viernes, 22 de febrero de 2013

Texto de modificación de la ordenanza reguladora del área de estacionamiento limitado de la playa de Comillas.

Continuando con lo publicado ayer dia 21 de febrero en el blog y como una información más, adjunto el enlace al  texto expuesto al público en el BOC de la comunidad cántabra (texto que me acaba de facilitar un amigo esta misma tarde, tambien me ha hecho participe de que a dia de hoy, según información del propio ayuntamiento, nadie ha presentado alegación alguna) desde el viernes dia 18 de enero de 2013,  para la modificación de la ordenanza reguladora del área de estacionamiento limitado de la playa de Comillas para su posible recurso o alegación.
Contando el proceso administrativo en curso que para este caso es de 30 dias excluyendo las fiestas o domingos, hoy espira el plazo de presentación de alegaciones, así que como reza en la propia publicación, si no se han presentado alegaciones,  reclamaciones o sugerencias en el próximo pleno del ayuntamiento que se incluya el asunto, éste con toda probabilidad se entenderá definitivamente aprobado y adoptado el citado acuerdo hasta hoy  provisional.

A mi modo de ver y según me he informado sobre este asunto, después de la aprobación por el pleno del ayuntamiento de Comillas, la única vía que nos queda es la de presentar un recurso contra la aprobación de la modificación de la ordenanza, pero vistas las anteriores experiencias de los fallos judiciales en contra nuestra, me parece que  crudo lo llevamos.

Después de esto,  me pregunto ¿realmente los autocaravanistas sabemos detrás de lo que andamos y lo que nos jugamos en estas cosas y otras?.


Pedro Ansorena.

2 comentarios:

José Gonçalves dijo...

Bom dia Companheiro Pedro Ansorena,

Por muito que me custe, por mais alto que seja o preço a pagar na defesa do Autocaravanismo Itinerante, não posso deixar de solidarizar-me com a sua Luta e dela fazer eco, pode ser que um dia os proprietários de autocaravanas consigam finalmente encontrar a resposta à pergunta:

Sabemos o que andamos a fazer?

Pode ser que um dia as Autoridades Policiais e Administrativas comecem a separar o "trigo do joio", o Autocaravanismo Itinerante do Autocampismo, itinerante ou fixo, e passem a punir implacávelmente apenas os prevaricadores, os que usam uma autocaravana apenas como meio de diversão barata com práticas de campismo na Via Pública.

Como sempre, em meu blogue, fiz eco da sua mensagem e expus, mais uma vêz, o tema em análise crítica.

http://forumlivrerolante.blogspot.pt/2013/02/sabemos-o-que-andamos-fazer.html

De Portugal, um abraço e até sempre,

José Gonçalves

Pedro Ansorena dijo...

Hola estimado compañero José Gonçalves:

En primer lugar deseo darte las gracias por divulgar mis comentarios en tu blog

http://forumlivrerolante.blogspot.pt

Estoy muy de acuerdo con lo que comentas sobre la realidad que nos toca vivir a los autocaravanistas a la hora de ejercer nuestra actividad, especialmente en la frase de si realmente "¿sabemos lo que hacemos?".

A mi modo de ver, en España al igual que en el país hermano de Portugal, la práctica del autocaravanismo, con respecto a otros países del espacio europeo, ha llegado tarde, no hace muchos años que este se hace presente, por lo tanto como actividad nueva que es, no es extraño, que al igual que en otros países que en sus inicios tambien pasaron por una situación parecida, se le pongan frenos y barreras a su expansión, aunque llegara un dia en que la práctica del autocaravanismo se normalizara, pero para ello los autocaravanistas tenemos que demostrar que en realidad somos merecedores de ese reconocimiento social e institucional que algunos buscamos.

Por lo demostrado hasta ahora por algunos compañeros (no todos), en mi opinión, aun estamos un poco verdes. Hay familias que parece se compran la autocaravana no para viajar o hacer turismo itinerante, sino para hacer tertulias campistas entre ellos, no en los camping que es donde deberían de estar, sino en cualquier espacio público que se les ocurra.

Esta situación de comportamiento unida a el desconocimiento que desgraciadamente tiene la administración y parte de la ciudadanía sobre nosotros, manipulada por la presión que ejercen los intereses de algunos empresarios de camping, hace que nos está costando normalizar la situación más de lo esperado. Aun así, espero y deseo que poco a poco la razón se vaya imponiendo a la sin razón y los que entendemos la práctica de un turismo itinerante logremos convencer al resto para vivir nuestro tiempo de ocio en paz, con respeto y sin sobre salto.

Un abrazo.

Pedro Ansorena.


Publicar un comentario