sábado, 18 de enero de 2014

Información sobre la marcha de la reforma del futuro RGC y la implicación de los autocaravanistas.

En vista del trabajo que están desarrollando las asociaciones de ciclistas, no sé si conseguirán algunos de sus objetivos o no, pero  la verdad es que me da sana envidia y resulta admirable  como se mueve esta gente y lo que están intentado hacer por el colectivo ciclista, ante la Administración del Estado, los grupos parlamentarios y Las Cortes Generales, siguiendo e interviniendo en todos los tramites del proceso con todos los medios que están a su alcance.

Situación muy diferente a las asociaciones autocaravanistas, que desde hace mucho tiempo parece que en este proceso del cambio normativo de la Ley de Seguridad Vial y el RGC,  que para bien o para mal, nos va a afectar al futuro de los autocaravanistas en el desarrollo y la práctica de la actividad en nuestro país, estas cosas se las traen al pairo y parece que no se interesan por ello o nadie cuenta o se acuerda ya que existimos.

En fin....que cuando entre en vigor el futuro RGC y a la vista de la situación y el interés mostrado por los "representantes" del autocaravanismo, presumiblemente si no sucede algún milagro, es posible que a pesar de todos los esfuerzos y trabajo desarrollado durante años, la autocaravana no figure para nada. Estoy convencido que algunos "salvadores patrios" sin hacer absolutamente nada para continuar con el trabajo desarrollado e intentar que este llegue a su fin, desde sus tribunas oratorias elevaran el grito en el cielo, como hacen siempre, echándole la culpa al maestro armero.

Pedro Ansorena.

Lo que os cuelgo a continuación es un texto de la lucha que llevan adelante y lo que opina y publica en su blog el activista del colectivo ciclista Alfonso Triviño.  

"Ante la confusión de muchos usuarios de la bici sobre el estado de tramitación de la Ley de Seguridad Vial, os informamos de que aún no ha entrado en vigor. Las informaciones publicadas acerca de su aprobación en el Congreso en ocasiones ha dado lugar a equívocos. Cuando el Ministerio de Interior envió el Proyecto de Ley al Congreso, éste fue objeto de enmiendas de los distintos Grupos Parlamentarios. Estas enmiendas las preparan los componentes de la Comisión de Interior del Congreso, quienes pasan por escrito propuestas de cambio que a su vez son votadas.

Estas enmiendas suelen ser objeto de negociación y consensos. Seguridad vial Senado Los distintos colectivos consensuamos unas enmiendas que propusimos a todos los Grupos hicieran propias. A esta petición accedió el Grupo Socialista, Izquierda Plural y UPyD. También, fruto de la presión, el PP y CIU acordaron reducir la edad en la que “en todo caso” sería el casco obligatorio en ciudad, y lo establecieron en los 16 años en vez de los 18 del primer texto.

También aceptaron la propuestas de los colectivos consistente en garantizar que no se adelantara cuando en sentido contrario circulara un ciclista aunque transitara por el arcén contario, estableciéndose así mismo la obligación de ocupar parte o la totalidad del carril contrario o contiguo al adelantar a los ciclistas que circulan en el mismo sentido. También aceptaron que el conductor de ciclos expresamente esté eximido del deber de circular por encima de la velocidad mínima obligada para el resto de usuarios motorizados de la vía, esto es, que su velocidad no sea considerada anormalmente reducida.

Este texto ha pasado al Senado, quien tiene un primer plazo para formular enmiendas al texto remitido por el Congreso y que han de presentarse antes del día 5 de febrero, pero que presumiblemente será ampliado. Pues bien, los colectivos ciclistas hemos vuelto a solicitar a los Grupos Parlamentarios en el Senado que asuman como propias las enmiendas que no han sido capaces de aceptar en el Congreso por ser rechazadas por la mayoría aplastante del Partido Popular.

Nuestra última esperanza es que el Grupo Parlamentario en el Senado tenga la sensibilidad necesaria para entender que es la sociedad civil y todos los colectivos ciclistas más representativos quienes hemos presentado una propuesta conjunta que garantizará la seguridad de los ciclistas y una normativa mucho más acorde con la defensa de los colectivos vulnerables y la verdadera promoción de la bicicleta en condiciones de seguridad. Entendemos que la única razón del rechazo a nuestras propuestas viene dada por la actitud anticiclista de la Dirección General de Tráfico, quien sólo piensa en el casco, en arrinconarnos a la derecha del carril derecho en la ciudad, y en subir la velocidad hasta los 130 en vías por donde el ciclista hasta hoy podía transitar.

Precisamente la norma aprobada acerca del casco y que ahora pasa al Senado, no ha cambiado en lo esencial, y es que se deja a la DGT la posibilidad de imponer casco obligatorio a todos los usuarios en todas las vías. En todo caso, una vez que el Senado elabore las enmiendas, éstas volverán al Pleno del Congreso, el cual habrá de votarlas para, o bien aprobarlas, con lo que el texto definitivo las incorporará, o bien rechazarlas, con lo que el texto quedará exactamente tal cual lo remitieron al Senado y su redacción resultará a ser el texto legal en vigor. Por eso es tan importante que los senadores del PP acepten esas enmiendas, porque es muy complicado que los compañeros diputados del mismo partido echen atrás unas enmiendas aprobadas en el Senado. Os pasamos el texto de la carta enviada al Presidente de la Comisión de Interior del Senado, que es del PP, para que su Grupo acepte como propias las enmiendas que los distintos colectivos les proponemos.

También os facilitamos el texto de las enmiendas con sus justificaciones, para que conozcáis perfectamente qué es lo que queremos que la nueva ley asuma en defensa y garantía de protección de los ciclistas. Así mismo os facilitamos el texto completo del Proyecto de Ley que el Congreso ha enviado al Senado y que es el que solicitamos enmendar".

Fuente de información: 


2 comentarios:

¡ somos turistas, no delincuentes ! dijo...

coherencia, responsabilidad y criterio es lo que hace falta en nuestros dirigentes. Cosa harto difícil de encontrar en sus currículums.

Pedro Ansorena dijo...

Estoy de acuerdo en los comentarios. Añadiendo que para sacar adelante un proyecto es fundamental que se tenga claro cual es el trabajo que hay que desarrollar y qué importancia tiene lo que se intenta conseguir, o lo que es lo mismo, creer en lo que se hace. Pero cuando un proyecto a largo plazo y a nivel del Estado de la Nación como ha sido el que se inicio en el Senado en el año 2004 por tres entusiastas del autocaravanismo, sin ningún apoyo del colectivo y con muchos palos en las ruedas, no encuentra continuación porque los que teóricamente se van favorecer del trabajo son los que más caña te dan, esto quema al mas pintao.

Si encima los que toman el relevo tienen la mentalidad provinciana del terruño y no creen que las bases del futuro desarrollo, a nivel nacional, del autocaravanismo son labor de Las Cortes Generales y del Estado y no de las Comunidades Autónomas "pues apaga y vamos", el fracaso está asegurado.

Par tomar nota y aprender algo de esta experiencia, a diferencia de las asociaciones autocaravanistas, solo hay que fijarse en la labor que están desarrollando y el empeño que están poniendo en ello las asociaciones de ciclistas, ¿por qué será?. Saludos

Publicar un comentario