lunes, 5 de noviembre de 2012

Decretazo antiautocaravanas del alcalde de Buena Vista del Norte (Tenerife).

Hay un refrán que dice "nunca te acostarás sin saber una cosas más". Hasta ahora los autocaravanistas hemos asistido a un panorama de derroche de "creatividad", desplegado por algunos administradores públicos, que dando rienda suelta a su imaginación ponen en marcha  medidas para tratar de cortarle el paso a las autocaravanas en los feudos, que ellos mal gobiernan y  se muestran como si fuesen los propietarios de estos.

Creíamos que lo habíamos visto todo en materia de medidas para restringir los derechos de los autocaravanistas. Pero lo que nunca nos habíamos imaginado es la nueva fórmula administrativa, que acaba de aplicar el alcalde del municipio tinerfeño de Buena Vista del Norte, Prohibición de Estacionamiento de Vehiculos Autocaravana Por Decreto, no por Ordenanza Municipal ¡Toma ya!.

El decretazo de aparcamiento, aparte de ser ilegal y recurrible, demuestra el abuso de poder y la arbitrariedad de un alcalde que actúa al "aquí mando yo", ya que la medida administrativa a emplear en la regulación del tráfico urbano conforme al art.93.1 del RGC, es la ordenanza municipal debatida y aprobada por la corporación en un pleno, con el consiguiente período  de exposición pública  y posibilidad de recurso.

De todas formas, viendo como está el panorama político nacional, donde sin pasar por las cámaras de representantes políticos, todos los viernes por decretazo se legislan cuestiones fundamentales, que afectan a los ciudadanos, no me extraña que ante el ejemplo nacional de nuestros gobernantes aparezcan personajes que más bien parecen venidos del más allá, tratando de emular en sus feudos al Gobierno de la Nación.

La isla de Tenerife es una isla que quiero y conozco bastante bien, ya que desde hace algún tiempo suelo disfrutar del invierno en esa maravillosa tierra que nos ofrece un clima y una belleza ideal para el descanso y el disfrute. En mis recorridos por la isla he visto autocaravanas estacionadas, ocupadas por familias de la isla, peninsulares o europeos que pasan el invierno en las islas, estos vehículos los he visto en diversos municipios, costas y espacios naturales, entre ellos en el municipio de Buena Vista del Norte, principalmente en la proximidad de sus playas y campo de golf.

Desafortunadamente en la isla de Tenerife, al igual que en otras partes de España o Europa, aunque  ACATestá trabajando en ello, las familias de autocaravanistas no disponen de unas infraestructuras mínimas adecuadas que se requieren para hacer uso de una autocaravana responsablemente, solo cuatro instalaciones de camping y un par de aéreas para autocaravanas, por lo tanto para utilizar la autocaravana en Tenerife uno tiene que arreglárselas como pueda y hacer uso del "oficio" autocaravanista, ya que la administración o el ámbito privado, sean estas de pago o no, tampoco te facilita instalaciones para hacer la función de carga o descarga de líquidos.

Es evidente que con este panorama y como en todas las cosas y ámbitos de la vida, hay gente que se comporta bien, otros regular y otros mal, no respetando el medio en el que están disfrutando. Pero de ahí a utilizar un decreto, como ha hecho el alcalde, expulsando a las autocaravanas del municipio, dista mucho de lo racional. Un ayuntamiento si quiere regular el uso de la autocaravana dispone de múltiples herramientas para hacerlo sin cortar los derechos que asisten a los ciudadanos. 

En los últimos años se ha generado mucha bibliografía escrita en la que los propios autocaravanistas en su afán de colaboración con la administración, ofrecen documentos e ideas para que se adopten medidas encaminadas a utilizar la autocaravana con responsabilidad, reclamando a la administración, que por el bien de todos, quien  no respete las normas sea sancionado, pero expulsar a los autocaravanistas de los municipios adoptando medidas abusivas y fuera de la ley como ha hecho el alcalde de Buena Vista del Norte, creo que es tomar un camino que no conduce a ninguna parte.

Por otra parte en la isla de Tenerife existe una asociación de autocaravanistas llamada ACATasociación donde uno de sus principales objetivos es ayudar a la administración o a quien se lo solicite para tratar de poner al servicio de estos todo un bagaje de conocimiento documentado encaminado a la creación de instalaciones adecuadas en la isla o regular el tráfico y estacionamiento de las autocaravanas. Al ayuntamiento de Buena Vista del Norte, si de verdad las autocaravanas representan algún problema en el municipio y ve la  necesidad de regular éstas, su alcalde antes de tomar tan drástica medida, no le hubiese costado nada ponerse en contacto con la dirección de ACAT que a buen seguro estos estarían encantados de poner a su servicio toda la ayuda y conocimientos que pudiesen aportar.

En fin....con medidas como la que acaba de adoptar el ayuntamiento tinerfeño, nuevamente se demuestra la gran labor que aún nos queda por hacer a los autocaravanistas, para tratar de hacer cambiar o remover algunas conciencias muy arraigadas en ideas y formas de actuar de otros tiempos.

Pedro Ansorena. 



4 comentarios:

ARO dijo...

Ordeno y mando. Yo creo que ese decreto de este alcalde es ilegal porque la regulación de estos asuntos debe hacerse mediante una ordenanza municipal.

Los Rincones del Matrós dijo...

Buen artículo Don Pedro, como siempre.
Realmente lo tenemos difícil los autocaravanistas en las islas. Cada vez se ponen más impedimentos para que podamos disfrutar de nuestra naturaleza de una manera responsable, que la mayoría intentamos hacerlo así. Sin embargo ya se sabe que se legisla poniendo como pretexto la anécdota, y la anécdota es siempre la que nos perjudica. Ánimo SEñor y a seguir peleando por el colectivo como hasta ahora y gracias por poner algo de luz con este blog.
Salud.

Pedro Ansorena dijo...

Gracias ARO.....Por tu implicación y responsabilidades en la política municipal y otras cosas, nadie mejor que tu para saber y darte cuenta que el alcalde tinerfeño, al dictar este decreto contra las autocaravanas, "se ha pasado varios pueblos". Sin embargo soy consciente que las tareas de gobierno municipal a veces no resultan nada fácil de interpretar o de ejecutar y uno se puede equivocar, pero como en todas las cosas de la vida, en este mundo no estamos solos. El alcalde, si en el municipio tienen problemas con las autocaravanas, antes de actuar así, no le hubiese costado nada ponerse en contacto con la asociación de autocaravanistas de Tenerife ACAT que seguro le hubiesen ayudado y buscado una solución.

Esperemos que en una próxima reunión que tiene prevista con ACAT (que es por donde tenía que haber comenzado) rectifique y se solucione el asunto.

Saludos.

Pedro Ansorena dijo...

Gracias por tus comentarios compañero... Así es, en las islas como en muchos puntos de España y Europa, después de todo lo que se ha y está trabajando, el disfrutar de una autocaravana ordenadamente y con respeto a veces no resulta nada fácil, aunque creo que poco a poco y cuando algunos se enteren de una vez de qué va esto del autocaravanismo, se solucionaran algunos problemas y se ira mejorando, hay que tener esperanza, creo que estamos en el buen camino.

Mientras tanto desde este espacio virtual y desde otros ámbitos a los que uno tiene acceso, en la medida que podamos, continuaremos tratando de aportar nuestro granito de arena para que el autocaravanismo mejore y al menos las próximas generaciones, en este aspecto, encuentren un mundo mejor. Saludos desde Tenerife.

Publicar un comentario