miércoles, 11 de septiembre de 2013

Decreto para la ordenación de los campings y otras modalidades de turismo de acampada en la Comunidad Autónoma de Euskadi.

El día 7 de Septiembre de 2013, por fin y tras varios años de trabajo,  después de su publicación en el BOPV nº 170 de fecha 6 de Septiembre 2013, entró en vigor el nuevo decreto 396/2013, de 30 de julio, que regula la ordenación de los campings y otras modalidades de turismo de acampada en la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Tras la puesta en vigor de esta nueva normativa, de alcance autonómico, creo que de nuevo se consigue dar un paso adelante más para los autocaravanistas al incluir en un texto legal, en este caso de una autonomía, algunos aspectos de uso de las autocaravanas. 

Sin embargo, al leer el texto del citado decreto, a mi modo de ver, éste en algunos aspectos presenta indefiniciones, echo en falta algunas cosas y me llama poderosamente la atención otras, como por ejemplo (aunque  ya lo he comentado en otra entrada y en contra de otras opiniones, lo que pienso de este asunto, lo comento aquí por aquello de las incongruencias) resulta raro que ya que en éste caso la Consejería de Turismo del GV. si es competente para definir la acampada y sus límites, el decreto no contemple o aclare suficientemente la situación de acampada o no con la presencia de los ocupantes en el interior de las autocaravanas durante el estacionamiento de estas, situación que tanto ha sido criticada en otros documentos y al parecer tanta importancia le dan algunos,  o el que no se acepte poner calzos cuando en el borrador para la reforma del RGC si se está aceptando, o el que desde ahora en el País Vasco las autocaravanas tengan que acudir necesariamente a las zonas autorizadas por los municipios para éstas y no a otros espacios, situación que considero que obedece a una restricción, aunque en algunos núcleos urbanos puede estar justificada esta, no así en otros.

Por otra parte la redacción del decreto confirma algo de lo que desde hace tiempo vengo manteniendo en algunos de mis escritos sobre el autocaravanismo. No voy a enumerar todo lo que percibo porque sería muy largo y cualquiera que lea el texto del decreto con atención se dará cuenta de ello o podrá comprobarlo.

En mi opinión, estoy convencido que los compañeros que han trabajado junto con la administración vasca, habrán intentado trasmitir a ésta, con la mejor voluntad y buena fe posible, la mayor parte de los problemas y necesidades que los autocaravanistas encontramos a la hora de utilizar nuestras autocaravanas, con la intención que estas inquietudes o necesidades se plasmen en esta nueva normativa, pero la realidad del decreto nos indica y resulta evidente que en algunas cosas no les han hecho mucho caso.
Con esto se demuestra que cuando uno actúa como persona de consulta y no de decisión ( por experiencia he aprendido que aquí no hay nada que negociar como algunos creen o dicen, porque tampoco estamos en condiciones de ello) no siempre las cosas salen como uno desea, ya que es evidente que las personas que si disponen de competencias para plasmar en un texto legal lo que les intentamos trasmitir, desconocen los problemas y uso de una autocaravana y hay cosas que, por mucho que se les explique, a la vista de los resultados en el texto de algunos documentos, no le dan la importancia que para nosotros merecen. Por otra parte, no solo nos escuchan a nosotros, también escuchan otras versiones de otros intereses y con otros argumentos, influyendo con ello en sus criterios o decisiones, criterios que nos gusten o no, para bien o para mal, después plasman en las distintas legislaciones en las que intervienen, por ello creo que como ha venido sucediendo y aun sucede, no se debe culpar de lo que después aparece en la normativa aprobada y creemos que no nos favorece, a las personas que con la mejor voluntad  han colaborado con la administración .

Desde hace mucho tiempo en diferentes trabajos llevadas a cabo con la administración, algunos de los que parece que han intervenido en este decreto, machaconamente, han venido trasmitiendo la idea de "que si la administración no hace las cosas bien o en favor de nuestros intereses es porque las personas que están en contacto con ellos no son los más aptos o preparados para tratar estos asuntos", con la aprobación y publicación del texto del decreto vasco se demuestra que estaban equivocados, ya que a juzgar por los hechos a los participantes en este decreto al parecer tampoco se les ha hecho mucho caso.

Desconozco y no estoy en grado de juzgar si los que han estado en contacto con la administración vasca, son los más preparados o no, por lo menos es evidente que los que se han implicado e intervenido son los que han conseguido llegar a esta, pero lo que resulta también evidente es que, al igual que en otros casos, aunque el decreto resulta un avance, en algunos aspectos es bastante mejorable y no todo lo que contempla este nos favorece. Lo que si queda claro en el mismo, al menos para mí, entre otras cosas, es la inclusión en el decreto del estacionamiento de las CARAVANAS en las áreas de autocaravanas, o la definición "de albergue móvil"?????, cumpliendo por fin lo que algunos han perseguido y vengo comentando desde hace mucho tiempo, mezclar los intereses del campismo con el autocaravanismo, que le vamos a hacer, hay personas que estas cosas las ven así, por lo tanto si han conseguido convencer a la administración del País Vasco, al menos en esto, para que esta lo plasme en un documento legal, no nos queda otra que por lo menos en la comunidad vasca hay que respetarlo. 

Vamos a ver el futuro con esta normativa en uso y el nuevo escenario con las caravanas en medio de esta historia (como caso único en Europa), que nos depara la situación, que aunque solo afecta a una sola comunidad autónoma, esperemos que el desarrollo y la práctica de esta nueva normativa no nos de algún disgusto a los que vemos el autocaravanismo como viajeros, que creemos que practicar  el campismo en las áreas de servicio para autocaravanas nos perjudica a todos, porque estas prácticas son las que más están dando argumentos a nuestros detractores, en su constante afán de meternos a todos a los camping.

Desde siempre he pensado que el desarrollo del autocaravanismo, salvo en caso justificados, pasaba por normalizar la situación general de este lo más uniforme y ampliamente posible, tratando de desarrollar una idea común en la que cada familia de autocaravanistas viaje por donde viaje dentro del territorio CEE, encuentre las mismas condiciones de uso y movilidad de la autocaravana, bien en aspectos normativos como de instalaciones, pero veo con tristeza que no todos lo interpretan así, dando la impresión de que para algunos compañeros el desarrollo del autocaravanismo se basa solo en lo que se haga en su terruño sin mirar a su alrededor  al parecer sin más amplitud de miras.

Aunque el tema de la señalización de las áreas frente a otros asuntos de mayor envergadura que nos afectan, puede parecer un tema menor, a mi forma de ver, no lo es tanto. Cuando en toda Europa se desarrolla y parece que poco a poco se va aceptando un tipo de pictograma de la autocaravana con un mismo color y formato, donde también en España con la próxima aprobación en el catálogo de señales del RGC de la señal S-128 Autocaravana, se incorpora el mismo formato europeo. En el caso de la comunidad vasca, quizás por aquello de pretender ir de diferentes, se rompe ese criterio de uniformidad y normalización, el formato de la señal y el pictograma  que nos presentan en el decreto no corresponde al que ya se viene utilizando en toda Europa.

Estas cosas nos tienen que indicar que el camino del desarrollo del autocaravanismo en España al igual que en Europa no resulta nada fácil,  estén quienes estén al frente de las reivindicaciones, siempre hay que tener presente que lo que se haga o consiga no depende solo de nosotros, depende tambien de las decisiones o interpretaciones de los que disponen de  las competencias legales para legislar. 

Por último deseo comentar que soy consciente de la dificultad y lo que cuesta convencer a nuestros administradores públicos para conseguir algunas cosas y el tiempo que ello implica, por ello desde este espacio deseo agradecer a los compañeros o personas que han estado detrás del decreto del PV, su dedicación y trabajo, porque al final, con mayor o menor acierto, lo verdaderamente importante es continuar dando pasos adelante..


Pedro Ansorena.

2 comentarios:

Iñaki Calvo dijo...

Hola Pedro:

Feliz año 2014.


Rebuscando en tu Blog cosas sobre las Merindades, he encontrado el artículo de opinión que publicaste en septiembre sobre el Decreto de Turismo del Gobierno Vasco.

El día que lo leí, -y con ello te debo dar la razón-, me llamó la atención la ausencia de algún detalle que anteriormente se había utilizado tanto, como la Instrucción 08/V-74, y que aquí se obviaba.

Debemos de ser muy ilusos si creemos que es perfecto. NO. A mí me hubiese gustado que se expusiera más cláramente la diferencia entre autocaravana aparacada, acampada libre, pernocta en su interior, etc. especialmente cuando este Decreto hubise o podría servir de modelo para otras autonomías.

En su momento ya intervine en el foro del Club Sorbeltz, donde expuse mi opinión. http://sorbeltz.foroactivo.com/t120-nuevo-decreto-de-campings-importante-noticia.

Esperemos que algún día lo mejoremos.

Iñaki Calvo

Pedro Ansorena dijo...

Gracias por tus comentarios Iñaki. Feliz año 2014 para ti y tu familia.

En mi opinión, la promulgación del Decreto de Turismo del Gobierno Vasco, aclara bastantes cosas. Desde hace mucho tiempo por algunas personas se ha venido afirmando machaconamente que "si la administración o los políticos no hacen bien las cosas es porque los interlocutores autocaravanistas que trabajan con ellos no son los más aptos o los más preparados".

Pues bien...al parecer si tomamos en cuenta la propaganda que algunos han hecho por ahí de sí mismos, los autocaravanistas que han estado trabajando junto con la administración vasca, no son solo los más aptos, tambien los mejores del mundo mundial, sin embargo creo que el citado decreto, aunque es un avance, no incorpora importantes contenidos que a pesar de lo que se ha criticado de otros documentos, como por ejemplo la instrucción de Trafico 08/V-74, si debería de incorporar.

En resumen, creo que el Decreto de Turismo del Gobierno Vasco, presenta en su testo algunas incomprensibles carencias, ambigüedades e indefiniciones, pero no creo que sea culpa de quienes han asesorado a los políticos y la administración que por todos los medios habrán tratado de trasmitirles cosas tan obvias. Por mi experiencia me inclino a pensar que quienes disponen del poder, quien sabe por qué motivos, quizás por desconocimiento, presiones de otros intereses etc al final hacen lo que les da la gana y no lo que se les trata de trasmitir, aunque con ello nos perjudiquen.

Vamos a desear que en el futuro esa buena intención que es el Decreto se pueda mejorar.

Un saludo.

Publicar un comentario