viernes, 17 de agosto de 2012

Viaje a la exposición "Las Edades del Hombre" 2012.

La villa y municipio de Oña y su Monasterio de San  Salvador acogen este año, del 23 de mayo hasta el 4 de noviembre de 2012,  la famosa exposición de Las Edades del Hombre. Dicho municipio está enclavado entre las comarcas de Las Merindades y la Bureba, a la que pertenece, situadas éstas en la comunidad autónoma de Castilla y León, concretamente en Burgos. El Monasterio de San Salvador en 2011 celebró el milenario de la fundación, por cuyo motivo ha sido elegida por la fundación "Las Edades del Hombre",  para albergar su decimoséptima edición.


El objetivo no es sólo promocionar la famosa exposición, sino que Oña aprovecha la oportunidad, que se le ofrece para dinamizar el turismo en los alrededores de la misma, unas comarcas con muchos atractivos que ya hemos tratado ampliamente  en otras entradas del blog. De nuevo la exposición de Las Edades del Hombre, nos ofrece una oportunidad para disfrutar, sin tener que hacer grandes dispendios, de una de las zonas de Castilla y León, que más atractivos culturales y turísticos alberga.

El título y el tema sobre el que trata la exposición es el de  "Monacatus", que viene del término latino “monacatus”, que precisamente nos da la idea del contenido sobre el que gira la exposición, la vida monacal. Son 130 obras las que se exponen en esta edición, viendo alguna de ellas por primera vez "la luz" y saliendo de la clausura. La novedad de 2012 es, como los propios organizadores indican, la puesta en escena, enfocada a la captación del mensaje a través de los sentidos. Una exposición sensitiva con una temática relacionada con la Iglesia y la vida monacal consagrada a la misma que no deja  indiferentes a sus visitantes.


Con este aliciente y al igual que en pasadas ediciones, el pasado dia nos pusimos en marcha con nuestra autocaravana rumbo a la villa burgalesa de Oña. Siempre es un placer  viajar desde Cantabria hacia la meseta accediendo por el valle del río Ason, el puerto de Los Tornos, La Merindad de Medina de Pomar, etc. por un paisaje excepcional.


Con el disfrute de la ruta y el paisaje, a las cuatro de la tarde llegamos a Oña, al aparcamiento creado para dar acogida a los numerosos vehículos, en los que sus ocupantes se acercan a visitar la población y la exposición.


Uno de los atractivos que nos ofrece la zona es realizar alguna ruta de la numerosas de senderismo señalizadas que hay por la comarca y como ya no nos daba tiempo a visitar la exposición y el atardecer se prestaba a ello, decidimos hacer una ruta de unos 10 Km de ida y vuelta por el sendero que discurre por la orilla del río Oca y la ruta del nunca finalizado ferrocarril Santander- Mediterráneo, una zona preciosa que trascurre inicialmente por el cañón y la hoz del rio hasta cerca del paraje de "los miradores".


Finalizamos la tarde paseando por el casco urbano de la siempre agradable Villa de Oña, disfrutando de su ambiente callejero, degustando unas tapas y vinos.


Por la mañana visitamos la exposición a la cual le dedicamos unas 3 horas, una maravilla, no solo por las obras expuestas también por el marco del Monasterio, un lugar incomparable para representar la vida monástica. Sin despreciar otras exposiciones de las que también hemos disfrutado, la exposición de Oña es una de las que más nos ha gustado.


Como nuestro objetivo principal era el visitar la exposición, ya que la comarca y la población la conocemos bastante bien, pernoctamos en el aparcamiento una noche y después de visitar esta regresamos a Cantabria, con parada en Cigüenza (Villarcayo) para disfrutar de los placeres culinarios de Casa Ana Mary, una cocina tradicional donde los platos que te sirven son "para chuparse los dedos" N-42º56'30'' W-3º35'34''.

Aparcamiento pernocta en Oña. N-42º44'05'' W-3º25'06''.

Para ver otras imágenes Pulsar aquí.

Pedro Ansorena y Senia Bonaechea.



2 comentarios:

El Deme dijo...

La exposición Monacatus de Oña es una maravilla tanto en el interior del monasterio como la oportunidad única de conocer este pueblo burgalés que se ha vestido de fiesta para recibir a muchos turistas. Recomendable el restaurante Ñ y tomar una tapa en La Bodeguilla.

Pedro Ansorena dijo...

Ya lo creo que sí, la exposición de Monacatus, una autentica maravilla no nos la debemos de perder y el Monasterio, como siempre, precioso.

Oña y su comarca está entre una de nuestras preferidas y por ello desde hace años siempre que podemos nos damos una vuelta por allí.

En Oña, de su monasterio, sus calles y sus plazas hemos disfrutado mucho y de las tapas y los vinos tambien, en esta ocasión precisamente, entre otros bares, hemos estado en "La Bodeguilla" disfrutando de la deliciosa morcilla que sirven, de las que nos llevamos 1 Kg pero compradas en la tienda de Mary Paz, tambien tapeamos unas de las mejores patatas bravas que hemos comido en un bar al lado del pasadizo de las escaleras, al lado del ayuntamiento , 2 vinos y unas bravas 4€, acostumbrados a otras zonas que visitamos, un precio de ganga.

Un saludo.

Publicar un comentario