucho mayor que en España y este nivel para los hijos de los emigrantes retornados, acostumbrados a un nivel menos exigente como el español, cuando tratan de integrase en Rumanía, están teniendo problemas. Con esta información creemos que a pesar de la situación económica del país, por lo menos hasta ahora, la educación y la cultura es un pilar importante en la sociedad rumana, Ayer vimos en la ciudad de  Cluj Napoca que una entrada de la opera  costaba 2,50€, eso dice bastante en favor del acceso a la cultura de este país, vamos a ver el futuro, con la aplicación de las ideas conservadoras del gobierno de hoy, que les depara a esta gente.


 En fin....... que con estas reflexiones y otras, iniciamos nuestra visita a la ciudadela de la ciudad, siempre bajo la protección de nuestros  paraguas.

La ciudadela nos impresionó, por sus murallas y bastiones que forman dos estrellas de  siete puntas y que tiene un perímetro de unos 12 km, fue construida por de Los Habsburgo entre 1714- 1733 sobre un asentamiento  Romano de los S-I y II, llamado Apulum, un lugar que ha marcado la historia, no solo de la ciudad de Alba Iulia, tambien  de  la propia Rumanía.

En el interior de la grandiosa ciudadela, se alojan los monumentos más importantes de esta ciudad y algunos de los más significativos que uno puede ver en Rumanía. Estos abarcan desde la época romana hasta casi nuestros dias. Es muy interesante de ver, aparte de las ruinas romanas y su museo, del  antiguo asentamiento de Apulum, las puertas de entrada de estilo barroco vienes, los antiguos palacios del Imperio Austro-Húngaro, la Catedral católica de San Miguel S-XI al XV, de base románica con ábsides y techumbre góticos, esta catedral también es uno de los santuarios de peregrinación de los católicos rumanos, donde están enterrados príncipes, reyes y personajes notables de Transilvania.


Aparte de todas estas maravillas, en el recinto de la ciudadela se ha construido, para la coronación de los primeros Reyes de La Unificación de Rumanía con Transilvania,  el Rey Fernando y  la Reina María, una catedral ortodoxa en 1921, imitando al románico bizantino.

Nos ha encantado lo que hemos visto de la ciudad de Alba Iulia, una auténtica maravilla. Tras la visita, al mediodía, regresamos a la autocaravana, iniciando una nueva singladura, esta vez con rumbo a la población vecina de Sebes, donde antes de la comida, aun nos dió tiempo a visitar el pequeño casco antiguo y el  entorno de su iglesia de base románica y estilo gótico sajón. N-45º57'29'' E-23º33'52''.

Sebes es una pequeña  población muy bien conservada, con algunas  casas y palacios de un estilo arquitectónico con una gran influencia sajona, al ser un lugar éste, donde Los Teutones han estado desde el S-XV prácticamente hasta nuestros dias (aun quedan algunas familias alemanas todavía en Sebes). La población, aunque no pudimos visitar su iglesia por estar está cerrada, nos ha gustado mucho y aparte de su notable arquitectura, hemos disfrutado mucho con sus jardines de rosas preciosas, que las encontrabas por todas las partes.


Después de la comida y el descanso, continuamos ruta hasta la ciudad de Sibiu, una ciudad de 155.000 hab, que fue capital de la cultura europea en 2007 y que según nuestras guías nos augura un gran patrimonio monumental a visitar y disfrutar.

 A nuestra llegada a la ciudad, como siempre, después de dar unas vueltas por el entorno del casco antiguo, encontramos un aparcamiento de pago (al parecer 5€ 24 horas, vamos a ver en que queda mañana cuando paguemos el tique) frente al hotel Continental, a unos 300 mt. del centro antiguo, el cual pensamos visitar mañana.

Aparcamiento pernocta  N-45º47'31'' E-24º08'54''. Km. 4352.

Dia 26 de mayo.

El aparcamiento donde hemos dormido esta noche, está situado sobre uno de los bastiones de la muralla de Sibiu, un lugar privilegiado a escasos cien metros de la calle mayor de la ciudad.


Una información que no acabamos de comprender y que ni siquiera los rumanos, que hemos consultado nos acaban de aclarar, es la situación geográfica de Rumanía y como está estructurada en regiones y provincias. Hoy en la oficina de turismo de Sibiu, una empleada que nos atendió, ante el planteamiento de nuestras dudas de la situación, tampoco parecía tenerlo claro y al final sacamos la conclusión, que Rumanía se compone de cuatro regiones, Transilvania (la que más extensión ocupa), Moldavia, Valaquia y Dobrega, Autonomías que administran 41 Provincias y un buen número de municipios. Por otra parte el país tiene una extensión geográfica de 238.000 Km.2 y una demografía de 22 millones de hab.

Aunque ha estado toda la noche lloviendo, el dia se despierta nublado pero parece que no amenaza lluvia, por lo tanto, a primera hora de la mañana nos disponemos a descubrir y a  disfrutar de los importantes atractivos que nos aguardan en esta ciudad. Sibiu es una ciudad que fue capital de la cultura europea en 2007. Esta ciudad quizás sea el mejor ejemplo de ciudad de origen Sajón de Transilvania y una visita imprescindible si os acercáis por Rumanía.


Una ciudad que fue construida por comerciantes Sajones en el año 1190, fue destruida en el año 1241 por los mongoles, lo que motivó que se construyeran en los siguientes siglos, hasta cuatro anillos defensivos. Actualmente conserva parte de su arquitectura medieval y gremial. No hay duda que la capitalidad  de la cultura europea, a Sibiu le ha venido de perlas, se nota cuando caminas por la ciudad y también por su entorno, donde hasta hoy, es la ciudad más cuidada que hemos visto en los dias que llevamos por aquí. A  la ciudad y sus calles, con su cuidada restauración, se nota que se le ha sacado "el brillo" que esta  tiene, también han cuidado mucho su correcta señalización de los monumentos que ofrece, muy diferente a lo que hemos visto en el resto del país visitado, que en la mayoría de los casos, está muy carente en aspectos tan esenciales para el turismo, como la señalización.


A la ciudad le hemos dedicado casi toda la jornada, pues esta lo merece. Iniciamos nuestra visita por la calle mayor con casa y palacios barrocos con patios interiores y tejados abuhardillados, con las características ventanas, llamadas "los ojos de Sibiu",  la plaza grande rodeada de bellos palacios, entre los que se encuentra el llamado Palacio de Bruguetul, dedicado a galería de arte,  la plaza pequeña y sus palacios medievales, los barrios medievales y gremiales de extra muros, el puente modernista "de las mentiras", la bonita iglesia evangelista del S-XIV, con pinturas y esculturas en su interior y la empinada torre campanario, a la que logré subir por su empinada escalera y desde la que se disfrutan unas extraordinarias vistas de la ciudad, el antiguo ayuntamiento, hoy sede del museo de historia de la ciudad, la catedral ortodoxa etc,  en definitiva una ciudad extraordinaria y muy bien cuidada que nos ha gustado mucho.


Comimos en la ciudad y después del descaso, pagamos el aparcamiento, (no llego a 5 € por unas 20 horas) y continuamos ruta, esta vez de nuevo hacia el este, viajando por una carretera en buen estado, disfrutando de un paisaje de colinas muy verdes precioso y una arquitectura de casas unifamiliares muy coloristas, con patios interiores y tejados empinados a cuatro aguas, situadas estas en ambos márgenes de la carretera de cada pueblo que pasamos. Asi continuamos ruta  hasta la población de Biertan, que se encontraba en nuestro camino y nos acercamos para ver su imponente fortaleza Teutona, patrimonio UNESCO, N-46º08'11'' E-24º31'14'', esta zona que estamos recorriendo es una de las zonas de Rumanía donde hay el mayor número de fortalezas de Los Teutones. Después de la visita terminamos la jornada en Siguisoara, ciudad de 36.000 hab, declarada Patrimonio de la Humanidad  por la UNESCO en 1999, donde pasaremos la noche en el aparcamiento público del centro de la ciudad.

La cuidad de Siguisoara que visitaremos mañana, aparte de su valioso patrimonio artístico y monumental, es muy conocida también porque fue la ciudad en la que vivió Vlad Dracul, padre de Vlad Tepes, Voivoda o príncipe, personaje del S-XV, muy sádico que luchó contra los invasores Otomanos despiadadamente y que por ello recibió el apodo "el empalador". En este personaje se inspiró al escritor inglés Bram Stoker, para publicar en el año 1897, su novela "Drácula".

Esperemos esta noche dormir, aquí en este aparcamiento de Siguisoara, bien y no tener alguna pesadilla.

Aparcamiento pernocta N-46º13'11'' E-24º47'41''.  Km. 4462.


Dia 27 de mayo.

Drácula y sus vampiros, nos han respetado esta noche a pesar de que estamos en sus dominios,  hemos descansado bien.

A primera hora, el aparcamiento donde hemos pasado la noche, poco a poco se va llenando de autobuses con turistas visitantes de la ciudad medieval. Algunos dias viajamos visitando ciudades y poblaciones que no están en los circuitos habituales del turismo convencional, pero en otros sí vemos visitantes de diversos países en las zonas que visitamos, aunque dada la época en la que estamos viajando, en general no encontramos mucho turismo en Rumanía.


El lugar donde se asienta la ciudad de Siguisoara que hoy estamos visitando, está situado en un montículo rodeado por una muralla de más de un Km. de perímetro. La actual ciudad, antaño fue ocupada por los antiguos pobladores de Rumanía, Los Dacios, llamada Sandova. Posteriormente fue ocupada por el campamento Romano de Castrum Sex, denominación que se mantuvo hasta el S-XII. En el S-XIV. La población apoyó a Miguel Bravo en su conquista de la región, lo que le valió que desde entonces la ciudad fue ganando en estrategia comercial, una situación  que le proporcionó ser la primera ciudad de Transilvania en adquirir el estatuto de ciudadanía y autonomía.

A primera hora nos disponemos a visitar esta joya de ciudad medieval, que como ya os hemos contado, es Patrimonio de la Humanidad, reconocida por la Unesco. El conjunto medieval no es muy grande y la mayoría de sus calles están peatonalizadas por lo que la visita, salvando algunas de las empinadas calles o escaleras, se hace muy agradable. El conjunto arquitectónico  conserva intacta la magia y la sensación de pasear por una ciudad medieval detenida en el tiempo, sus estrechas y recónditas callejuelas adoquinadas, torreones amurallados, iglesias y plazuelas rodeadas de casas y palacios, nos han hecho disfrutar en la visita de un dia especial y  único.


Comimos en la ciudad y al final del día continuamos ruta, en primer lugar viajando por un territorio de suaves ondulaciones integrado de bosques de robles y pastizales con abundantes ganaderías de vacuno y lanar. Durante el viaje nos detuvimos en la localidad de Rupea para visitar la antigua fortaleza Teutona del S-XIV. N-46º02'17'' E-25º12'40'. Después continuamos viaje cruzando Los Cárpatos meridionales, por un paisaje boscoso y una carretera llena de curvas, para al final llegar a la ciudad de Brasov, una ciudad de Transilvania de 320.000 hab. Capital de la provincia de Brasov, situada en una depresión en medio de Los Cárpatos meridionales.

Al llegar a la ciudad, esta vez nos ha costado algo más de la cuenta encontrar un lugar próximo al centro medieval para aparcar "nuestra casa móvil" para pasar la noche y mañana poder dar un paseo y visitar la ciudad, al final y después de dar algunas vueltas, viendo como los aparcamientos estaban saturados de vehículos, lo conseguimos en una calle, que aunque no era un lugar muy apetecible para pasar la noche, es lo que encontramos, en un aparcamiento lateral, a unos 700 mt. del centro.

Lo que hoy hemos vivido y disfrutado, representa otra maravilla de esta Rumanía en la que cada dia que estamos y cada paso que damos por su territorio más nos sorprende.


A  las 9 de las tarde, aquí ya es de noche porque estamos más al este, aunque estamos una hora adelante con respecto a Europa. Finalizamos la jornada en una calle de la ciudad antigua de Brasov, escuchando en la radio la música romaní de los gitanos rumanos.

Aparcamiento pernocta N-45º38'53' E-25º35'40''. Km. 4609.

 Dia 28 de mayo.

Hoy amanece un dia espléndido, así que si no cambia esto, se nos presenta un buen dia para visitar la  ciudad de Brasov.

Aunque la ciudad se extiende por varios Km. el casco antiguo es pequeño y al estar este totalmente llano, donde la antigua muralla hacia una circunferencia, es muy fácil de visitar.


Para hacer un poco de historia de esta ciudad de Transilvania que estamos visitando, comentar, que donde hoy se asienta la ciudad antigua, fue habitada por los antiguos pobladores de Rumanía, Los Dacios, hasta que fue romanizada en el S-I. En la época de las oleadas migratorias S-IV al XI, eslavos, búlgaros y finalmente magiares se mezclaron con la población protorumana, hasta que en el S-XIII llegaron los sajones, seguidos por Los Caballeros Teutónicos. A los sajones la ciudad les debe la construcción de la primera fortaleza, en tiempos de las invasiones de los mongoles y otomanos, hasta que en el S-XVI se levanto la muralla de Brasov. La ciudad en la época fue la más grande de Transilvania, el principal emporio de los tres Voivodatos y el principal foco cultural. La renovada amenaza otomana y la dominación austríaca de la ciudad no lograron detener la expansión de la ciudad y su prosperidad.

Hasta la década de los 60 vivía en la ciudad una minoría de lengua alemana que se vió empujada por el régimen de Ceauscescu, comenzando un éxodo de los descendientes de los sajones que tanto resplandor le dieron a la ciudad, hasta el punto que hoy en dia ya no queda nadie de origen germano en la ciudad, aunque por lo que hoy hemos visto en la ciudad, los sajones también se las hicieron pasar canutas a los rumanos, ya que estos últimos para entrar en la ciudad amurallada, por alguna de sus puertas,  tenían que pagar tributos a los sajones.

Por último comentar, que en esta ciudad se gestó la primera revolución democrática de 1948 contra el Imperio Austro- Úngaro, lograron quitarles el poder y expulsarles de Transilvania y ésta ser independiente.


En nuestro paseo de hoy, al que le hemos dedicado toda la jornada, hemos percibido que Brasov es una bonita ciudad, que aunque está ubicada en una depresión de Los Cárpatos, está  rodeada de bosque y colinas. Tanto la ciudad nueva como la parte antigua, está muy bien acondicionada y limpia, con un urbanismo de amplias avenidas,  parques y edificios de nueva arquitectura, en la ciudad nueva, y amplias plazas y calles en la ciudad vieja, con palacios y casas en muy buen estado de restauración, especialmente en la parte central de la zona monumental, también tiene monumentos relevantes como la catedral negra de estilo gótico florido, la torre del consejo de estilo renacentista,  o algunas partes de la muralla que aún se conservan etc.

Continuamos la visita tomando el teleférico que te sube al monte Tampa, un lugar elevado a 600 mt., sobre la ciudad y que es un parque natural,  desde donde se disfrutan de unas excelentes vistas de la ciudad y sus entornos. Al final comimos en la ciudad y después de hacer unas compras en una grande superficie de las afueras, nos trasladamos 15 Km. hasta la pequeña población de Prejmer, con la intención de ver su ciudadela patrimonio UNESCO, mañana domingo por la mañana si ello es posible.


Mañana por la mañana después de visitar la ciudadela de esta población en la que estamos, con la ayuda de nuestra guía, ya veremos para donde tiramos, de momento ahora toca descansar que el dia ha sido muy largo.

Aparcamiento pernocta  N-45º43'14'' E-25º46'24''. Km. 4624.

Dia 29 de mayo.

Esta pasada  noche hemos descansado muy bien en un aparcamiento próximo a la fortaleza de   la pequeña población de Prejmer, al lado de la unidad de bomberos voluntarios.

Hoy es domingo y hasta las 11 de la mañana no se abre la fortaleza para las visitas, por lo cual vemos como llegan algunos autobuses con turistas (muchos de origen oriental) y después de ver el horario, sacan algunas fotos por fuera y se van.


Nosotros mientras abren esperamos, aprovechando para hablar con algunas de las personas de la unidad de bomberos voluntarios que están de guardia, solicitando de estos si podíamos llenar de agua los depósitos de la autocaravana, estos sin ningún problema, nos indican que podemos llenar el agua que necesitamos. Mientras llenaba el depósito y hacia tiempo para visitar la fortaleza, estuve hablando con un rumano que había estado trabajando en Madrid y en Alemania, este me comentó, que en su período de emigración, trabajando en la construcción en ambos países, logró algunos recursos que le permitieron hacer una casa en la población que estábamos. Le pregunte qué tal le había ido por España y este me comentó, que bien, que tenía un buen recuerdo de los españoles, ya que estos tenían una mentalidad y hábitos de vida muy parecidos a la de los rumanos. También comentó que el Alemania la situación fue distinta. Mientras en España hablaba y se relacionaba con la gente, en Alemania tenía problemas para hablar con los alemanes, ya que según su versión, no era problema del idioma ya que aprendió algo de alemán y podía entenderse con ellos, el problema radicaba en que estos no le daban la confianza, que le habían dado en España, donde la gente se saluda y habla por la calle y en Alemania esto no es así. Muy buena la reflexión de este rumano que coincide bastante con lo que nosotros hemos vivido en nuestros viajes por Alemania.

También me comentó, que el ahora vivía mucho mejor en Rumanía que cuando estaba en España y en Alemania, porque cuando trabajaba en estos países, tenía que pagar el alquiler, la vida era más cara y tenía que hacer muchos sacrificios para ahorrar y poder hacer su vivienda en su país, que era su objetivo como emigrante. Ahora en Rumanía, aunque el salario es más bajo que allí, aquí la vida es más barata y ya no tiene que pagar alquiler por la vivienda, por lo tanto, el piensa que aquí está mejor, porque está con su gente y vive mejor. Al final, en reconocimiento a la ayuda y la conversación, le obsequié con una botella de vino tinto de crianza  de rioja y el hombre me lo agradeció con los gestos y la sonrisa característica de las  personas latinas.

Con estas conclusiones y esta experiencia, que uno saca del país que estamos visitando, entre otras cosas, al hablar con su gente, a las 11 de la mañana visitamos la Fortaleza.


La fortaleza que es patrimonio UNESCO, fue  construida por Los Caballeros Teutones como parte de su programa de la colonización de la región. Posiblemente esta fortaleza es la mejor conservada de la región de Transilvania. Alberga en su interior una capilla de estilo gótico con planta de cruz griega. En los S-XV al XVIII en la fortaleza se construyeron tres recintos amurallados, que si lo añadimos al desarrollo de la  estrategia militar, que hemos visto en el recinto amurallado, esta gran obra debió de ser muy importante para la zona en su época. Todo el recinto de murallas está rodeado de habitaciones numeradas, con escaleras y galerías de pasillos a diferentes alturas que conectan directamente  con las ventanas saeteras de todo el recinto, hay que tener en cuenta que cuando había algún ataque, la fortaleza acogía en ella a la población de la zona, porque entre otras cosas, eran los que con sus tributos colaboraban a sostener ésta.

Además de esta gran obra de arquitectura defensiva medieval de los teutones, en la capilla gótica uno puede disfrutar de una buena colección de alfombras persas, esto ya lo hemos visto en otra iglesias o monasterios que hemos visitado, parece ser que estas alfombras, la mayoría de origen persa o de la Anatolia turca, obedecen a las donaciones de los mercaderes de la época cuando visitaban o comerciaban con estos recintos y con sus administradores. La fortaleza de Prejmer nos ha encantado y os recomendamos que si os acercáis por aquí, no os la perdáis.

Después de la visita, continuamos ruta, esta vez de nuevo hacia los profundos valles de Los Cárpatos meridionales, para visitar lo que hoy se considera la capilla Sixtina de la vampiromanía o Drácula manía, el famoso y muy visitado, Castillo Fortaleza de Bran N-45º30'42'' E-25º21'56''. Un castillo muy bonito, situado en un peñasco rodeado de un paisaje precioso, pero en el que ni siquiera vivió  Vlad Tepes, el personaje que inspiro al escritor inglés Bram Stoker a escribir la novela de "Dracula".  La historia real nos cuenta que el voivoda Vlad Tepes, llamado por su sadismo "el empalador, solo estuvo en el castillo de Bran, cuando luchó y se lo arrebató a Los Teutones, pero por lo que hemos vivido hoy aquí con las máscaras de Drácula, los gritos y otras cosas, parece que algunas personas tienen necesidad de creerse cosas que solo son fruto de la imaginación y nunca han sucedido.


El castillo de Bran, que estaba en muy mal estado, fue reconstruido a finales del S-XIX por los reyes de Transilvania, Fernando y Maria y fue habitado por ellos.

Al final de la jornada, con la intención de descansar un poco de la visita al patrimonio rumano y sus ciudades,  nos trasladamos hasta la población de Busteni,  una zona de montaña con estaciones invernales, situada en un valle alto en plenos Cárpatos a 1100 mt. de altitud,  rodeada de montañas de hasta 2500 mt. de altitud. Aquí pasaremos la noche y mañana ya veremos si seguimos por aquí o no.

Para terminar, desde Los Cárpatos, desear felicidades para los aficionados del Real Madrid, para los del Atlético felicidades también, porque se las han hecho pasar moradas  a todo un Madrid hoy onceavo campeón de la Champion.

Aparcamiento pernocta N-45º24'32 E-25º31'30''.  Km. 4725.

Dia 30 de mayo.

El aparcamiento de la población de Busteni, en plena montaña de los Cárpatos, es un lugar muy tranquilo y hoy lunes hay poca gente, asi que por la mañana hemos pagado el tique,  5 € por dos dias, y no nos movemos, nos quedamos aquí a descansar.

Hay que tener en cuenta que las visitas al patrimonio natural o cultural de las ciudades y pueblos que estamos recorriendo, aunque aparcamos la autocaravana próxima a los centros de visita, lo hacemos a pie y esto supone que la mayoría de las jornadas hacemos caminando,  una decena de Km. o algo más, aparte de los Km. que recorremos en la autocaravana, por lo tanto  hoy toca descanso, aunque también hay algo que hacer, como cortarnos el pelo, Senia y yo nos cortamos el pelo mutuamente  hace ya más de  30 años y eso también es una situación buena para viajar. Por otra parte, hoy en nuestra parada también hemos hecho otras cosas, como darnos un paseo relajado por el bosque o cocinar una paella de carne y verduras para la comida, de la que hemos disfrutado de lo lindo.


Aparte de esto, al estar cerca de la montaña no me he podido resistir y he tomado el teleférico que tenemos al lado (Senia se ha rajado), que me ha subido hasta el parque natural de Bucegi y el monte Caraiman a 2200 mt., de altitud, donde he disfrutado de un paseo por la montaña.

Hoy como dispongo de más tiempo, voy tratar de contestar algunas preguntas que me hacen algunas personas que siguen por internet los comentarios de nuestros viajes:

Algunos autocaravanistas y otras personas que no lo son y siguen los comentarios del dia a dia. Por mensajes privados nos preguntan algunas dudas que tienen sobre este tipo de viaje. Pues bien....como creemos que algunas de estas respuestas pueden tener interés para los autocaravanistas que preguntan y para aquellas otras personas que desconocen esta forma de hacer turismo, vamos a tratar de contestar en público algunas de estas dudas.


Un amigo de facebook, nos pregunta "si por seguridad o compañía no es mejor hacer este tipo de viajes recorriendo miles de Km. por ahí y por países desconocidos, en compañía de otros autocaravanistas y no solos como lo hacemos nosotros".

Nuestra respuesta es que igual sí, pero nosotros cuando compramos la autocaravana y no conocíamos este mundo, lo intentamos, haciendo algún viaje por ahí con otros autocaravanistas. La experiencia no fue muy positiva, respetando las formas y gustos de cada uno, no se trata de que las personas con las que hemos viajado sean buenas o malas, se trata que cada uno tenemos gustos diferentes y entendemos la forma de viajar en autocaravana de otra manera. Nuestro interés principal en los viajes que hacemos, se centra fundamentalmente en las visitas al patrimonio natural o cultural de las ciudades o pueblos que visitamos en los países que recorremos,  esto no todo el mundo lo soporta, ya que sus gustos son otros y en un viaje que a veces puede durar dos meses o más de 10.000 Km. de recorrido, para algunas personas nuestra forma de disfrutar de la autocaravana se puede convertir en un coñazo.


Referente a la seguridad, nuestra experiencia al viajar por ahí nos indica, que no es una cuestión que nos preocupa mucho, después de los Km. recorridos por toda Europa, somos conscientes de que en cualquier lugar puedes tener  algún desgraciado contratiempo, pero hasta el dia de hoy en el único país que nos han abierto la autocaravana ha sido en España y en Santander. Por lo tanto, para nosotros por nuestra experiencia, no tenemos más remedio que pensar, que quizás el país más complicado para viajar en una autocaravana y correr el riesgo de que te la abran, es precisamente España. Por otra parte, pensamos que uno no debe de comprar una autocaravana, si tiene miedo o le preocupa la seguridad a la hora de moverse por ahí.

Algunas personas también nos han preguntado que "como nos organizamos para vivir en la autocaravana un viaje largo sin entrar en los camping". Nosotros y nuestra forma de viajar, normalmente, no necesitamos los camping, ya que estos en su mayoría están alejados de los lugares de visita,  por otra parte están limitados por temporalidad, horarios de acceso y salida etc y eso no nos conviene, aunque muy de vez en cuando si utilizamos alguno.

De todas formas, hay que tener en cuenta que nuestra autocaravana es bastante autónoma, para dormir cualquier lugar, calle tranquila o aparcamiento que este iluminado y en la proximidad de un centro urbano o una zona habitada, nos sirve y por lo demás, solo necesitamos cargar agua y vaciar depósitos cada dos o tres dias y para esa necesidad nos solemos servir de los servicios de las áreas de autocaravanas, gasolineras etc, dando una propina a los empleados o repostando combustible.

De todas formas hay que tener en cuenta que cuando se viaja y se vive en una autocaravana durante un período largo de tiempo, aunque éstas están pensadas y dotadas de cierta comodidad, uno vive en un espacio de apenas 13 o 14 mt.2. y esta situación implica unas obligaciones diarias por parte de los ocupantes de la autocaravana.


Aunque como ya hemos comentado, nosotros no organizamos el viaje y es el día a día y con la ayuda de nuestras guías y mapas, los que nos indican la  ruta a seguir, esto no quiere decir que no estemos organizados, por ejemplo:

A Senia le corresponde todos los dias, quizás la labor más importante del viaje. Como licenciada en geografía e historia, es la que prepara la ruta y los lugares de visita, también se ocupa de atender "la casa", la ropa o la comida, esta última es fundamental, ya que  los países que recorremos, sobre todo los del norte de Europa, normalmente tienen una alimentación basada en la carne de cerdo u otras viandas, pero el problema a nuestro juicio reside, en que aunque se cocinen en los restaurantes verduras, hortalizas o legumbres, estas casi siempre están cocinadas o con mantequilla o con grasa de cerdo y nuestro organismo no está habituado a este tipo de cocina y alimentación, está habituado al aceite de oliva, por lo tanto, si estamos por ahí unos dos meses, es importante seguir una dieta alimentaria a la que nuestro organismo esté acostumbrado, tratando de comer en los restaurantes lo menos posible ya que al final, a buen seguro tendríamos problemas con nuestro organismo y este nos restaría facultades para poder disfrutar del viaje.

Por mi parte yo me encargo de conducir la autocaravana y sobre todo de tratar de estar concentrado lo máximo posible en la conducción de ésta y no tener problemas con el tráfico (hay que tener en cuenta que viajamos por países y carreteras que no conocemos), sobre todo tratando de evitar "las que algunos conductores te preparan en las rutas diarias", especialmente en Rumanía. Otra de las labores, es atender todo lo que respecta a la autocaravana como vehículo, atender el motor, las baterías y su carga, las ruedas, las luces, el gas y los aparatos de la vivienda, como el calentador de agua o la calefacción, reparando alguna avería o mal funcionamiento, gestionar la carga y descarga de los depósitos de aguas para la ducha y váter etc. Por otra parte, también me encargo de buscar los aparcamientos para la visita y la pernocta y también preguntar o hablar con la gente, afortunadamente puedo entenderme en inglés, italiano y por supuesto en castellano y malo ha de ser que en alguna de estas tres lenguas no me entienda por ahí.


De todas formas, si os animáis a viajar, esto no es un problema,  nuestra experiencia nos indica que los españoles (a pesar del, a nuestro entender, notable deterioro que últimamente está sufriendo nuestra lengua, por algunos, que al parecer tratan de que esta privilegiada lengua casi universal que es el castellano, pase a un segundo plano)  tenemos la suerte de hablar una lengua muy conocida y hablada en todo el mundo, es muy raro que viajes por donde viajes, no encuentres a alguien que no hable algo de castellano.

Otra labor que realizo, es tomar las coordenadas GPS de los lugares que visitamos, sobre todo de los aparcamientos,  también redactar la crónica sobre el viaje que os subo a facebook todos los dias, la redacción de lo que os cuento es siempre con la ayuda de Senia que es quien me documenta sobre  las fechas y los acontecimientos históricos de los lugares que visitamos. Por lo que veis, en algunos aspectos del viaje si estamos organizados, sobre todo en la labor del día a día. Estos apuntes me sirven también para después de finalizado el viaje, hacer un relato en el blog Cosasdelautocaravanismo  con la intención de tratar de animar y ayudar a otras familias de autocaravanistas para viajar por ahí.

Como podéis ver, la labor diaria para disfrutar de un viaje, es constante y creemos que absolutamente necesaria, sin esta labor de mutua colaboración diaria, estamos convencidos que  no sería posible, realizar un viaje o disfrutar con plenitud de éste, como el que estamos haciendo.

Dia 31 de mayo.

Hoy dejamos el aparcamiento descanso, al lado de la montaña de los Cárpatos, en la población de Busteni, en el que hemos disfrutado de dos tranquilas noches y ponemos rumbo a la población cercana de Sinaia, con la intención de visitar el palacio de Peles.


El palacio de Peles está situado en las afueras de la población de Sinaia en medio de un frondoso bosque, donde se ha organizado un jardín pintoresco a modo de los paisajes ingleses, fué construido por el Rey Carol I y según nos cuentan, costeado íntegramente por el soberano. La arquitectura del palacio está inspirada por la renacentista bávara, un estilo muy común en este tipo de edificaciones del S-XIV. N-45º21'27'' E-25º32'54''.

Desde el aparcamiento donde dejamos la autocaravana, accedimos al palacio dando un paseo, por un acceso que discurre paralelo a un río de montaña, río que nos ofreció la vista de algunas cascadas muy bonitas, un paseo que hizo nuestras delicias disfrutando también del espléndido bosque de hayas y abetos. Llegamos al palacio y rodeamos éste, recorriendo sus jardines y entorno, ya que había bastantes turistas, el acceso al interior del palacio está bastante regulado y para verlo por dentro tocaba una larga espera, aparte que solo te permiten ver algunas salas, asi que una vez disfrutado de la arquitectura exterior del imponente palacio, continuamos ruta.


En nuestra ruta de hoy, dejamos atrás la región de Transilvania y nos adentramos en la de Valaquia. Transilvania nos ha gustado mucho y aparte de ser la región que más territorio ocupa de Rumanía, se nota que una buena parte del territorio está más desarrollado que la anterior región de Moldavia que también hemos visitado y nos gustó.

Continuamos la ruta del día dejando la montaña de los Cárpatos y accediendo a la gran llanura formada por la proximidad del río Danubio. En todo el territorio que hemos recorrido hasta ahora  por Rumanía, las carreteras a izquierda y derecha están llenas de poblaciones con casas o edificios al lado de las carreteras y apenas dista un Km. de un pueblo al otro sin edificar. Cuando viajas en un vehículo, esta situación presenta un problema, que, la limitación de la velocidad en la mayoría de los casos es de 50 Kh y para circular una centena de Km. dedicas mucho tiempo. Aunque para muchos conductores rumanos los límites de velocidad en ciudad son poco respetados, nosotros tratamos de respetarlos y esto presenta una dificultad, tienes que estar muy atento porque algunos rumanos parece que no tienen paciencia y  te adelantan constantemente, con límite de velocidad, o sin él, en raya continua, en curva o donde sea, les da igual. Por esta situación a la que no estamos acostumbrados, si uno no quiere tener problemas, es  necesario estar muy atento y facilitarles la maniobra, sea ésta donde sea, incluso detener la marcha y darles paso. La verdad es que ésta, hasta ahora, es la peor situación que encontramos en el país para viajar con la autocaravana y que contrasta mucho con el buen trato que nos da la gente rumana, por lo demás, estamos encantados.


Continuamos nuestro viaje que nos lleva hacia el sur  hasta unos 70 Km. de la capital Bucares, haciendo en la ruta una especie de V, continuando viaje otra vez hacia el norte hasta la pequeña población de Slanic. Aunque la ruta, por la complicación de algunas carreteras de Rumanía, ha sido rara, primero hacia el sur y después hacia el norte, nos hemos acercado hasta Slanic, con la intención de visitar las minas de sal, unas galerías mineras de explotación de sal, que ya no están en producción, pero que por su anunciada belleza, las están explotando turísticamente. N-45º14'10'' E-25º56'27''.

A nuestra llegada la visita a la mina estaba cerrada y no abren hasta mañana las 8, asi que nos hemos dado un paseo por el pueblo y hemos decidido quedarnos aquí esta noche, para mañana por la mañana visitarlas y continuar viaje.

Aparcamiento pernocta  N-45º13'55'' E-25º56'22''.  Km. 4823.

Dia 1 de junio.

El día de hoy con el sol en todo lo alto vamos a intentar descubrir algunas de las bellezas y curiosidades que tiene esta región rumana de Valaquia en la que nos encontramos. Una muestra más de lo que madruga esta gente, la hemos percibido hoy. Por la mañana  al despertar, a las 8 de la mañana sentíamos una música y un micrófono que animaba algo. Después de desayunar, más o menos  a las 9  y mientras Senia se duchaba y "arreglaba la casa", como suelo hacer la mayoría de los dias, me fui a dar un paseo por la población de Slanic donde hemos dormido esta pasada noche.


El centro del pueblo, en la proximidad de la estación del ferrocarril, estaban las calles cortadas por la policía municipal y había mucha gente por la calle, sobre todo niños y jóvenes. El acontecimiento del dia consistía, en que a las 9 de la mañana se hacia la entrega de los premios del curso escolar de atletismo y otros deportes. En nuestro país, estamos seguros, que estas cosas no se hacen antes de las 12 de la mañana, en fin.... otro detalle más de nuestras formas y costumbres con respecto a esta Europa que algunos parece que quieren unificar EN TODO, sin al parecer darse cuenta de algunos importantes detalles o diferencias.

A las 10 nos acercamos al aparcamiento de la mina de sal y hasta la taquilla para comprar los tiques ( 10 € por los dos incluido el transporte)  que te dan derecho a visitar la mina de sal. Nuestra guía de bolsillo, nos indica que para acceder a la mina se baja en un ascensor a unos 200 mt. de profundidad, pero nuestra sorpresa fue que ahora no es así, te subes a una furgoneta adaptada para viajeros ( por cierto, llena de óxido por todas partes por estar sometida a un trabajo dentro de un ambiente salino) y ésta te lleva al final del pueblo donde está ubicada la empresa minera y sin detenerse, ante nuestra sorpresa, comienza a entrar por un estrecho  túnel, que conforme va entrando se hace más ancho y que baja en espiral, nosotros calculamos que unos 2 Km, hasta una puerta que la tienen cerrada por la corriente de aire que se forma y  hace de cortavientos entre las inmensas salas y el túnel de acceso por donde hemos entrado y por donde durante la explotación minera se sacaba la sal.


Esta primera parte de la visita nos resultó, aparte de una sorpresa por la forma de acceso a la mina, impresionante,  pero aún no sabíamos lo que nos esperaba dentro de la gran mina de sal.

Para hacernos un poco la idea de la situación, la mina se compone de 14 cámaras que ocupan una dimensión de 2,9 millones de mt3=  7,8 Ha, en la que durante el trabajo de miles de personas en  muchos años se han cortado y extraído millones de bloques cuadrados de sal de 2x2 mt. En estas impresionantes cámaras mineras trabajadas por el hombre y a 200 mt. bajo la tierra, se han celebrado competiciones deportivas de todo tipo, desde baloncesto a competiciones de aeromodelismo, entre otras cosas, esto da una visión de la inmensidad de la cavidad minera, una cavidad cortada en forma de trapecio y con una altura de casi 100 x 100 mt. con inmensos pilares de sal para sostener la gran cavidad, hay que verlo para creerlo.


La sorpresa al acceder fue mayúscula, nunca habíamos visto unas dimensiones bajo tierra que se le puedan comparar y eso que hemos visitado las minas polacas de sal de Wielicia, que las consideran como unas de las más impresionantes que se pueden visitar. Las polacas son muy bonitas y ofrecen una colección de escultura centenaria realizada por los mineros preciosas y muy valiosas, pero las dimensiones de las salas de esta mina rumana, es lo que más te sorprende, es impresionante.

Dentro de la mina puedes estar todo lo que quieras, aunque el problema reside en que estas a una temperatura de 12º y te quedas frio, tienes desde juegos para los niños, servicios de váter, cafeterías, tiendas de suvenires etc.


A nosotros lo que más nos impresionó, aparte de la enorme dimensión de las salas, fue la belleza del veteado de las capas y paredes de sal y el brillo marmolado de estas, precioso.

Estuvimos disfrutando unas dos horas de esta belleza hasta que salimos de la mina con el mismo medio que entramos, Senia con bastante frio, pero al llegar a la superficie terrestre y con el sol que ya hacía (hoy hemos soportado temperaturas de hasta 30º) enseguida se puso a punto.

Nada más llegar a nuestra casa móvil y después de tomar un café, arrancamos motores y pusimos rumbo, esta vez de nuevo haciendo una ruta en V hacia la gran llanura y el sur del país, para cambiar rumbo de nuevo hacia el nordeste. El viaje por el país lo estamos realizando de norte a sur, siempre en busca de algunos de los atractivos que para nosotros ofrece Rumania, con constantes quiebros de este a oeste.


Durante el corrido de la jornada, al cruzar por las poblaciones y al igual que en todo lo que llevamos recorrido por el país, vemos mucha gente trabajando en el campo, en grupos sallando el maíz a mano y otras labores,  caminando o en bicicleta, el problema para nosotros es que tenemos que estar muy atentos a la gente que camina o en bicicleta por las orillas de las carreteras, entre pueblo y pueblo o por las mismas poblaciones, lo hace porque en la mayoría de los casos no disponen de arcenes o aceras para desplazarse y forzosamente lo tienen que hacer por la orilla de la carretera. También vemos muchas personas que hacen autoestop, hemos preguntado por esta situación y nos han contestado que esto es normal y está muy institucionalizado  en Rumania, que normalmente siempre dan una propina a quienes les recogen y desplazan en su vehículo. También vemos constantemente por las carreteras, gente del campo que se desplaza con carretas tiradas por caballos, en las que en algunos casos, utilizan este medio para desplazarse la familia con destino a la ciudad o el pueblo donde se dirigen.

Otra cosa que vemos en la mayor parte del país es la cantidad de árboles frutales plantados en terreno público en  las orillas de las carreteras o caminos, nogales,  muchos nogales, ciruelos, muchos ciruelos, cerezos, manzanos, perales etc, acompañan las orillas de las vías públicas del país. Esta situación ya la hemos visto por otros países del este que hemos viajado y pensamos que  proviene de la época de las comunas, cuando Rumania formaba parte de los países del Soviet. Otra situación que creemos que obedece también a la dependencia de la época del Soviet, en  la mayoría de las poblaciones por las que viajamos, están compuestas por viviendas unifamiliares, pero también vemos bloques de viviendas con la arquitectura tipo, sello de los arquitectos del sistema Soviet, que ya hemos visto en Rusia y en otros países del este por los que hemos viajado.


En fin....que con estas apreciaciones y otras, buscando en la guía, nos metimos por un valle y una carretera desastrosa, aunque esta discurría por una zona rural muy bonita, la intención de esta incursión no  era otra, que en nuestro espíritu aventurero por descubrir las bellezas que nos ofrece Rumanía, acercarnos a visitar unas formaciones naturales  en forma de pequeños volcanes en erupción, que regurgitaban lodos promovidos por el gas que hay en el interior de la tierra en esta zona por la que estamos viajando (durante el viaje de hoy, hemos visto algunas explotaciones de extracción de petróleo y gas con las características bombas trabajando)  con un sonido de glub.......glub....glub.


Un lugar llamado Vulcano Noroiosi, situado en medio de un paisaje de praderas y colinas muy bonito donde aparece un campo de Géiser expulsando gas y lodos,  que ha resultado el colofón de esta jornada de bonitas y agradables sorpresas. Eso sí, creo que los saltos de nuestra pequeña casa móvil, para traernos hasta aquí por estas carreteras de Dios,  han merecido la pena y creemos que están de sobra amortizados. Nº45º21'33'' E-26º42'52''.


Al final de la jornada, terminamos esta en un aparcamiento al lado de un polideportivo en la pequeña población de Magura, en la que nos dimos un paseo antes de retirarnos a nuestra casa, tomamos unas cervezas en agradable conversación con la empleada de la tienda y un joven que había trabajado en Londres y hablaba algo de inglés, conversación que también nos resultó muy aclaratoria de algunas cosas que estamos viendo y percibiendo en Rumanía.

Aparcamiento pernocta Nº45º16'48'' E-26º34'42''.  Km.4981.

Dia 2 de junio.

Hoy la jornada amanece con lluvia, la verdad que no nos coge con sorpresa, ya que el calor de ayer, más de 30º, tampoco era muy normal en esta época del año en el país que estamos visitando.

Hoy teníamos pensado visitar un parque de formaciones rocosas que formas bonitas esculturas muy próximo a Magura, la población donde hemos dormido esta pasada noche. Un parque que nos recomiendan nuestras guías, pero viendo el tiempo como está, no está el día para andar por el campo, así que decidimos continuar viaje, esta vez tratando de escapar de la lluvia, desplazándonos unos 250 Km. hacia el sudeste y hacia el delta del río Danubio.


La primera parte de la jornada, entre la constante lluvia que no cesaba y la carretera nacional por donde circulábamos, la verdad que no fue nada agradable, una carretera totalmente llana, pero estrecha y con una calzada en pésimas condiciones  y llena de circulación, sobre todo camiones, que aunque la carretera estaba mojada, vemos como algunos camioneros ruedan a una velocidad irresponsable y temeraria, en fin.....cosa de algunos camioneros que van de profesionales, pero demuestran no tener dos dedos de frente. El otro dia tuvieron que cortar una carretera nacional por la que circulábamos  y meternos por una ruta alternativa, por el accidente de uno de estos camioneros irresponsables que provocó un accidente que dejó bloqueada la carretera, no vayáis a pensar que esto solo sucede aquí, no que va, también en España y otros países por los que hemos circulado, hay un buen número de estos elementos.

Aparte de esta situación, esta parte de la Rumanía del sudeste es la que menos nos está gustando de todo lo visitado, no en vano nuestra guía de viaje no destaca nada relevante por esta parte del país, salvo el delta del Danubio. Otra de las situaciones que hoy nos ha tocado vivir al viajar por esta parte, es que la carretera nacional por la que viajábamos nos metía por el centro de algunas ciudades con unas calzadas llenas de baches, ondulaciones en la calzada y un urbanismo para echar a correr. En fin....que estas son algunas de las cosas que a uno le toca vivir de vez en cuando si viaja por ahí de la forma que viajamos nosotros.

En la ruta vemos también  campos de extracción de petroleo y gas, con las características bombas trabajando.


Al filo de la 1 de la tarde llegamos a la ciudad de Braila, otra ciudad desastrosa situada en la orilla del rio Danubio donde se perciben desechos industriales por todas partes. En Braila tomamos un transbordador, N-45º17'23'', repleto de camiones y camioneros, que nos traslado a la otra orilla del Danubio, llamada Sumardan. La entrada en el trasbordador fue la otra decepción de la jornada, tanto la zona de acceso al embarque, como las rampas de acceso al trasbordador estaban impresentables y caóticas, con los pesados camiones de grandes ruedas dando saltos como caballos para logran subir al trasbordador y nosotros allí acoquinados en medio de tal desaguisado, en fin....cosas para olvidar.

Al final desembarcamos en la otra orilla, los camiones y sus camioneros salieron del trasbordador, como entraron, dando saltos y patinando las ruedas, menos mal que salieron de allí como una horda, echando chispas y los perdimos de vista. Después de esto, ahora comprendo lo que hacen algunos camioneros (afortunadamente no todos son así) que ellos mismos se autonombran profesionales de la carretera. ¡¡¡Menuda Horda de subnormales!!!!!


La segunda parte de la jornada cambió por completo, a unos dos Km, después de dejar el trasbordador, paramos para comer y relajarnos, en un descanso de la carretera al lado de una zona de lagunas del Danubio muy bonita y agradable, con cánticos de aves de la laguna y la vista de una zona poblada de nenúfares.

Después del descaso, continuamos ruta por una carretera estrecha pero con buen piso y menor circulación que la de la mañana. Aparte de esta mejor situación,  el paisaje es muy bonito con zonas de cultivos de cereal, girasol, maíz y muchos viñedos etc.


Al final de la jornada llegamos a la ciudad de Tulcea, una ciudad cosmopolita de 95.000 hab, donde conviven rumanos, italianos, turcos armenios, ucranianos etc. una ciudad cabeza del delta del Danubio, declarado como Reserva de La Biosfera, situada al lado de uno de los brazos del delta, desde donde salen los barcos para visitar este inmenso parque, creado por el río Danubio en su constante labor durante millones de años.
Después de dar algunas vueltas con la autocaravana por la ciudad, encontramos un aparcamiento de pago, en un puerto deportivo muy próximo al centro ciudad. Esta noche dormiremos en el aparcamiento del puerto al lado del río, mañana según se despierte el día veremos lo que hacemos, si nos vamos en barco a dar una vuelta por el delta o continuamos ruta.

Aparcamiento pernocta. N-45º10'56'' E-28º48'23''. Km.5223.

Dia 3 de junio.

Hoy hemos vivido posiblemente una de las jornadas más bonitas de nuestro viaje. Por la mañana amanece un día con sol, aunque con algunas nubes en lontananza, que amenazaban tormenta, pero esta llegó, con muy poca virulencia, después de las tres de la tarde, por lo cual nos vino muy bien porque el agua que nos trajo refrescó un poco la autocaravana para nuestra estancia en ella durante la comida y el descanso de mitad de jornada.


Viendo como se presentaba el día, a las diez de la mañana, con la ayuda amable de Radu, un rumano que ha trabajado un año en España, concretamente en la ciudad de Burgos y que trabaja en el puerto donde estamos aparcados y hemos pasado la noche,contratamos por 80€ un barco grande para los dos solos, por cuatro horas de recorrido, para que nos llevase por  algunos de los canales y lagos del delta.

Contratamos este tipo de barco, porque no queríamos ni chalupas, ni motoras rápidas ni ningún medio que no fuese relajado y tranquilo, aunque nos costase un poco más caro, queríamos un medio tranquilo para disfrutar de la belleza de este extraordinario paraje de agua, fauna y vegetación.


Acertamos de pleno, el patrón que manejaba el barco (que hablaba italiano y me entendía muy bien con él) y el marinero que le acompañaba, dos personas de edad muy tranquilos, nos han hecho pasar una mañana que difícilmente olvidaremos (gracias Radu por tu ayuda).

Partimos del puerto donde estaba atracado el barco, navegando en un principio por uno de los brazos del Danubio, donde el marinero nos preparó y nos sirvió un café al estilo turco, que estaba buenísimo. Continuamos navegando tranquilamente por el canal, donde el patrón vadeaba con habilidad las corrientes del río, navegando de orilla a orilla, dejando esta vía  para meternos por un canal más estrecho que conducía a otros aun más estrechos, hacía una zona lagunar. La sensación de belleza y bienestar conforme íbamos avanzando era extraordinaria, el impresionante paisaje de agua, vegetación, aves acuáticas y colorido que teníamos ante nuestros ojos, no solo nos entraba por nuestra vista, también por el resto de los sentidos.


Durante el recorrido se nos ofrecía una extraordinaria naturaleza, en un estado puro y salvaje, pero también sentíamos por nuestros oídos el cántico de multitud de aves y el croar de las ranas, acompañado todo por el agradable aroma perfumado que despedía una naturaleza de lo más exuberante que uno puede ver, oír y oler.

Senia estaba encantada, no hacía más que decir que belleza, que había visto pocos parajes naturales tan extraordinariamente bonitos.
Para hacernos una idea y ponernos en posición de lo que significa este extraordinario paraje rumano del delta del río Danubio, vamos a tratar de comentar algunos datos sobre el mismo:


El delta del Danubio tiene una extensión de 799.000 ha (679.000 pertenecen a Rumanía y el resto a la vecina Ucrania, con la que hace frontera), acoge doce ecosistemas diferentes, con miles de especies clasificadas de flora y fauna. Un mundo de tierra y agua, que durante nuestra visita, hemos comprobado hoy, este extraordinario espacio natural, quizas sea  único en Europa por su riqueza y amplitud, aunque se ve que es extremadamente frágil ya que también hemos observado que hasta ahora no se han contemplado todos los cuidados necesarios, donde se percibe también la desecación de algunas zonas apantanadas y la presencia del hombre para la explotación de estos terrenos o la intervención de este en dragados y el depósito de algunos residuos.

El espacio ha sido incluido en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad  y Reserva de la Biosfera por la Unesco. Por el bien de todos, esperamos que a partir de ahora, la situación cambie y este hermoso paraje se mantenga en el estado más puro posible.


Sobre las dos y cuarto de la tarde, encantados y maravillados de todo lo que habíamos visto y sentido durante nuestra visita a una pequeña parte del delta del Danubio, llegamos al puerto de Tulcea de donde habíamos partido esta mañana, agradeciendo a las dos personas que con su barco nos habían hecho pasar tan buena mañana.


Antes de retirarnos a comer y descansar a nuestra autocaravana, nos sentamos en una terraza del paseo fluvial a tomar unas cervecitas pensando en lo que habíamos disfrutado en la visita al delta.

Al atardecer y aun bajo la tormenta, aunque esta estaba ya más alejada y débil, dimos un paseo por la ciudad y ya de noche nos retiramos a nuestra casa móvil.


La ciudad de Tulcea es una ciudad pequeña de 95.000 hab, que aunque no tiene un centro histórico de interés, quizás lo más interesante es el museo de la ciudad dedicado al Delta, integra un centro urbano bastante bien cuidado con una gran plaza y algunas avenidas bien urbanizadas. Otra cosa es si te desplazas a la periferia, eso es otro mundo que no tiene nada que ver con lo que últimamente estamos acostumbrados a ver en países como el nuestro y otros que integran la CEE.

Mañana, sin saber aun en donde terminaremos la jornada, pondremos rumbo hacia nuevos lugares de esta Rumanía que cada vez nos sorprende y gusta más, sobre todo la amabilidad y el buen trato que estamos recibiendo  de sus gentes.

Dia 4 de junio.

Lo hemos pasado muy bien en el delta del Danubio y en la ciudad de Tulcea, ciudad que nos ha acogido muy bien en su aparcamiento del puerto, pero tenemos que seguir nuestra ruta por este país para continuar tratando de descubrir y disfrutar de sus bellezas.


Sobre las 9 de la mañana dejamos el aparcamiento y nos trasladamos en primer lugar a una superficie comercial de la ciudad para reponer la despensa de nuestra casa móvil, después realizamos los servicios de descarga de agua, váter y carga de agua para la ducha y cocina, en una gasolinera de las afueras de la ciudad, (como siempre colaborando con una propina al empleado en reconocimiento a su amabilidad y atención al ayudarnos).

En la gasolinera también disponían de un lavadero para limpiar vehículos, con la típica maquina de jetones y pistola de presión, así que aprovechamos para darle un chapuzón a nuestra querida autocaravana, ya que la pobre, después de todo el barro que ha soportado estos días por algunas de las insufribles carreteras rumanas, estaba que daba pena y creo que bien merecido se lo tenía.

El pasado dia, en la comarca de Rumanía por la que estamos viajando, esta se ha visto afectada por un tornado que ha dejado algunas cosechas, sobre todo de frutales, muy afectadas  y también las carreteras, algunas por las que hemos  circulado estaban llenas de barro e incluso piedras en la calzada, motivado por los arrastres de la tromba de agua que ha caído por aquí. A nosotros no nos ha cogido de lleno por cuestión de horas, pero algo nos ha afectado, sobre todo en las carreteras.


Después de hacer las compras y atender las necesidades de la autocaravana, hemos puesto rumbo, esta vez, hacia el sur y a la ciudad de Constanza, viajando por la región de Dobregea, continuando viaje por algunas carreteras secundarias, bordeando las zonas lagunares del delta del Danubio, llenas de aves de todo tipo, entre ellas los pelícanos. Paramos a visitar algunos pequeños pueblos de pescadores como Sarichion, Jurilovca o Mahmudia N-45º05'21'' E-29º05'29'', pueblos muy ornamentados en cada casa o en las avenidas de acceso con muchas flores, sobre todo de rosales, muchos y preciosos rosales por todas partes.

Durante la ruta, hemos disfrutado de la arquitectura de algunas casas típicas de la zona, con techumbre vegetal de carrizo, donde se percibe la influencia otomana de los típicos arcos de algunas de estas. Una arquitectura que ya hemos visto anteriormente en nuestro viaje  por Turquía. Durante el viaje del día de hoy también hemos disfrutado del colorido de las grandes llanuras de cereal u otros cultivos como, los girasoles, maíz, patata, alubias, arrozales u hortalizas de todo tipo,  que se cultivan por esta zona de las proximidades del delta, en amplias y llanas explotaciones, con maquinaria agrícola, pero también con muchas personas trabajando manualmente en el campo con azadas u otras herramientas.


Sobre las seis de la tarde, como estábamos cerca, Senia mirando la guía, se le ocurrió, acercarse hasta el recinto arqueológico de la antigua ciudad Romana de Histria, madre mía..... Si durante el dia las carreteras, a pesar de los desperfectos dejados en estas por la tromba de agua caída, habían sido bastante aceptables, para llegar a Histria, caímos en una carretera de unos 20 Km, desastrosa, pero es lo que tiene el dar gusto y placer a la compañera de viaje, sobre todo si esta es una enamorada de la historia, sobre todo del mundo Romano o Griego.

Al final y tras dar un monton de saltos con la autocaravana, llegamos y aparcamos en el aparcamiento del recinto arqueológico. No había nadie visitándolo (después de llegar hasta aquí no nos extraña), pero el recinto arqueológico  tampoco estaba cerrado, así, que pagamos las entradas y visitamos en primer lugar el museo y después las ruinas de la antigua ciudad romana de Histria. Después de visitar todo, pensamos que es una pena que un legado histórico tan importante como éste, esté tan desdejado y profundamente abandonado, desde el museo hasta las ruinas, que prácticamente se las come la vegetación existente, son un desastre de dejadez. La antigua ciudad de Histria, es una ciudad muy amplia del legado Romano del S-II, posiblemente es uno de los mejores vestigios de los romanos que se pueden visitar en toda Rumania, ya que aunque no está toda excavada y por supuesto investigada, si lo está una buena parte de ella y también, fruto de estas excavaciones, se han logrado importantes piezas que se pueden ver en su museo, museo que también contiene valiosas piezas del mundo Griego.

Por lo tanto y aun reconociendo que la economía rumana, en este momento, económicamente, no está para tirar cohetes, no entendemos el absoluto abandono que sufre este importante legado histórico del mundo Romano y también del propio país.

Continuamos viaje hacia la Ciudad de Constanza, a la cual llegamos después de pasadas las 8 de la tarde, dando unas vueltas con la autocaravana en la proximidad del casco antiguo, hasta que encontramos aparcamiento en el inicio del paseo marítimo a unos 500 mt. del casco antiguo, debajo del hotel Palace.

Aparcamiento pernocta N-44º10'25'' E-28º39'51''. Km.5467.

Mañana visitaremos esta ciudad portuaria del Mar Negro de 340.000 hab, ciudad en la que hace unos 35 años, por motivo de trabajo, tuve la oportunidad de estar aquí tres veces, entonces la ciudad vivía unas circunstancias políticas y sociales muy diferente a las que hoy vive Rumanía, aunque en aquella época me gustó mucho, vamos a ver mañana que impresión sacamos de ella esta vez.

Dia 5 de junio.

El aparcamiento donde estamos y donde hemos pasado la noche, es un aparcamiento sujeto a pago por un sistema que tiene esta gente, que ya hemos visto en otras partes de Rumanía. Es un sistema muy parecido al de aparcamiento con control horario, pero que el pago no se hace en una máquina, hay controladores que se les paga el tiempo que vas a estar, aunque en la mayoría de los casos puedes estar todo el día, depende de la catalogación de la zona. Esta mañana cuando nos hemos levantado, sobre las nueve, he visto que a pesar de que hoy es domingo, los controladores estaban cobrando el aparcamiento ya que esta es una zona muy utilizada por la familias rumanas, al estar muy próxima al centro de la ciudad, la playa y el puerto deportivo, donde hay una amplia zona de paseos marítimos con cafeterías y restaurantes.


Pues bien....cuando he visto que estaban cobrando el aparcamiento, me he dirigido al controlador, un muchacho joven que hablaba inglés, con la intención de pagar el tique, ante mi sorpresa, este me ha contestado, que para los turistas extranjeros visitantes de la ciudad, el aparcamiento era gratuito.

Una buena experiencia y comportamiento más en positivo del trato que nos dan los administradores de la ciudad de  Constanza a los turistas en autocaravana,  parecido al que nos dan en algunas partes de España y en otros países que hemos visitado, que en algunos casos "nos echan a patadas".
Hoy el dia amanece radiante de sol, una jornada ideal para la visita a la ciudad.

La ciudad de Constanza de 340.000 hab. es la tercera ciudad más poblada de Rumania y el principal puerto del país, situada está en la costa del Mar Negro. Hoy la ciudad y posiblemente gracias a la posición estratégica de su puerto, es también una de las ciudades más industrializadas del país, aunque aún conserva algunos vestigios de un pasado glorioso griego y romano lo suficientemente interesante para considerarla una etapa imprescindible para quien visite Rumania y le gusten estas cosas de la historia y el arte. Aparte de los museos que ofrece la ciudad, ésta también ofrece amplios paseos bien urbanizados al lado del mar y espléndidos parques.


Como ya he comentado ayer, en esta ciudad  he estado tres veces hace unos 35 años y entonces me causó una muy buena impresión, hoy y después del tiempo trascurrido, en otra etapa muy diferente del país rumano, a la de antaño, la hemos vuelto a visitar y para mí fué un placer reconocer algunas de las calles, plazas o paseos de esta ciudad. Comenzamos la visita por el paseo marítimo de conduce al faro genovés y el casino, para continuar la visita por la catedral ortodoxa y la mezquita,  hacia la plaza de Ovidio, corazón del casco antiguo de la ciudad, visitamos la llamada casa del mosaico y lo que queda de las termas romanas, continuando la visita al museo nacional de arqueología e historia, continuando nuestro recorrido por las calles peatonales hacia el ensanche de la ciudad, para retornar ya cansados, hasta el puerto deportivo, en las proximidades donde tenemos aparcada "nuestra casa".

Ya en el puerto y como hacia algo de calor, decidimos comer un buen pescado y unos mejillones exquisitos que nos gustaron mucho, en un restaurante del puerto.

La impresión que nos ha dado la ciudad en general es buena, pero cuando yo la conocí hace mas de 35 años, en aquel momento no había las instalaciones de hostelería ni las terrazas que hoy se ven. Nosotros por aquella época teníamos que utilizar los hoteles, pero el casco antiguo estaba mejor conservado, la ciudad ha ganado en su parte nueva con una gran avenida longitudinal de varios km. y calles que terminan  o cruzan esta en forma de cuadrícula, y los paseos y puerto que se han ampliado notablemente. De todas formas, Constanza es una ciudad que vive de cara al mar,  con muy buenos paseos elevados sobre este y unas vistas preciosas. No sé que tienen las ciudades que viven de cara al mar, que esto se nota, dar un paseo, como nosotros hemos hecho esta mañana y esta tarde, al lado del mar, donde se siente ese olor y esa brisa a la que estamos acostumbrados, esa brisa y ese olor que después de viajar durante un mes por tierras del interior, ya echábamos en falta y es un auténtico placer volver a disfrutar de esta sensación.


Pero no nos podemos quedar en esto sin destacar, que quizás lo que mejor puede uno disfrutar de esta bonita ciudad, si le gustan estas cosas, es su buen museo arqueológico, un museo que alberga y ofrece al visitante una gran colección de vestigios y obras de arte del pasado histórico de la ciudad y de otras partes de Rumania. Una auténtica maravilla y un verdadero placer visitarlo.

Por la tarde noche, después de dar un paseo hasta la playa y los espigones marítimos, visitamos de nuevo el casco antiguo y terminamos de nuevo en el puerto deportivo, que como hoy es domingo, estaba muy animado con las familias rumanas disfrutando del paseo, de las terrazas y de la gastronomía que ofrecen bares y restaurantes.

Hoy hemos observado de nuevo, lo tranquila, educada y al mismo tiempo alegre, que es esta gente y la convivencia tan buena que se percibe de la relación entre ellos. Nos hacemos cruces y no entendemos nada de como algunos rumanos pueden cambiar tanto cuando están ante el volante de un vehículo. Otra situación que hoy también hemos vivido es lo barato que para nosotros resulta visitar los museos o los lugares de interés cultural en Rumanía, por la visita de 2 personas,  al museo nacional de arqueología e historia, hemos pagado 2,5 €. Se ve que este país apuesta por estas cosas, muy diferente a la mayoría de los países CEE que hemos visitado, entre los que se encuentra el nuestro, que está gestionado por algunos dirigentes políticos, que parece que no ven más allá de sus ojos, donde se nota a leguas que la puesta a disposición al ciudadano  de la cultura, deja mucho que desear, tratando ésta como una empresa más, solo viendo en ello un beneficio material, sin ver los beneficios de todo tipo que un país puede obtener, dando facilidades para  poner a disposición de todos los ciudadanos, para su formación y orientación, el patrimonio cultural.


En fin....que mañana continuaremos nuestro viaje, en este caso, bordeando  la costa de Mar Negro, intentando descubrir nuevos lugares que nos hagan disfrutar como hasta ahora de este precioso país.

Dia 6 de junio.

Hoy dejamos la ciudad de Constanza en la que hemos estado muy bien disfrutando de ésta y algunos de las  cosas que ofrece.


Por la mañana temprano, continuamos viaje por carreteras de la costa del Mar Negro, en dirección a la pequeña ciudad de Mangalia. Durante la ruta del día, visitamos algunas poblaciones, con urbanizaciones de casas, hoteles y apartamentos, dedicados al turismo de playa y descanso. Un detalle a destacar, que en las poblaciones costeras con abundantes playas, como Neptuno N-43º52'50'' E-28º36'18'', éstas estaban rodeadas de parques y arbolado, donde reinaba una tranquilidad sorprendente.

Al medio día, llegamos a la ciudad de Mangalia, una ciudad de 40.000 hab. situada en la proximidad de la frontera con Bulgaria. N-43º48'25'' E-28º34'52''. La ciudad, por la que estuvimos paseando, en torno a su puerto y playas, es un puerto importante con astilleros navales y también tiene puerto deportivo. Nos llamo la atención lo bien urbanizada que estaba la zona marítima, con amplios paseos y aparcamientos.


Otra cosa que estamos viendo en Rumanía, que el trabajo de mantenimiento o limpieza urbana, especialmente de la jardinería, está en mano de la mujer. Todos los días vemos grupos de mujeres trabajando en estos menesteres, aunque por lo que percibimos del país, en algunos aspectos, nos da la impresión de que éste es un poco machista, de todas formas, aunque las cosas están mejorando, tampoco los españoles podemos presumir mucho de esta situación.

Al medio día y durante la comida, la cuestión meteorológica se complicó y aunque la mañana estaba soleada, se inició una tormenta de truenos y agua que no cesaba, así, que en vista de la situación, continuamos viaje hasta la ciudad capital del país que estamos visitando, Bucarest.

El viaje a la capital dista de donde nos encontrábamos unos 280 Km. Mirando el mapa vemos que hay una autopista, así que como algunas carreteras de Rumanía están en pésimo estado y la lluvia no paraba, no lo pensamos más, pusimos en el navegador rumbo a Bucarest por autopista.

Por lo que hemos visto durante el viaje, el país dispone de muy pocas autopistas, para circular por éstas y también por algunas carreteras, se necesita la viñeta, nosotros la adquirimos nada más entrar en el país y pagamos por un mes unos 15€, de todas formas en algunos pasos de puentes o en algunos tramos de autopista, éstas están sujetas a un nuevo pago, hoy hemos pagado por el paso del puente del río Danubio (un puente precioso de la época de Eiffel) 3€.

Llegamos a Bucarest sobre las siete de la tarde y después de dar unas vueltas, donde a pesar de la hora, vimos que el tráfico es caótico y los aparcamientos en la proximidad del centro histórico son escasos, limitados por horario y estaban completamente saturados. Por lo tanto, ante esta situación y la complicación de aparcar para pasar la noche y visitar la ciudad, decidimos acercarnos hasta el camping más próximo a la ciudad, Camping Casa Alba, situado a una docena de Km del centro de la ciudad y al parecer conectado con esta por medio del autobús. N-44º31'02'' E-26º05'32''.  Km. 5796.


A nuestra llegada al camping nos encontramos, que para alojarse en él, hay que hacer reserva con antelación. Después de hablar con el empleado y después de pagar tres noches por adelantado y en efectivo, este nos hace ver que a pesar de que no estamos en verano, el camping está lleno, no nos lo creemos, quizas sea una escusa para cobrarnos más, pero tenemos que aceptarlo o marcharnos. Nos ubica junto a otras autocaravanas que ya se encontraban allí, en una especie de plaza-rotonda a la entrada del camping.

En fin.....que estos son algunos de los motivos por los que si podemos no entramos nunca en un camping. Estos normalmente están situados lejos de los lugares de visita, algunos están sujetos a horarios y a veces formalismos que no acabamos de entender, como el asunto de la reserva que al no tenerla nos cobró 5€ por su tramitación.

Bueno....al final después de pagar 60€ por tres noches, en efectivo y por adelantado, estamos aparcados en una rotonda asfaltada, al lado de otras autocaravanas y a una docena de Km de los lugares que deseamos visitar y que ya veremos cómo nos desplazamos mañana.


En fin....que estas son las instalaciones de camping que algunos nos quieren vender a los autocaravanistas y otros se extrañan de porque no vamos a los camping. Mil veces mejor un aparcamiento al lado de los lugares de visita, aunque se tenga que pagar el doble, que este tipo de camping.

Dia 7 de junio.

La jornada amanece nublada pero las previsiones son que durante el día no habrá lluvia, así que con una temperatura entorno a los 20º, creo que es un día ideal para intentar descubrir algunos de los bellos rincones que nos anuncian que ofrece  la capital rumana de Bucarest.

Quizás motivados por la emoción que para nosotros representa el descubrir una nueva ciudad, en este caso capital de un país, nos levantamos pronto, a las ocho y media ya habíamos desayunado y estábamos preparados para trasladarnos a la ciudad.

Como ya he comentado ayer, uno de los problemas que tienen algunos campings para los autocaravanistas, especialmente los de ciudad, es que la mayoría están en "el quinto pino" y muchos no están preparados para el turismo de la autocaravana. Algunos empresarios de camping parece que no se enteran que muchos de los autocaravanistas que nos movemos por ahí, no somos campistas, somos viajeros y lo único que necesitamos son lugares para cumplir etapas de viaje y no los servicios para campistas que nos ofrecen algunos camping, que la mayoría de nosotros, ni los utilizamos ni tampoco lo necesitamos y nos cobran por ello.

Ayer también comentaba el asunto del traslado a la ciudad de Bucarest desde el camping donde hemos pasado la noche, pues bien....uno de los problemas que nosotros vemos en este camping, reside en que uno no tiene más remedio que trasladarse al centro de la ciudad en taxi. El motivo, que  la conexión a la ciudad por medio del autobús 301 que te lleva a la plaza romana, a unos dos Km. del casco antiguo, no es posible de utilizar porque en el bus no expenden tiques y solo los puedes obtener en los expendedores oficiales de la RATB, por aquí donde estamos no hay ninguno y en el camping tampoco te facilitan los tiques.


En vista de la situación y después de tratar de adquirir los tiques del autobús, desistimos de ello y llamamos un taxi, menos mal que en Rumanía, para nosotros la vida resulta barata, porque pagamos 7€ ida y otros 7€ de vuelta. El taxi nos llevó hasta la plaza Onirii, unos 12 Km de desplazamiento. La plaza que es el corazón de la ciudad, está en el inicio del casco antiguo y el arranque de  la avenida que conduce al monumental palacio del parlamento.

La ciudad de Bucarest de unos 2.000.000 hab, se encuentra en la llanura de Valaquia, bañada por los ríos Dambovita y el Colentina, ríos que alimentan los doce lagos del norte, muy próximos a donde estamos en el camping. La ciudad es la sede del Gobierno y del Patriarcado de Rumanía, así como de numerosas instituciones y de la universidad más prestigiosa del país. Es el principal nudo de comunicación por ferrocarril, carretera y avión de Rumanía y a pesar de la crisis derivada del hundimiento del sistema económico trazado por el Soviet, sigue siendo el mayor enclave industrial y económico del país.

Su moderno aspecto actual se debe a las intervenciones de la época comunista, con el engrandecimiento de la ciudad que gustaba en la época al dictador Nicolás Ceauscescu y su esposa.

Estos dos personajes, aprovechando el tremendo terremoto que sufrió la ciudad en 1977, especialmente el casco antiguo, se encargaron de darle a la ciudad su toque personal, con la construcción del gran palacio del Parlamento y las majestuosas avenidas y jardines que lo acompañan, aunque para ello se cargaron barrios enteros con arquitecturas que abarcaban desde el  S-XVI al XIX. Lo curioso del caso es que los Ceauscescu, no vieron culminada la obra, ya que fueron ejecutados, en un juicio sumarísimo, por algunos de los ciudadanos rumanos que ellos consideraban súbditos y a los que tanto hicieron sufrir.


Hoy nos hemos enterado por la guía que nos ha explicado el palacio del Parlamento, que el pasado fin de semana se han celebrado las elecciones municipales en Rumanía y que por fin, tras varios años de gobierno neoliberal, con sus equipos de tecnócratas neoliberales y autoritarios a la cabeza, ha ganado el partido socialista, según ella, están muy esperanzados, ya que la política municipal los rumanos la consideran muy importante para el buen desarrollo del país.

En fin....que vamos a dejarnos de estas cosas y disfrutar de lo bueno y bonito que hoy nos ofrece la ciudad de Bucarest.

Desde la plaza de Onirii, como aun estábamos descansados, nos trasladamos a visitar el palacio del parlamento. La imagen que nos ofreció el palacio conforme caminábamos por la impresionante avenida, compuesta de zonas ajardinadas, fuentes de agua y arboledas de tilos a ambos lados, que en esta época del año con la floración de estos en todo su esplendor, el perfume que íbamos respirando conforme cubríamos en trayecto que nos separaba del gran palacio, nos tenía entusiasmados, aunque para decir la verdad, en  toda la ciudad en esta época se respira el mismo aroma, ya que esta es un auténtico tilar.


Las visitas al palacio se hacen en grupos por idiomas y con un guía que facilita el palacio. Para tener acceso a la visita y previo pago, en algunos casos, solicitan el pasaporte.

Visitamos algunas salas, según la guía, un 5% del palacio, que es el segundo mayor edificio del mundo después del Pentágono americano. La visita nos gustó mucho, sobre todo la grandiosidad de las salas y su decoración, no hay duda que los recursos que se han invertido en esta gran obra por el pueblo rumano son muy cuantiosos. La obra fue realizada con trabajadores rumanos y materiales del país, alfombras de lana, cortinas de terciopelo o seda, maderas del país para las puertas y el mobiliario, millones de metros3 de mármoles de diversos colores etc. hacen hoy de esta gran obra un edificio colosal que arroja unas cifras impresionantes y que sea admirado en todo el mundo: el palacio es un rectángulo de 270 X 240 m y 84 m de alto, con una superficie de 64.800 m2.


Después de la visita a esta impresionante obra, continuamos la visita a la ciudad, retornando de nuevo por la gran avenida hasta la plaza Onirii, continuando la visita a lo que queda del casco antiguo, con calles de nombres de los distintos gremios de la antigua ciudad. En las calles del pequeño casco antiguo, se da cita el ambiente de la ciudad, con numerosos comercios y una notable hostelería con bares, restaurantes y sobre todo pub, con muchas terrazas instaladas en las estrechas calles. Después de haber visitado muchas ciudades europeas, observamos con desagrado el gran deterioro o falta de restauración que sufren muchos edificios con casa y fachadas del S-XVI - XVII, incluso muchas de esas fachadas simuladas de cubiertas con toldos serigrafiados con lo que era el aspecto original y la decoración de las casas.

Comimos en el casco antiguo en una terraza y continuamos la visita por otras parte de la ciudad más actual, por el Bulevar Bracianus hacia la plaza de la universidad, donde vimos algunas cosa interesantes, como los memoriales de las batallas revolucionarias que se han dado en la plaza de la universidad, algunas muy recientes de nuestra época, o la iglesia más antigua de Bucares, la iglesia del hospital del S-XVII que aun contiene interesantes pinturas murales.


 Finalizamos nuestra visita, ya cansados, sobre las seis de la tarde, tomando un taxi de regreso a nuestra casa móvil, que se encontraba a unos 12 Km. de distancia de donde estábamos.

La ciudad nos ha gustado, sobre todo su trazado de grandes avenidas y grandes plazas rodeadas de edificios, la mayoría   de estilo clasicista y modernista. De todas formas y después de las joyas de ciudades que hemos visto en nuestros viajes por Europa, lo que hemos visto de la ciudad, nos ha gustado, pero nosotros, sin hacer comparaciones porque cada ciudad y cada estilo o época son diferentes, tenemos otras preferencias.


Mañana continuaremos aquí y trataremos de visitar otras partes de la ciudad que hoy no hemos visitado, asi que ya os contaremos algo más sobre esta bonita ciudad de Bucarest.

Dia 8 de junio.

El dia amanece con tiempo bueno y hoy no hemos madrugado tanto como ayer. A las diez de la mañana estábamos camino de la ciudad trasladándonos en un taxi que habíamos llamado previamente. El taxi nos dejo al inicio de la calle Victoria, frente al Museo Nacional de Historia.

Nuestra intención era visitar el museo a primera hora aprovechando que estábamos descansados, ya que la visita a los museos cansa bastante y queríamos disfrutar de este importante museo rumano en plena forma. Otra vez comprobamos lo barata que se vende la cultura en Rumanía, pagamos por las 2 entradas 3,50€.


El Museo Nacional de Historia de Rumanía, se ubica en un edificio del S-XIX que anteriormente fue oficina de correos, donde están a disposición del museo 8.000m2, y tiene más de 60 salas, aunque una gran parte de estas están en remodelación. A pesar de ello hay bastante que ver y alberga un importante contenido, siendo lo más importante, sin duda, la réplica por partes de la columna de Trajano, considerado como "el primer comic de occidente" que narra visualmente y por separado las batallas militares de gran emperador para conquistar a los dacios entre los años 104 al 108 dc.

Nosotros hemos visto la columna original de Trajano en Roma, pero para conseguir ver el contenido de esta, por la altura y la distancia a la que uno puede ver el contenido de las narraciones, resulta muy complicado ver algo, la ventaja que ofrece esta bien trabajada replica, realizada milimétricamente de la original, es que uno puede disfrutar plenamente y con comodidad visual del contenido por separado, una maravilla que nos ha gustado mucho.


Aparte de la réplica de la columna y de otros contenidos del mundo romano  y de la edad media y hasta el S-XIX, que ofrece  el museo. Otra de las joyas del museo es el Tesoro Nacional Rumano, una desbordante colección ordenada cronológicamente con las piezas de orfebrería y las joyas a voivodas, caudillos y los reyes de la nación, desde  la  Edad del Bronce al S-XIX. Hay varias piezas espectaculares como el casco de Poiana Cotofenesti, del S-IV ac. Y el Camafeo de Orghidam, de época romana. Disfrutamos mucho de este espectacular museo y pasamos en el casi toda la mañana.

Después  de la visita y tomar un café, encaminamos nuestros pasos por la calle Victoria, una larga calle de varios Km. que parte del casco antiguo y termina en el arco del triunfo. La calle Victoria integra edificios de estilo neoclásico y modernista, mezclados con nueva arquitectura actual de líneas rectas donde los materiales que se emplean son principalmente el acero y el cristal. La calle está muy bien conservada y en ella se dan cita algunos de los comercios de franquicias internacionales de la moda y otros contenidos.

Continuamos hasta la plaza de la revolución, una gran plaza rodeada de palacios de estilo neoclásico del S-XIX, entre los que se encuentra el Palacio Real, hoy alberga el Museo Nacional de Arte,  También se encuentra en esta plaza el antiguo Palacio del  Senado de la República y sede del Partido Comunista. Desde un balcón de este palacio dio Ceauscescu su último discurso, antes de escapar en el famoso helicóptero blanco a Targoviste y ser detenido. Hoy el palacio es de uso administrativo. La plaza también está compuesta por el Palacio de la Biblioteca, el Palacio del Ateneo rumano y el palacio de La Securitate (la policía de Ceauscescu que tanto hizo sufrir a algunos rumanos). Una maravilla de edificios, muy bien conservado y ubicados en una gran plaza, que nos ha gustado mucho.


En esta plaza y frente al Palacio del Ateneo, estuvimos hablando con una chica rumana que se ofreció a hacernos una foto y se interesó de donde éramos y si nos gustaba la ciudad, al comentarla que somos españoles y estamos viajando por todo el país más de un mes, ésta se sorprendió e incluso nos grabó un video-entrevista sobre lo que opinábamos de Rumanía. Una situación curiosa resulta, que cuando hablas con algún ciudadano rumano y le comentas algo de Ceauscescu, estos se muestran con una indiferencia total, a día de hoy no hemos encontrado a ningún rumano que nos ha comentado nada sobre ese personaje de la historia de este país. Hoy en el museo nacional, hemos estado viendo una exposición de fotografía de momentos históricos y relevantes de Rumanía con personajes del mundo de la cultura, la ciencia, el deporte y la política, que se muestran en la exposición, pero de la familia Ceauscescu ni rastro. Por estos detalles y otros, da la sensación que los rumanos a la familia Ceauscescu, los han borrado, no solo de su historia, también de sus mentes y no quieren saber nada de ellos.


Tras el agradable encuentro y la experiencia de la conversación, entendiéndome con ella con mi inglés de viajar por el mundo, continuamos el paseo por detrás del Palacio Real hasta la Universidad de la Música.

En estas salidas de las vías principales, observamos que el trazado de la ciudad, a pesar de estar está ubicada en una gran llanura (dejando aparte el buen trazado de algunas largas avenidas) es caótico, por lo que se entiende un poco más la gran saturación de circulación de vehículos que hay todo el día. Está claro que circular con un vehículo por el barullo de una ciudad como Bucarest y con el añadido de la manera de conducir de algunos rumanos, resulta tarea ardua y difícil.


 Continuamos la visita por el parque Cis  Miguiu, un gran parque con bonitos paseos y una colección de plantas y árboles, sobre todo de tilos que daban un perfume al parque extraordinario. También el parque, además de ser un gran pulmón para la ciudad, tiene un  buen número de aves y patos, sobre todo de pavos reales, que estaban en un proceso de cortejo nupcial, exhibiéndose con sus grandes y coloridos  plumajes extendidos en forma de abanico en todo lo alto.

Continuamos por la avenida de la reina Elizabeth hasta el ayuntamiento, acercándonos a comer hasta el casco viejo y después de la comida, terminamos la jornada, ya un poco cansados, en la plaza de la universidad, donde nos despedimos de Bucarest, tomando un taxi de vuelta al camping para descansar.

La visita de hoy a la ciudad nos ha gustado bastante más que la de ayer, aunque el palacio del Parlamento que vimos ayer nos impresionó mucho, pero por lo que representa esta obra, de la forma que se hizo y el costo que tuvo para los rumanos,  a personas sensibles como nosotros, este tipo de obras por muy grandilocuentes que sean y muy bien hechas que estén, no acaban de convencernos, aunque ya sabemos que muchos de los edificios históricos del mundo y muchas de las obras de arte que hay por ahí, se han hecho de una forma parecida, pero la obra de este megalómano palacio es muy reciente.


En fin.....que después de la visita de hoy, la ciudad de Bucarest nos ha gustado más y aunque la mayoría de sus edificios son del S-XIV, es una ciudad para tenerla en cuenta y disfrutar de ella.

Mañana dejaremos la ciudad y con la ayuda de nuestras guías y mapas trazaremos una nueva ruta por la región de Valaquia, en busca de algunos de esos tesoros naturales o monumentales que tiene Rumanía y que a pesar de que ya llevamos casi un mes por aquí, aún no conocemos.

Día 9 de junio.

Hoy nos despedimos de los empleados del camping y después de hacer los servicios de la autocaravana en éste, que para eso se pagan y por anticipado a nuestra entrada, iniciamos una nueva ruta, en esta ocasión viajando por la gran llanura de la región de Valaquia, en dirección a la ciudad de Targoviste. Pero antes tenemos que hacer la compra semanal que necesitamos para la el consumo diario, como en cualquier casa o familia.

Para ello y antes de abandonar la ciudad de Bucarest, nos dirigimos a un macro centro comercial  de esos que tienen de todo, de la firma internacional Carrefour, centro que estaba a unos 3 Km. del camping. Nuestra visita al centro comercial, aunque durante nuestro viaje por el país ya lo hemos comprobado en otras ciudades rumanas, nos sirvió para testar un poco el mercado de productos y precios de Rumania con respecto a nuestro país y otros de los que visitamos por ahí.


El asunto es, que de productos españoles muy pocos, algunas conservas de la marca Calvo, galletas Gullón y pates de La Piara. Los vinos y licores ni por asomo, algún vino de la mancha de García Carrión y basta, los demás vinos, rumanos principalmente, que no están mal, pero los precios son bastante altos con respecto a España, ósea que estos, la mayoría de los rumanos con los salarios que tienen, pensamos que  ni olerlos, el resto de vinos de cualquier parte del mundo, pero siempre caros. Eso sí, muchas cervezas de todo tipo y países, menos de España,  y muy baratas y también mucha vodka rusa y polaca, pero muy cara.

La fruta y verdura de muchas partes, menos de España, los plátanos de Costa Rica, todo ello muy barato,  los pescado ni se sabe de dónde, pero muy caros. La carne la mayoría de cerdo, pollo y conejo, muy barato. La carne de vacuno, estaba con un precio muy alto y encima muy mal cortada.

En resumen: que en el Carrefour, por lo que hemos visto, hay una gran oferta pero los precios en general son más caros que en el comercio tradicional, que es el que vemos que más utilizan las familias rumanas. Aunque pensamos que aún es pronto, porque Rumania es un país muy tradicional que hace poco ha entrado en la comunidad europea y todavía no están en el Euro, pero poco a poco y como a los españoles, los del libre mercado y el money, que se las saben todas, poco a poco, les irán "metiendo en el saco", eso sí, para ello a los rumanos tendrán que  subirles los salarios, porque si no, como les aflojan los bolsillos si estos están vacios.

En fin.....que otra buena experiencia que uno adquiere al moverse por países muy diferentes al nuestro. Con la misma y después de haber realizado la compra, continuamos viaje hasta la población de Mogosoaina, donde nuestras guías nos recomiendan visitar el palacio y sus jardines. N-44º41'31'' E-25º59'37''.


Un palacio de estilo Brancovino, donde se notan las influencia orientales de Los Otomanos, construido por un Voivoda valaco, en ladrillo macizo, en el año 1702. El palacio y sus edificios adyacentes hoy se destinan, principalmente, a exposiciones temporales y los jardines y el parque son de dominio público de los ciudadanos de Mogosoaina y sus visitantes, eso sí, bajo estricta vigilancia por parte de los guardia jurados de una empresa privada que están por todas partes. Pagamos por la entrada para los por la visita de todo el conjunto palaciego 1, 50 €.

 La visita al palacio, sus jardines y parque, nos gustó mucho, lo encontramos un palacio muy habitable y con todo el contenido de este intacto. Destacando, los impresionantes suelos de mármol de varios colores, los tapices y alfombras, la ubicación al lado de un gran lago y con unos jardines y un gran parque muy bien cuidado.

Después de la visita y como hacia algo de calor, comimos a la sombra de un gran árbol, en la autocaravana y en el aparcamiento del palacio y después del descaso, continuamos ruta.

Llegamos a la ciudad de Targoviste, sobre las seis de la tarde, en medio de una tormenta de truenos y agua. Dimos unas vueltas, bajo la lluvia, con la autocaravana por las calles del centro de la ciudad en busca de un aparcamiento para terminar la jornada y al final lo encontramos, en un aparcamiento pequeño frente al palacio.


Teníamos pensado visitar los restos del palacio a nuestra llegada pero como no paraba de llover, continuamos asubio bajo el techo de nuestra casa móvil, con la vista desde el parabrisas de las torres de la iglesia en medio de la lluvia. En espera de ver si cesaba la lluvia, aprovechamos el impase de esta, para documentarnos un poco en nuestras guías sobre lo que nos ofrece esta ciudad, que no es poco.

La ciudad de Targoviste de 98.000 hab.  fue la capital de la actual región de Valaquia durante más de dos siglos, antes que lo fuese la actual Bucarest. Aparte de esta situación histórica, en esta ciudad SÍ vivió Vlad Tepe "Drácula" durante muchos años, incluso sus orígenes son de esta ciudad, su abuelo nació aquí, su padre también, el hecho casual de que  el llamado "empalador" Vlad Tepe "Dracula" naciera en Siguisoara, fué porque su padre residió allí durante unos pocos de años. Los estudiosos del tema, atribuyen e identifican a esta ciudad como la cuna del famoso personaje. Incluso, aunque existe una gran controversia sobre  la  autenticidad de la tumba, Vlad Tepe "Drácula" está enterrado cerca de aquí, después de haber sido ejecutado, incluso cortado  su cabeza, por Los Otomanos.

Otro hecho, acaecido más recientemente, que se suma a la historia de esta ciudad, es el relacionado con la ejecución en unos barracones militares junto a la estación de la ciudad, del matrimonio Ceauscescu, apresado, juzgado y ejecutado en Targoviste.
 
La lluvia cesó y aunque la visita a los restos del recinto palaciego ya estaba cerrada, salimos a dar un paseo de unas dos horas por la ciudad. La ciudad nos ha gustado y merece la pena su visita. Es una ciudad llana con un trazado de calles anchas, paseos con arboledas de tilos y otras especies, parques y jardines con grandes rosaledas y otras flores y plantas ornamentales bien cuidadas, aparte de esto, la ciudad ofrece varios museos interesantes. También tiene varias iglesias de estilo Boncomano, algunas de ellas de las más antiguas de la región, del S-XVI. Otra de las cosas que ofrece  la ciudad es un conjunto de casas y palacios de estilo neoclásico o modernista, algunas de ellas bastante bien conservadas.


Por otra parte en  esta ciudad también se pueden apreciar, los barrios y avenidas de viviendas construidas bajo la mentalidad de la época soviética, algunas de ellas las han restaurado y no están mal, pero hay otras que por la precariedad económica que están sufriendo algunas  familias rumanas, están que da pena verlas y dan una imagen catastrófica a la parte de la ciudad donde estas están ubicadas.
Mañana tenemos pensado visitar los restos del recinto palaciego de la ciudad, donde estamos pasando la noche y mañana ya veremos para donde tiramos, todo depende de nuestras guías y de cómo las interprete Senia conforme a nuestros gustos y preferencias.

Aparcamiento pernocta. N-44º55'53'' E-25º27'29''. Km. 5886.

Dia 10 de junio.

A primera hora de la mañana, como teníamos previsto, visitamos el recinto palaciego de los Voivodas de Valaquia, fundado en la ciudad de Targoviste en el año 1583, donde hemos dormido esta pasada noche.


Del recinto palaciego solo queda en pie la portada principal, una torre,  la iglesia principal y la antigua bodega, el resto está completamente en ruinas. Visitamos la iglesia que contiene bonitas pinturas murales del S-XVII, en bastante buen estado. El estilo de esta iglesia, cambia bastante con respecto a las iglesias que hemos visto por el país, el estilo es el autentico Brancovino con influencias bizantinas.


El palacio fue construido sobre un anterior palacio, construido por los antepasados de Vlad Tepes. Senia se rajó, pero yo me animé a subir por la empinada escalera que da acceso a la terraza de la torre, como premio por el esfuerzo, disfruté de unas vistas espléndidas del recinto palaciego, asi como de la ciudad y su entorno.


Después de la visita, dejamos atrás esta bonita ciudad de Targoviste, que nos ha gustado, continuando ruta por la gran llanura de Valaquia en dirección al centro noroeste de Rumanía, hasta la ciudad de Curtea de Arges, 30.000 hab.   Situada esta en las estribaciones de Los Cárpatos centrales.

Hoy parece que la jornada va de iglesias y monasterios, Senia y la guía, que parece que de vez en cuando se conchaban, han decidido visitar unas de las iglesias más antiguas de Valaquia, asi que hay me tenéis conduciendo "la casa" por estas carreteras rumanas, tratando siempre de estar atento a la condución, sobre todo, muy pendiente de las que te preparan algunos conductores rumanos, que me tienen alucinado con los adelantamientos que hacen y donde los hacen, madre mía.....madre mía.....qué forma de conducir, es igual que viajes por una región que por otra, en Rumanía, al parecer, algunos las cosas las hacen así. De todas formas, quiz-as porque aquí hay un terreno más llano, las carreteras han mejorado sustancialmente, con respecto a las que hemos dejado atrás.


La ciudad de Curtea Arges, aunque es una ciudad pequeña, tiene muchas cosas que ver. En esta ciudad estaba el palacio de La Corte de Valaquia en el S-XIV, antes que en Targoviste y por supuesto que en Bucarest, en la ciudad de Targoviste.

El resto  de la jornada lo hemos pasado aquí y también dormiremos esta noche en esta ciudad. Visitamos el recinto los restos palaciegos de la corte de Valaquia en el S-XVI, del que solo queda la iglesia Domneasa, en bastante buen estado, construida en el año 1351, una de las iglesias en buen estado más antiguas de Rumania. La iglesia contiene pinturas murales de los S-XIV al XVIII, del resto del palacio solo quedan algunas ruinas.

Ya por la tarde, nos trasladamos con la autocaravana al norte de la ciudad, donde  está el Monasterio de Curtea, ubicado este, en un amplio parque con jardines y esbelto arbolado, con paseos rodeados de setos de arbusto de boj, que huelen de maravilla.


El monasterio se encuentra al final de una gran avenida de más de 1km de longitud, que parte desde el centro de la ciudad. Además el recinto del monasterio tiene otros edificios como la residencia arzobispal etc.

La iglesia del monasterio fué diseñada por el arquitecto Manole, con esbeltas columnas retorcidas del estilo puro Brancovino con influencia bizantina,  fué construida en el año 1512. Además, esta iglesia monasterial sirve como panteón real, en ella están enterrados los reyes Carlos I y Elizabeth y Fernando y María.

Terminamos la jornada dando un paseo por la arbolada y fresca avenida, de más de 1Km, que conduce desde el monasterio, donde estamos aparcados,  al centro de la ciudad, disfrutando del intenso olor del atardecer que nos ofrece la floración de los numerosos tilos que nos acompañan en nuestro paseo, una situación a la que ya nos vamos acostumbrando y que se va haciendo cotidiana durante todos los paseos y visitas que hacemos por el país que estamos visitando, toda Rumanía huele a tila.


Durante el paseo tambien hemos vivido un poco como celebran algunos rumanos el inicio de la Eurocopa de futbol, con sus banderas e indumentarias futboleras. Al parecer, hoy la selección rumana se enfrenta a la francesa, aunque nosotros, con tanta actividad turística de todos los dias, como de otras cosas que suceden por ahí también,  estamos un poco desconectados de las noticias o del futbol.

Aparcamiento pernocta. N-45º09'23' E-24º40'25''. Km. 6016.

Dia 11 de Junio.

En la jornada de hoy, como la ciudad de Curtea de Arges, donde hemos dormido la pasada noche, se encuentra en las estribaciones de los Cárpatos, hemos pensado en cambiar un poco la visita al abundante patrimonio cultural de las iglesias, monasterios etc. que nos ofrece esta sorprendente Rumanía, para visitar y disfrutar tambien del patrimonio natural, que también nos ofrece el país.

Después del desayuno, ojeamos un poco las guías y miramos la meteorología de la zona y las condiciones de la ruta por internet, decidiendo viajar por la llamada "Ruta de Transfagarasan".


La ruta de Transfagarasan es la carretera que une la región de Valaquia, desde el valle de Olt, con la región de Transilvania, cruzando la cordillera cárpata de Los Falgaras (la cadena montañosa más alta del país). Una ruta de más de 100 Km. que discurre por una carretera serpenteante y que supera los 2.000 mt. de altitud, por lo que se convierte en la carretera más alta de Rumania. A lo largo de la ruta se atraviesan 27 viaductos, algunos de ellos, situados en las paredes rocosas, y el túnel de mayor longitud del país, que está en el final del puerto.

Sobre las nueve de la mañana nos pusimos en marcha. La primera parte de la ruta y hasta llegar a un gran pantano, la carretera es estrecha y es donde hay que superar algunos viaductos en plena pared rocosa. Senia ya estaba acongojada, pero al llegar al pantano el paisaje se abre y la carretera cada vez es más ancha, eso sí, siempre con curvas y contra curvas, aunque por un terreno más llano y con un paisaje de bosques de hayas y abetos impresionante, mezclado con los reflejos del pantano que te encontrabas en cada curva que tomabas.

Dejamos atrás el gran pantano y comenzamos a subir altura por una carretera que sigue el curso del río Arges, un rio de montaña con permanentes cascadas y rápidos, nos llama la atención el aprovechamiento del río para la generación de energía eléctrica, con cantidad de mini centrales que tienen instaladas cada pocos Km en todo el curso del río.

Llegamos a los 1500 mt. de altitud y aquí ya el paisaje cambia, ya no aparece vegetación arbórea y se nos muestran las siluetas de unas montañas aun con bastante nieve en sus cumbre y laderas, unas montañas  por las que se deslizan multitud de riachuelos, proyectándose estos ladera abajo hacia el valle con multitud de bonitas cascadas y colas de caballo.


Durante la ascensión, paramos en muchos sitios al borde de la carretera para tomar fotos, hasta que llegamos a una gran cascada de agua, cuya imagen hacia las delicias de algunos visitantes que como nosotros habían parado allí. En la zona de la gran cascada de agua, había un gran rebaño de ovejas que se deslizaban ladera abajo en busca de su redil. La imagen de las ovejas en fila india por la ladera hacía las delicias de quienes estábamos allí. Junto a la cascada de agua y viendo la pureza y generosa  abundancia del liquido elemento, no pude menos, que servido de nuestra socorrida jarra-regadera de 10 lit., aprovechar para llenar los depósitos de la autocaravana.

En internet nos informamos que por la carretera solo permiten circular de junio a noviembre y de 07 a 21 horas, pero al  llegar casi al final del puerto, (llevábamos de ruta unos 75 Km y según nuestro altímetro, superábamos los 2000 de altitud),a unos 200 mt. del túnel, nos encontramos que la carretera estaba cortada por algunas avalanchas de nieve de gran espesor que invadían la calzada e impedían el paso, así que con esta novedad, como el resto de vehículos que habían subido el puerto, no tuvimos más remedio que volver sobre nuestros pasos. Nosotros teníamos previsto llegar a un lago superior que se encuentra en la bajada del puerto por la otra parte, ya en la Región de Transilvania, y hacer una ruta circular, mas hacia el oeste,  para continuar por otra carretera, pero no pudo ser, asi que disfrutamos de la grandiosidad que nos ofrecía el paisaje mientras el tiempo nos dejo ver, ya que de repente se metió la lluvia y poco a poco iniciamos la ruta hacia abajo.


Después de la comida y el descanso, continuamos puerto abajo hasta las inmediaciones del pantano, donde paró la lluvia y la vista del paisaje fue mejorando notablemente.

En la parte baja de la ruta, en lo alto de un escarpado pico, vimos los restos del castillo Poienari, castillo que mando construir Vlad Tepes (Drácula) y que vivió en él,  para esconderse y defenderse de Los Otomanos. La verdad que el lugar que fue a elegir el siniestro personaje, se las trae. El castillo está ubicado en lo alto de un peñasco cuyo único acceso es a través de un sendero escalonado de 1400 escalones, que discurre por un paraje boscoso. Al llegar, paramos para hacer alguna foto y vimos que había bastante gente por allí, luego nos enteramos que este lugar es otro de los lugares preferidos por los de la  vampiro manía.

En fin..... Que hoy hemos disfrutado mucho de la ruta y la sorprendente naturaleza que ofrece esta. Al filo de las siete de la tarde llegamos de nuevo a la ciudad de Curtea Arges, donde pasaremos la noche en el mismo aparcamiento de ayer.

Aparcamiento pernocta. N-45º09'23'' E-24º40'25''. Km. 6178.


Día 12 de junio.

Hoy, después de disfrutar de la jornada de ayer en la naturaleza que ofrece la carretera y bosques del La ruta de Transfagarasan, continuamos con la visita al patrimonio cultural y artístico de los monasterios.

El otro dia comentaba, que al viajar por un país en busca de su patrimonio cultural, también se disfruta de otras cosas, como el paisaje que nos ofrece  la ruta,  la arquitectura de pueblos, aldeas o ciudades por las que viajamos,  el contacto con sus gentes etc.


Por la mañana dejamos el aparcamiento de la ciudad de Curtea Arges, donde hemos dormido dos noches, para iniciar una ruta hacia el oeste, viajando en primer lugar, por una carretera amarilla en un estado pésimo, con algunos desprendimiento de la calzada y bastantes baches, menos mal que había poco tráfico y la carretera después de unos 30 Km nos llevó a una nacional que estaba en buen estado.

De todas formas, el paisaje por el que viajamos es muy bonito, un terreno ondulado con pequeñas subidas y bajadas, con un paisaje propio de las estribaciones de Los Cárpatos,  con abundantes bosques y poblaciones pequeñas o aldeas que se dedican a la madera y la ganadería.

Una actividad que vemos todos los días al viajar por este país, es la trashumancia de las colmenas de abejas. Las trasladan de un sitio para el otro en camiones o remolques de estos, adaptados para tal función y las dejan en mitad del campo o en los bosques, en busca de los mejores momentos de floración de las comarcas o zonas a las que las trasladan.


Está claro que la economía de la miel en Rumania es muy importante, todos los días en las orillas de las carreteras, viajemos por donde viajemos, vemos venta de miel y otros productos como fruta o mermeladas, también se venden setas, ahora están recolectando senderuelas y otras especies que no conocemos.

Otra cosa que vemos todos los dias, son poblaciones enteras de gitanos que viven en casas, unas con mejor pinta y otras no tanto, pero viven en casas. Algunos de ellos nos sorprenden que sus casas sean verdaderos palacios, construidos con arquitecturas del tipo asiático que llaman mucho la atención.

Hoy hemos visto un mercado al lado de la carretera por la que circulamos, muy grande y con muchos puestos de venta, instalado en una gran campa en las afueras de una población, nos detuvimos un poco y vimos, aparte de mucha gente, los gitanos como en España, vendían ropa.


Por la mañana, nada más circular por la carretera nacional, paramos en la primera gasolinera de la firma Petrom que vimos, para adquirir la viñeta  electrónica que te da derecho a circular por algunas carreteras y autopistas del país (estas últimas, desgraciadamente tienen pocas). Cuando entramos en Rumanía adquirimos una viñeta por un mes, pero hoy cumple el mes que estamos por aquí y está caduca. Aunque todavía no nos ha parado la policía de tráfico en ninguna parte, no vaya a ser que se les ocurra hacerlo en cualquier momento, y por no disponer de la viñeta "la liamos".

La carretera nacional nos llevó por el valle del río Olt, hasta la población, cabeza del parque nacional de Cozia, una ciudad con bastante turismo de hoteles-balneario. Hoy es domingo y se ve mucha gente por todas partes, especialmente en Cozia. Da gusto ver a las familias rumanas como disfrutan los dias de fiesta y que convivencia más alegre se percibe de esta gente. N-45º16'15'' E-24º18'54''.

En Cozia visitamos el monasterio del mismo nombre, el monasterio es el ejemplo más antiguo en pie de la influencia del  arte bizantino en Valaquia. El monasterio fue construido por el voivoda de Valaquia Mircea, entre los años 1386 y 1388. Fundó el monasterio con la intención de que este sirviera de panteón para él y su familia. Fue construido por artistas serbios. Aparte de su reducida y bonita arquitectura, el monasterio,  nos ofrece pinturas murales en muy buen estado de los S-XIV al XVIII.


Durante nuestra visita,  como hoy es domingo, el monasterio estaba a rebosar. Nos llama poderosamente la atención, la religiosidad de las familias rumanas, cada vez que visitas una iglesia o monasterio, ves como tanto jóvenes como personas mayores siguen un ritual, gesticulando con los brazos y cabeza, agachándose y levantándose o besando y tocando las imágenes, paredes o todo lo que contienen las iglesias. Aparte del ritual, en las entradas hay siempre una mesa y un pope que facilita pequeños papeles y da consejo, papeles en blanco para que escriban en ellos, sus peticiones o deseos a los santos, por cada deseo o petición tienen que comprar una vela y encenderla en una especie de crematorios que hay afuera. Vemos personas que llevan unas cuantas velas por las que ha pagado un dinero.

En el exterior de la iglesia del monasterio, nos encontramos con una familia rumana que habían trabajado en Valencia 10 años, ahora están trabajando en Inglaterra, hablamos con ellos y nos contaron que tienen una buena experiencia de España y cuando puedan se vuelven ya que según ellos, en Inglaterra están muy tristes y la vida de España se asemeja a la de los rumanos. Ante nuestra pregunta de que no entendíamos como se  gastaba esa gente tanto dinero en velas, con lo mal que esta la economía y los salarios en el país. Estos nos aclararon, que la iglesia ortodoxa tiene mucho poder en Rumania y que los cientos de miles de iglesias que hay en todo el país, son una mina de recaudar dinero. Nos comentó algunas cifras que mueve la iglesia ortodoxa en Rumanía y nos quedamos perplejos. También nos aclararon que una parte del dinero que recauda la iglesia la dedican a mantener esa fe y ese fervor en la gente, nos comentó que la religión en Rumania es como una droga. En fin....... que respetando las creencias o fe de cada uno, hay cosas que no podemos entender.


Continuamos ruta viajando siempre hacia el oeste para visitar el monasterio declarado patrimonio UNESCO de Horezu. El monasterio fue construido en estilo Brancovino entre los años 1693 al 1697 por el monarca Constantino que tiene su panteón en la iglesia. N-45º09'55'' E-24º00'19''.

El monasterio es uno de los que más nos han gustado de todos los visitados en Rumanía, el lugar donde está ubicado, la amplitud del monasterio, las pinturas de su iglesia y lo bien conservado que está todo el recinto monasterial que  hacen de este monumento un lugar precioso y una visita inolvidable.


Después de la visita a los monasterios, terminamos la jornada en un aparcamiento de la ciudad de Targu Jiu.

En esta ciudad tenemos pensado visitar mañana por la mañana, las esculturas del artista rumano Brancusi, artista considerado como el precursor de la escultura moderna.

Aparcamiento pernocta. N-45º02'53'' E-23º15'59''. Km. 6388.

Día 13 de junio.

A primera hora visitamos el parque central de Targu Jiu, la ciudad en la que hemos dormido esta noche, donde hay esculturas del escultor rumano Constantin Brancusi, reconocido mundialmente como "el padre de la escultura moderna". Brancusi nació en una aldea próxima a la ciudad y aunque su vida artistica se desarrolló en Paris y en la ciudad francesa fue donde murió, Brancusi vivió en esta ciudad un buen pereríodo de su vida, una vida, que en su juventud está  llena de sobresaltos, hasta que por fin su trabajo fue reconocido y hoy admirado por todo el mundo.


La ciudad de Targu Jiu, es una ciudad industrial minera y no ofrece mucho que ver, asi que visitamos el parque y las esculturas de Brancusi que se encuentran en el, una llamada "la mesa del silencio" y otra "la puerta del beso". Las esculturas, que están labradas en piedra, nos gustaron por su sencilla y original belleza.

En la ciudad, aprovechando la fama mundial de Brancusi, han creado otro parque en una isla del rio, donde también se puede disfrutar de bonitas esculturas actuales de otros artistas rumanos. Visitamos también estas esculturas y nos gustaron mucho.


La verdad que en la visita a los parques de escultura, tuvimos suerte, porque nada más regresar a la autocaravana, se lió una tormenta de agua, de una intensidad tremenda, que estuvimos esperando más de una hora para continuar ruta porque esta no paraba. Teníamos pensado continuar hasta un parque nacional para visitarlo, pero en vista de la situación del tiempo, no estaba el día para esas cosas, así que decidimos, iniciar la ruta, en medio de la lluvia porque esta no paraba, en dirección norte, con la esperanza de que ,al poner Km. por el medio, ésta cesase.

Tomamos una carretera nacional que nos lleva por el desfiladero del río Jiu. En el  inicio, la carretera ascendente que sigue el cauce del rio, estaba bien, pero conforme nos adentramos unos Km en el desfiladero, la carretera estaba en muy malas condiciones, eso sí, la están arreglando porque había obras por todas partes, obras que motivaron bastantes paradas por pasos estrechos reguladas por semáforos.


Un detalle que percibimos de la ejecución de las obras, que había muy poca maquinaria trabajando y si mucha mano de obra manual. Paralelo a la carretera y el río, circula tambien el ferrocarril, donde se ve una gran obra de túneles y puentes realizada en el S-XIX.

Es una pena que el dia estaba cerrado de lluvia y la visibilidad no era buena, porque la ruta con buen tiempo seguro que es preciosa. Continuamos la mañana viajando por la carretera nacional, dejando atrás la región de Valaquia, región de la que tanto hemos disfrutado durante unos cuantos dias, para entrar en la región de la  Transilvania del oeste.

Salimos del desfiladero y  llegamos a la ciudad minera de Petrosani, donde la lluvia remitió algo y aprovechamos para hacer una parada para comer y descansar.


A las cuatro de la tarde continuamos ruta por la misma nacional, pero la carretera ya estaba en buen estado, ascendimos un pequeño puerto y desde éste y con la visibilidad mejor, disfrutamos del bonito paisaje de Los Cárpatos del oeste. En nuestra ruta, nos desviamos unos Km hasta la población de Densus  para visitar la iglesia del mismo nombre. La iglesia de Densus de estilo románico con influencia bizantina, está considerada como la iglesia más antigua de Rumanía, fue edificada entre los S-XIII al XIV sobre otro edificio del S-X, con materiales obtenidos en las ruinas arqueológicas romanas, aunque algunos expertos sostienen que el origen del templo se remonta al S-VI. N-45º34'55'' E-22º48'16''.

Aunque no pudimos ver el templo por dentro, porque hoy es lunes y este está cerrado a las visitas, lo que vimos y disfrutamos por fuera, mereció la pena el desplazamiento. La planta de la  iglesia y los enormes sillares y columnas que la sustentan, aparte de su ábside y su campanario, hacen de este edificio una obra muy singular y muy diferente a lo visto hasta ahora en Rumanía.


Continuamos ruta hasta la ciudad de Humedoara, viajando por un paisaje muy bonito con poblaciones de gitanos, que viven en casas - palacio con una arquitectura alucinante, resalta sobre todo, las doradas verjas y los tejados, que utilizan materiales de aluminio, con torretas muy llamativas y decoradas.


Paramos a sacar algunas fotos y enseguida aparecían los gitanos, en algunos casos nos pedían que les diéramos algo y en otros que nos invitaban a tomar algo en sus casa, incluso una familia que había trabajado en España, insistía  para que nos quedáramos allí a pasar la noche y nos ofreció asar un cordero si nos quedábamos, La tentación fue muy fuerte, pero nuestro objetivo era pasar la noche en la ciudad de Humedoara para mañana por la mañana visitar su castillo. Castillo que según nos cuenta nuestra querida guía, es el más bonito de Rumania.


Mañana veremos que nos depara el famoso castillo, mientras tanto hoy pasaremos la noche en el aparcamiento del castillo de Humedoara.

Aparcamiento pernocta. N-45º45'09'' E-45º45'09''. Km. 6548.

Día 14 de Junio.

Parece que el tiempo desapacible no nos quiere dejar disfrutar de este sorprendente país, aunque para decir la verdad, casi todos los dias que llevamos por aquí han llovido algo, pero siempre hemos encontrado una escampada, aunque sea con el paraguas en mano, para visitar algunas de las cosas que las rutas diarias nos ofrecen.

La noche no ha parado de llover, pero sobre las diez de la mañana la lluvia se ha calmado y nos ha dejado disfrutar del objetivo que ayer teníamos en mente para quedarnos anoche en la ciudad de Humedoara, visitar el castillo de Corvino.
Humedoara es una pequeña ciudad industrial del acero (hasta hace poco tiempo era una de las capitales del acero de Rumania) de la Transilvania occidental, una ciudad que  ofrece pocas cosas interesantes para los turistas. Hoy en día la curiosidad se centra  principalmente, en la extraña arquitectura de las casas - palacio de los gitanos, cuyos tejados de chapa en forma de pagoda oriental, lanzan destellos al sol, otro de los atractivos se centra en la visita al Castillo de Corvino, considerado como uno de los más hermosos de Rumanía, aunque también  se ve que tratan de remodelar el casco viejo de la ciudad.


Nos acercamos hasta el castillo disfrutando de la majestuosa silueta que ofrece que resulta fantástica. El castillo fue construido en el enclave de un anterior castro romano, por la familia Calvin en el S-XV, su construcción obedece al estilo gótico civil de Transilvania, después de sufrir un incendio en el que se perdió el mobiliario y las techumbres, fue reconstruido.

Lo visitamos por dentro y por fuera y este nos sorprendió, ya que todo lo que ofrece es lo que quedó del castillo original del S-XV, nos dio la sensación que el castillo ha sido restaurado con mucho acierto y no hay duda de que es de los mejores castillos que hemos visitado en nuestro viaje por el país.


Sobre las doce de la mañana, continuamos ruta hacia un nuevo destino. Circulando por las calles de la ciudad en dirección a la salida de ésta, nuestro compañero TomTom, nos lió una de esas que suelen liar estos aparatos de la tecnología moderna, pero se lo vamos a perdonar, porque sin un medio como él, difícilmente  hubiésemos podido llegar a disfrutar de muchos de los lugares que nos ha guiado.

El caso es, que nos indicó la ruta de salida de la ciudad por una calle donde nos dimos de frente con una señal de prohibido circular, total, que al tratar de maniobrar marcha atrás para  girar y cambiar el sentido de la marcha y buscar otra vía de salida, dimos un golpe en la trasera de la autocaravana con el resultado de una pequeña "herida" en la defensa trasera de "nuestra pequeña casa móvil" Después del susto y de evaluar los daños, sacamos "las tiritas" ( la siempre socorrida cinta plástica) "curamos al enfermo" y otra vez en ruta, pensando que cuando termine el viaje, me toca ponerme personalmente manos a la obra y "curar definitivamente la herida del enfermo" con un arreglo de chapa y pintura. Lo ocurrido hoy, después de llevar casi 7000 Km en este viaje, tenemos que dar las gracias, porque no es nada para lo que a uno le puede ocurrir al circular por la carreteras que hemos viajado en este precioso país y la manera de conducir de algunos conductores rumanos.


En fin.......que  después del incidente, continuamos ruta con destino a los restos arqueológicos que quedan de la antigua ciudad romana de Sarmizegetusa, fundada por Trajano entre los años 106 y 112 dc. Una ciudad que albergaba una población de unos 35.000 hab. N-45º31'03'' E-22º47'12''.

No sé que tienen estas cosas de la arqueología para una profesional del tema histórico como Senia, que es capaz de meterse un montón de Km por carreteras y parajes que es mejor olvidarlos, que cuando llega a estos sitios, aunque en ellos solo queden un gran montón de piedras, se trasforma.

Lo primero que hace cuando los visita, es ubicar el recinto arqueológico en el paisaje y previa documentación de algún plano del lugar, comienza a imaginarse todo lo que allí había y ahora esta caído y lleno de piedras, inmediatamente ve, el foro, la palestra, el anfiteatro, los templos etc..etc. El caso es que los ve tal y como eran antes de convertirse en las ruinas en las que con el paso de los años  se han convertido.


Después de la visita al recinto arqueológico, al que aún le quedan muchos años y mucho trabajo para tratar de sacar a la luz todo lo que contiene, continuamos ruta hacia el noroeste del país y hacia la ciudad de Timisoara, una ciudad de más de 300.000 hab. Situada muy próxima a la frontera con Serbia.

A nuestra llegada, después de dar algunas vueltas por la proximidad del casco antiguo, encontramos un aparcamiento de pago, a 400 mt. del centro y aquí pasaremos la noche.


Mañana visitaremos la parte antigua de la ciudad y depende de lo que veamos en ella y el tiempo que nos ocupe su visita, seguiremos aquí, o no.

Para finalizar comentar, que nos está llegando información, por internet, enviada por el amigo rumano Radu, que tan  bien nos atendió cuando estuvimos visitando la ciudad de Tulcea y el delta del río Danubio, sobre las tremendas inundaciones que está sufriendo la ciudad de Tulcea, por el desbordamiento de algunos canales del delta próximos a la ciudad. Desde este medio (sabemos que Radu sigue los comentarios de este viaje) deseamos enviar al amigo Radu y a los ciudadanos de Tulcea, nuestro sentir y esperanza para  que dentro la desgracia, las inundaciones no se lleven a las personas por delante, que creemos es lo más importante, lo demás ya se recuperará.

Aparcamiento pernocta N-45º45'19'' E-21º13'27''. Km. 6757.


Día 15 de junio.

El aparcamiento donde hemos pasado la noche, es un lugar muy tranquilo y céntrico, apenas dista 100 mt. de la plaza de la Victoria situada en el corazón del casco antiguo de la ciudad.

Timisoara de 325.000 hab. es la capital de la región de El Banato, una ciudad muy cosmopolita donde conviven rumanos, serbios, húngaros etc,  alberga tres teatros nacionales y la mejor universidad técnica del país. También es de destacar sus parques y una belleza arquitectónica muy significativa. La bien cuidada plaza Unirii, con la variedad de edificios que incorporan diferentes estilos, es un auténtico museo al aire libre, donde se mezclan diversos estilos arquitectónicos que abarcan desde el renacentista, barroco, neoclásico o modernista, estilos que presentan grandes influencias bizantinas.


A las diez de la mañana comenzamos la visita por la plaza de la Victoria, una plaza que, entre otras cosas, entra en la reciente historia de Rumanía por que fue en esta ciudad y en esta plaza donde comenzó la primera revolución de 1989 contra el régimen de Ceauscescu y que al final derroco del poder al entonces regidor del país. En esta plaza frente a la catedral ortodoxa nueva, se erige el monumento a las 184 víctimas de aquella revolución, la mayoría de ellos estudiantes. Aun se perciben en las fachadas de algunos edificios de la ciudad la marca de los impactos de balas provocados por la revuelta.


Está bien cuidada y bonita ciudad, curiosamente está fuera de la mayoría de los circuitos turísticos que ofrecen las agencias, al estar en uno de los extremos más occidentales del país y un poco alejada de las rutas convencionales  del turismo de Rumania, también es poco visitada al no disponer de buenas comunicaciones de acceso por carretera.

Visitamos la ciudad y ésta, al igual que otras muchas del país que estamos visitando, nos encantó. Es una ciudad llana, muy bien cuidada y fácil de visitar, ya que su casco antiguo es pequeño.


Sobre las dos de la tarde regresamos a la autocaravana y después de la comida y el descanso, a las 5 de la tarde (pagamos el aparcamiento, 12€ X 22 horas)  decidimos continuar ruta hacia el norte y a  la ciudad de Oradea.

La distancia que separa las ciudades  de Timisoara y Oradea es de 167 Km. pero esta distancia en un país como este, se puede hacer toda una eternidad. La calzada de la carretera es llana y buena, al menos no tiene baches, pero parte de la ruta, al ser una de las que conecta el país con Serbia, Croacia y Hungría, tiene un tráfico muy alto, sobre todo de camiones. Otro de los problemas que uno encuentra en todo el país, es que las poblaciones se encuentran situadas a un lado y al otro de las vías de comunicación y aunque en teoría se puede circular por carretera a 90 o 100 Kh, en las poblaciones está limitada 50 o 30 Kh y entre pueblo y pueblo, en la mayoría de las rutas, apenas distan 2 Km.

Total, que tardamos en recorrer los 167 Km, más de 4 horas. Por lo tanto, llegamos a la ciudad de Oradea sobre las 9 de la tarde noche.


A nuestra llegada a la ciudad, esta vez nos costó más de la cuenta encontrar un aparcamiento próximo al casco antiguo, ya que el sistema que rige en algunas ciudades rumanas, es el sistema "Cuplata" (un sistema muy barato y parecido al  de la limitación por hora en nuestro país) que está vigente desde las siete de la mañana a las ocho de la tarde y si pagas puedes estar en la plaza 24 horas, el problema, que las plazas de aparcamiento están en batería, marcadas para coches y los tiques de aparcamiento hay que conseguirlos en los comercios y estos la mayoría cierran a las seis de la tarde. Este sistema de aparcamiento es un sistema mayoritario en toda Rumanía, por ello, hay pocos aparcamientos que no sean de este tipo en las ciudades.

Ante esta situación, nosotros siempre intentamos buscar en los hoteles que están próximos al casco antiguo y ahí es donde solemos encontrar aparcamiento de pago  y vigilado, pero muy barato.

Dimos unas cuantas vueltas y al final sobre las 10 de la noche encontramos un aparcamiento privado de pago en el Hotel Astoria. El aparcamiento está ubicado a escasos 300 mt. del ayuntamiento y de la plaza Onirii. Aparcamos nuestra autocaravana y ya no nos quedó otra que cenar y descansar.


Todavía después de la cena, me animé y salí a dar un paseo hasta la plaza Onirii, para estirar un poco las piernas antes de acostarme a dormir. Mi sorpresa fue que en la plaza habían instalado una gran pantalla y estaban siguiendo el campeonato europeo de selecciones de futbol, en el que al parecer estaba jugando  Rumanía. Durante el paseo nocturno disfruté mucho con la iluminación de los edificios del centro de la ciudad, una maravilla.

Aparcamiento pernocta. N-45º45'19'' E-21º13'27''. Km. 6757.

Dia 16 de junio.

Al final ayer, después de todas las vueltas que dimos para encontrar un lugar céntrico donde pasar la noche y visitar la ciudad al otro día, tuvimos suerte. El aparcamiento es muy tranquilo y está al lado de lo que a nosotros nos interesa visitar  en esta ciudad.

La ciudad de Oradea es una ciudad  situada al noroeste del país a 14 Km de la frontera con Hungría. Esta ciudad de 206.000 hab, su casco antiguo está ordenado entorno al río Crisul Repede. Es una ciudad que está muy bien conservada y, aparte de otras cosas, nos ofrece dos amplias plazas, la del 1 de diciembre y la Onirii, o la de La Unidad.


Resulta curioso para un español, ahora que en nuestro país, el sentido de Nación o de Estado, parece que está en crisis, comprobar en el país que estamos visitando y en otros que lo hemos hecho con anterioridad, el valor, la importancia y el sentido que le da esta gente a la creación del Estado y la Unidad.

En la mayoría de las ciudades y poblaciones que hemos visitado en Rumanía, todas sin excepción, dedican su mejor plaza, la llamada Piata  Onirii o plaza de la Unión, a la unidad y la creación a finales del S-XVIII del Estado de Rumanía, con la unión de los distintos Voivodatos, que hoy componen las regiones  del país rumano.

Dejando estas cosas aparte, por la mañana a primera hora y con un día espléndido, comenzamos el recorrido por la plaza del Teatro Nacional que teníamos al lado de la autocaravana, cruzando en puente sobre el río para entrar en la plaza Onirii, donde están algunos de los edificios más significativos de la ciudad, edificios barrocos y modernistas muy bien restaurados, lo que convierten a esta plaza, no solo en el punto central y de reunión de los habitantes de la ciudad, también en la visita obligada para cualquier turista que se acerque por la ciudad de Oradea.


Poco a poco, continuamos nuestro paseo por calles, plazas y parques, disfrutando de éstas, para llegar al castillo, que también visitamos y percibimos que ya queda  poco de la muralla en estrella  de cinco puntas que fue, aunque en nuestra visita percibimos también que han acometido una gran restauración de la parte interior para darle utilidad pública, donde se ve que albergan algunos edificios administrativos y universitarios, creando también en sus fosos parques públicos.


La ciudad, al igual de otras que hemos visitado en este viaje por Rumanía, nos ha gustado mucho, ofrece un casco monumental muy bien cuidado y amplios paseos por parques y jardines.

Sobre la 1 de la tarde, ya un poco cansados del amplio recorrido por la ciudad, después de tomar algo en una terraza, de un edificio barroco con un local dedicado a la restauración, precioso, nos acercamos hasta la autocaravana. A esas horas hacía calor, así que pagamos el aparcamiento, 4 € X 14 horas, y nos desplazamos hasta la localidad de Baila Félix, una pequeña localidad situada a 10 Km de Oradea, dedicada  al turismo de balnearios y descanso, que ofrece instalaciones hoteleras, agua parques, piscinas de agua cálida natural y amplios y frescos paseos. También esta localidad, tiene unos lagos de agua cálida en los que crece una especie de nenúfar único en Europa.


A dia de hoy llevamos 41 dias de viaje desde que salimos de Santander, con más de 7.000 Km recorridos en total y aunque no tenemos un tiempo previsto para regresar, hemos pensado en terminar nuestro viaje por Rumania y regresar a casa. Le hemos preguntado a "nuestro amigo" TomTom y este nos cuenta que estamos a más de 2.600 Km de casa, así que hemos pensado que ya es hora de volver.


Que mejor final para un viaje como este en el que, aunque hemos disfrutado mucho, por la orografía y  dificultad que tiene el país para moverse por las vías de comunicación y sus ciudades, con una autocaravana, aparte de los Km. recorridos a pie en las visitas diarias, que terminar este, descansando esta tarde en la población balnearia de Baila Félix, para mañana por la mañana iniciar el viaje de regreso, que nosotros creemos, que aunque no tenemos ninguna prisa, si todo va bien y no hay ningún contratiempo, para las elecciones generales del 26 de junio estaremos en casa.

Aparcamiento pernocta  N-45º59'44'' E-21º58'47''. Km. 6947.


Resumen del viaje:

Quizás en este relato me he extendido mucho, pero hay que tener en cuenta que este viaje ha durado casi 50 días y son muchos los detalles y sensaciones que hemos vivido en el día a día y para,  quienes les interesan estas cosas, queremos compartir con vosotros nuestras vivencias comentando, tal y como nosotros las vivimos y eso, creemos que, necesita su espacio

Rumanía, a pesar de lo que nosotros creíamos antes de recorrer el país de punta a punta, por lo que hemos percibido en el viaje, no es un país pobre, ni mucho menos. Creo que es un error  viajar por ahí comparando lo que vemos con nuestro país o sociedad, ya que cada pais tiene su cultura y sus formas, ni confundir tradiciones o maneras de vivir de la gente, para tomar una lectura más o menos real de las cosas, creo que hay que mirar otras cosas, como las casas en las que viven, que ni mucho menos son de pobres. A lo largo del país, si hemos visto que tienen carencias o necesidades, posiblemente derivadas estas de una mala administración que al parecer viene de lejos, pero también hemos visto recursos de todo tipo, tanto naturales como humanos. El país dispone de grandes recursos mineros, con minerales de  todo tipo, gas, petróleo y mucha industria, aunque esta está muy deteriorada y es poco competitiva. Además  por la orografía del país, con montañas, valles y una gran llanura provocada por el río Danubio, dispone de muchos recursos forestales y agrícolas.

Como parte negativa, en Rumanía se percibe que durante mucho tiempo ha sufrido de una mala administración, con una carencia muy notable en infraestructuras viales y de otro tipo. Quizás con la esperanza que se dé un impulso de modernidad y competividad al país, con la creación de las infraestructuras necesarias para mover su economía y otros aspectos de este, Rumanía en 2007 ha entrado a formar parte de la CEE, pero con el momento económico que vive Europa y los problemas que tiene, no creo que la situación de Rumanía sea lo que más preocupe a los responsables de esta.

Atrás queda todo lo vivido y disfrutado en este precioso país que es Rumanía, en el que hemos descubierto muchas cosas que, sin duda, han enriquecido nuestras vidas, pero de todo ello, lo mejor y la mejor experiencia ha sido el trato directo y personal con la gente rumana.´

Gracias rumanos siempre os lo agradeceremos y lo tendremos en cuenta cuando veamos uno de vosotros por nuestro país, esperamos poder estar a la altura y darle el mismo trato y cariño que hemos recibido de vosotros en la visita a vuestro país.

Por delante tenemos todavía un largo camino de regreso para si todo va bien, poder llegar a nuestro destino, viajando por países como Hungría, Eslovenia, Italia y Francia.

Para los que habéis tenido la paciencia y el humor de seguir este viaje por facebook, o en el blog Cosasdelautocaravanismo y de alguna forma acompañarnos, aunque sea  de forma virtual, agradeceros vuestras preguntas y comentarios, pero nosotros no solo hemos disfrutado del viaje, también hemos disfrutado mucho contando y compartiendo, con mayor o menor acierto, el día a día de lo que hacemos por ahí y nos gusta.

Nuestra intención al contar este viaje, simplemente se centra y nos motiva a hacerlo, especialmente para quienes no conocen el mundo del autocaravanismo, el tratar de dar a conocer lo que, con ganas y un cierto espíritu viajero de descubrir lugares, se puede hacer por ahí con una autocaravana.

El dia 23 de junio llegamos a Santander, después de 48 dias de viaje y 9.830 Km. recorridos.

Pedro Ansorena y Senia Bonaechea.


5 comentarios:

Luis Giralda dijo...

Magnifica descripcion del viaje
Se ve que todos los dias le habeis dedicado un buen rato a la narracion del mismo.
Es mi intencion hacerlo el año que viene y he tomado buena nota de vuestros consejos
Gracias por labarracion y hasta otra

Lupe Lizaso dijo...

Hola Pedro, muchas gracias por tu blog, y por todos los detalles y todo el cuidado que pones en tansmitir toda la informacion. Es muy util y nos ayuda muchisimo a preparar nuestro propio viaje. No se si sera posible pero nos encantaria ponernos en contacto contigo directamente, te hemos mandado una solicitud de amistad a facebook. Muchas gracias otra vez por todo. Esperamos compartir tambien nosotros nuestro viaje

Pedro Ansorena dijo...

Buenas tardes Lupe, gracias por tus comentarios sobre el blog, me alegro que lo veáis practico y os sirva de ayuda, esa es la principal intención del trabajo que desarrollamos en el blog. Saludos.

Buena Ruta dijo...

Hola Pedro, nos ha gustado mucho la entrada y le hemos dado difusión en nuestro blog enlazando a esta página!

Feliz año 2017!!

Pedro Ansorena dijo...

Muchas gracias, nos alegramos de ello y deseamos que nuestros comentarios y anotaciones sirvan de ayuda.

Os deseamos que el año 2017 os traiga salud y buenas rutas para viajar por ahí.

Publicar un comentario