lunes, 29 de noviembre de 2010

Debate DGT - FEMP, SOBRE la futura OOMM reguladora de tráfico para todos los municipios de España

Esta misma tarde en conversación mantenida con una persona responsable del mundo de la política, me ha informado que el pasado día 30 de septiembre del presente año se celebró una jornada de debate y trabajo entre la DGT y la FEMP en la localidad manchega de Puertollano.

El objetivo era el debatir y elaborar una propuesta de texto de Ordenanza municipal tipo de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), reguladora del tráfico urbano para todos los municipios de España, con el objetivo de modificar la actual ordenanza tipo que data del año 2002.

En la jornada estaban presentes, además de representantes y técnicos de la FEMP y distintos ayuntamientos de España, responsables de la DGT, entre ellos las dos personas que participaron en el GT- 53.

La jornada era gratuita y solo había que solicitar presencia o asistencia en un formulario web. Lo triste del asunto es que las personas, que representan a los autocaravanistas, como se ha demostrado en este caso, estas cosas de evidente importancia para nuestro futuro como autocaravanistas, al parecer les pasan desapercibidas y evidencian "las fluidas relaciones" que mantienen con la DGT, que estos ni siquiera les avisan o cuentan con ellos, en fin..........

Por otra parte, al mismo tiempo,  la FEMP y la DGT, han firmado un acuerdo de colaboración en materia de seguridad vial, entre otras cosas, para la formación de las policías locales encargadas del tráfico urbano con carácter de uniformidad con respecto a la aplicación del RGCV, con los criterios del resto de los agentes encargados del tráfico y circulación de vehículos adscritos a la DGT.

Pdf, celebración y convocatoria de la jornada  Pulsar aquí  

Para más información  Pulsar aquí

Algunas de las cosas que se pueden hacer en la Isla de Tenerife.

El pasado martes 23 de noviembre, como ya viene siendo habitual desde que nos conocimos, hace ya dos años, nuestro amigo y compañero autocaravanista de Arafo, José Arcadio, nos vino a visitar, como él dice "para pasar el día dando un paseíto por la isla". José, que es un buen conocedor y amante de Tenerife y de todas las Canarias, en estos dos años nos ha hecho ver, conocer, disfrutar y comprender la mayor parte de los rincones de la isla de Tenerife y sus encantos.

Es una suerte y un placer el poder tener, como anfitrión y guía para recorrer los innumerables rincones de la isla, a una persona de la capacidad, la sensibilidad y la pasión por la que vive "su isla", como José Arcadio.

Gracias al autocaravanismo hemos conocido a algunas personas y familias como la de Arafo, con las que nos une una buena amistad, esto creo que ha sido, entre otras cosas, gracias a mi implicación reivindicativa en los asuntos del autocaravanismo y solo por esto ya nos sentimos gratamente compensados de todo el esfuerzo realizado y también de lo soportado.


Pues bien, nuestro amigo después de proveernos, como hace siempre que nos visita, para nuestra despensa y para hacernos más agradable nuestra estancia invernal aquí, de sus exquisitos e inigualables productos, que con sabiduría y el cuidado de la mano del hombre brotan de la tierra canaria, nos subimos a su polivalente vehículo Ford Tourneo, como él dice, un todoterreno sin serlo, pero que visto lo visto y lo demostrado tengo que darle la razón, y ¡hale! a viajar y descubrir nuevos rincones de esta maravillosa isla, que parece que no se acaban nunca y no deja de sorprenderte.

Esta vez José, encamino su rumbo al valle de San Lorenzo y más concretamente a uno de los miradores, que mejores vistas se pueden disfrutar del sur de la isla "El Mirador de la Centinela", un lugar que no conocíamos y que nuevamente nos sorprendió por sus maravillosas vistas de la mayor parte del sur de Tenerife.


Desde este privilegiado enclave se pueden ver y disfrutar de muchas cosas, entre ellas y como nosotros hicimos, tomar un café con "el Mundo a tus pies" en la terraza de la bonita y agradable instalación hostelera con restaurante incluido y que a juzgar por la carta y precios, que te ofrecen no se debe de comer mal (otro día habrá que comer aquí y probarlo).

¿Cuántos conos volcánicos crees que eres capaz de contar?, ¿cuántos de ellos están enteros?, ¿distingues la alineación Mª de los Erales – Mª de Malpasito?, son muchas las preguntas que uno se puede hacer en un mirador como este.


En dirección contraria, el Roque de Jama asombra por el aspecto que este muestra, el valle de San Lorenzo, El Médano, la playa de La Tejita, Los Abrigos, Las Galletas, El Cabo blanco (punto más al sur de la isla), la montaña de Guaza, Arona y los Cristianos, incluso las islas de La Gomera y el Hierro etc, son sugerentes estampas que se suceden conforme uno va girando la vista alrededor del impresionante paisaje y motivo suficiente para pasar un buen rato en este privilegiado enclave, disfrutando de sus vistas.


Con esta sensación proseguimos ruta por una carretera serpenteante y empinada entre pequeñas poblaciones rodeadas de las características terrazas construidas con el canto canario, con multitud de canalizaciones de riego para alimentar a los diversos cultivos, entre los que destacan la papa canaria y el viñedo, con plantaciones en espaldera de este último, donde nuestro amigo guía, nos iba explicando algunos de los diferentes procesos y formas que requiere la complicada y aun artesanal labor de la agricultura de la isla.

Llegamos a la población de Vilaflor con excepcionales valores naturales, situada a 1400 Mt. sobre el nivel del mar es el municipio más alto de Tenerife y uno de los más altos de España. Los habitantes de este municipio disfrutan de abundantes aguas de exquisita calidad que se desprenden de las cumbres, corren por él varios arroyos que nacen de las altas sierras contiguas, pero cuyas aguas no pueden aprovecharse por la inclinación del suelo; también varias galerías de captación que dan servicio a la incipiente actividad industrial de plantas embotelladoras de agua mineral como "Fonteide" etc.


El clima frío pero saludable de Vilaflor, al estar orientado al sur de la isla, hace que la actividad económica fundamental, junto con el turismo, sea la agricultura, como ya he comentado antes y al igual que algunas poblaciones del entorno, destacándose importantes producciones de papas, seguidas a gran distancia por los viñedos. Es de señalar también la superficie ocupada por los almendros, también se cosechan buenos vinos, propios de estas zonas altas, destacándose los blancos.

Parte del término municipal de Vilaflor pertenece al parque natural de la corona del Teide. Este parque rodea en circunferencia al conocido como Parque Nacional del Teide.

El monumento religioso más importante es la Iglesia de San Pedro Apóstol, una de las iglesias más antiguas de la isla. Primero fue una modesta capilla levantada por la familia Soler en el siglo XVI. El otro monumento religioso es la Capilla de San Roque situada sobre una colina, desde la cual se tiene una magnifica panorámica de la población. También fue donada por la familia Soler. Al igual que varias de las iglesias de la isla, destaca el restaurado techo de estilo mudéjar así como varias imágenes policromadas y retablos neoclásicos.

Continuamos ruta hacia las cañadas del Teide tomando la carretera que asciende por lo alto de Vilaflor, inicialmente por la corona forestal donde comenzamos a percibir que estamos en uno de los reinos del pino canario. Grandes bosques de pinos cubren este municipio. Además del valor forestal tienen un gran valor ecológico, hay pinos centenarios de gran porte, a escaso un Km de Vilaflor podemos ver el llamado "pino gordo" considerado el de mayor porte de las islas canarias, un enorme pino cuyo tronco supera los cuatro Mt. de diámetro.

Conforme se va ascendiendo al parque nacional el paisaje se hace cada vez más espectacular, con impresionantes paredes de basalto y de otros materiales volcánicos en forma de "órganos" que sobresalen por entre los pinos, dando vista al fondo por encima de las nubes bajas la silueta de las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, hasta llegar al sobrecogedor valle de Ucanca, espectacular paisaje volcánico lleno de contrastes y colorido con la imagen erguida al fondo del incomparable cono volcánico del Teide.

Declarado parque nacional en 1954, el Parque Nacional de las Cañadas del Teide, es el más visitado de los parques españoles, más de cuatro millones de personas visitan este espectacular lugar todos los años, incluye un enorme cráter volcánico de 48 km de circunferencia, de donde en un extremo sale el Monte Teide con sus impresionantes 3.718 metros de altura, convirtiéndolo en la montaña más alta de España.

Continuamos ruta hasta el Parador Nacional de las Cañadas del Teide que se encuentra a unos 2400 metros del nivel del mar. En invierno y durante los temporales, a pesar de su ubicación en latitud sur, uno puede encontrase con un paisaje nevado espectacular que contrasta con los materiales volcánicos depositados en toda la zona, también con altos vientos huracanados procedentes del atlántico que provocan que a veces se cierran las carreteras, pero al mismo tiempo, lo más habitual es que uno puede encontrarse con un cielo azulado y el sol radiante en todo lo alto.


Durante los meses de verano este terreno árido ofrece la impresión de estar en el paisaje de una película del famoso western americano, aunque no todo es aridez en el Teide, en el mes de mayo se puede disfrutar de la belleza incomparable del Tajinastes rojo y de la violeta del Teide, endemismos muy difíciles de ver en otros lugares.

Las cañadas del Teide son también un paraíso del senderismo, junto al parador parten varias rutas de más o menos dificultad que, sin duda, colmaran las expectativas o necesidades de cualquier senderista.

El acceso al volcán extinguido, aunque aun humeante en su pequeño cráter, se hace a pie por Montaña Blanca hacia el refugio de Alta Vista (el refugio de montaña más alto de España) o en un funicular que nos lleva a unos 200 Mt. de la cima (para acceder a la cima hay que obtener permiso de los gestores del parque). Desde la cima top de España, en un buen día claro, uno se encuentra ante un paisaje sorprendente con vistas de todo el archipiélago canario.

Como en el mes de Noviembre los días son cortos, si uno no quiere perderse la vista del paisaje o disfrutar de este al máximo, debe de elegir entre disfrutar de una buena comida en un restaurante con la consiguiente sobremesa o hacer una comida frugal y continuar ruta disfrutando de los atractivos del paisaje y de la luz del día.

Nosotros elegimos esta última opción, ya que para disfrutar de los indudables atractivos que tiene el estar en compañia entorno a una mesa, hay otros momentos y el Parque Nacional del Teide merece toda nuestra atención y algún pequeño sacrificio.

Como he comentado anteriormente, comimos una comida frugal en la cafetería del parador de turismo, sin perder mucho tiempo, y continuamos ruta.

José Arcadio como guía siempre es una caja de sorpresas, uno se piensa que ya lo conoce casi todo de la isla y el siempre te sorprende. Eran las cuatro de la tarde y aun disponíamos de unas dos horas y media de luz así que de repente y sin pensárselo dos veces, decidió poner rumbo a visitar algunas de las galerías de captación de agua que se encuentran en el parque natural de la corona del Teide en la zona norte-oeste, para acceder hay que hacerlo por un complejo entramado de pistas de más de cien Km, poco aconsejable para quien no conozca bien la zona. Nosotros recorrimos 36 Km por el impresionante entramado pero nuestro amigo lo conocía perfectamente.

El paisaje natural y las vistas de las que disfrutamos con la luz del atardecer son para no olvidar. José que es un gran conocedor del sistema de galerías, que se emplea en Tenerife para la captación de agua, ya que su padre fue trabajador de las galerías y este le ha comentado y enseñado muchas cosas de la curiosa actividad minera. Hace ya tiempo que nos ha explicado detalladamente algunas cosas sobre la curiosa forma de extraer el agua en Tenerife y lo que le rodea, por lo cual voy a tratar de explicar aquí un poco lo que él me ha trasmitido y en qué consiste.

Una galería es un túnel con una sola boca (bocamina), con una sección media de 2 x 2 m, perforado con la intención de alumbrar agua; la consecución de este objetivo depende de multitud de factores, tales como su localización, longitud, características de los materiales y posición de la superficie freática, entre otros.

En Tenerife hay emboquilladas aproximadamente unas 1.051 galerías, con una longitud total perforada de unos 1.680 km, aprovechando un caudal conjunto de unos 119,7 hm3/año. En las galerías, y dependiendo de sus características constructivas y del aprovechamiento, se diferencian los subtipos siguientes: convencional, socavón, naciente y pozo. De estos, la galería convencional es la más representativa, y en relación con ellas se alumbra más del 93 % de las aguas obtenidas por este tipo de captación.

A finales del siglo XIX comenzaron a perforarse las galerías en aquellos puntos en que más clara era la evidencia de la existencia de agua subterránea; es decir, en las áreas en que ya existían manantiales naturales.

A partir de ese momento, se intensificaron las labores de perforación, aumentando de manera considerable el número de galerías; si bien su distribución en el territorio no es uniforme. Las primeras perforaciones se localizaron, preferentemente en torno a la Dorsal de La Esperanza, tanto por su vertiente norte como por la sur y, desde aquí, se extendieron al resto de la Isla, primero por la vertiente norte y posteriormente por la sur. A mediados de los años 60 ya se habían abierto más del 90% de las galerías existentes en la actualidad, alcanzándose a finales de esa década la máxima productividad de 7.000 L/s. Que en canarias también se miden en pipas, una pipa equivale a 480 Lit.

A partir de ese máximo, y aunque prosiguieron las labores de perforación, se inició un descenso paulatino, pero ininterrumpido de la producción total de las galerías. Este descenso no fue sincrónico en toda la Isla, ni tampoco se verificó con la misma intensidad de unas zonas a otras.

La gran masa de agua acumulada en el subsuelo insular está delimitada por dos superficies: la freática y el zócalo impermeable.

La superficie freática representa el límite superior y su morfología reproduce a grandes rasgos la topografía de la Isla. Su altura es máxima en la zona de Las Cañadas y desde ahí desciende gradualmente hasta alcanzar los 0 m en la costa.

El zócalo, representa el límite inferior del sistema, por debajo del cual prácticamente no hay reservas de agua. La superficie que delimita la posición del zócalo no se corresponde con una unidad estratigráfica definida, estando condicionada no sólo por la naturaleza de las rocas sino por su grado de alteración y compactación.

Comentar que las concesiones para la captación de agua, en su mayoría son a socidades privadas participadas por accionistas, que cobran el enganche a la red de canalización y suministro, conforme al numero de pipas consumidas.  Las aguas subterráneas continúan siendo la principal fuente de recursos en la Isla, representando casi el 90 % de las disponibilidades totales (226 hm3 en 2004). Sin embargo, se enfrentan a dos problemas significativos: la sobreexplotación y el empeoramiento de la calidad.

El consumo está estabilizado. La agricultura, a pesar de haber experimentado una tendencia a la disminución en los últimos años, sigue siendo el principal consumidor; habiéndose incrementado las necesidades de abastecimiento, tanto de la población habitual como de la turística.

La situación actual de los consumos y demandas, lleva a la necesidad de prever nuevas fuentes de suministro, entre las cuales destacan por su capacidad de producción la reutilización de aguas depuradas para el riego y la desalación. Asimismo, es necesario llevar a cabo correcciones sistemáticas de la calidad del agua y mejoras en la red de transporte para evitar las pérdidas.

Pues bien, después de visitar en pleno bosque algunas de las galerías de agua exteriormente y la complejidad de su canalización y trasporte hasta el punto de consumo, ya con la noche encima, en las inmediaciones de la población de Chío, salimos de la pista forestal y de la inmensidad del bosque de pino canario y terminamos la jornada.

Para terminar comentar que este hombre cada vez nos sorprende más, es un gran conocedor de la isla y sus encantos y desde luego que para nosotros será muy difícil olvidar las bellezas, las curiosidades y la información de los recorridos diarios que este nos ofrece, nos facilita y nos hace disfrutar.

Gracias amigo.

Para ver otras imagenes  Pulsar aquí

Pedro Ansorena y Senia Bonaechea.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Día internacional contra la violencia de genero.

Me atrevo a invitarte a reivindicar juntas y juntos, Respeto y a exigir NO a todo tipo de violencia hacia la mujer. Hoy y siempre.

El 25 de noviembre fue declarado día Internacional contra la violencia hacia las mujeres en el primer encuentro feminista de Latinoamérica, que se celebró en Bogotá en julio de 1981. En este encuentro las mujeres denunciaron la violencia de género en todos los ámbitos de la sociedad, los malos tratos y los asesinatos en el hogar, las violaciones, el acoso sexual, y la violencia en general hacia las mujeres, incluida la tortura y abusos sufridos por prisioneras políticas. Se eligió este día para no olvidar el asesinato de las hermanas Mirabal, tres asesinadas en 1960 a manos de la policía secreta del dictador Trujillo, en la República Dominicana. La ONU dio carácter oficial a esta fecha.

¡¡Ojalá que esta lacra desapareciese del mundo!! ¡¡Ojalá que más hombres y mujeres se uniesen a la lucha!! Ojala!!

                                                                                                                        25 de Noviembre de 2010.

Ana Mª Chacón Carretero.
Diputada Socialista por Cádiz.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Escapada turística por la isla de Cuba.

La isla de cuba es otro de los destinos que un ciudadano o viajero Español, al ser posible, no debe de perderse nunca, son muchos los lazos que nos unen con la llamada "isla de la juventud" del mar Caribe para perderse esta.

Por motivos de trabajo, en los últimos treinta y tantos años he estado en Cuba en tres ocasiones y esta última ha sido la cuarta vez que he visitado la isla, pero Senia no había estado nunca y tenía un gran interés en conocer la isla caribeña, así que ya tocaba. Por ese motivo y porque ya hacía tiempo que no visitaba la isla caribeña, nos hemos decidido a pegar "el salto al charco" con la Compañía Aérea Cubana. Lo que más desagrada del viaje quizás sea las más de 9 horas que dura el trayecto en avión desde España, aunque el viaje también tiene sus atractivos, ya que durante este y especialmente si se hace en la compañía cubana, comienzas a ver y sentir, las formas, el carácter y la alegría que tienen y manifiestan los cubanos emigrantes, que regresan a su país, el largo viaje al final, resulta que es un poco como la antesala de lo que allí te vas a encontrar.

Conforme el vuelo se va aproximando a la isla, los cubanos, como si la presencia de la isla y sus costumbres produjese en ellos una fuerte reacción y atracción, comienzan a moverse con inquietud por los pasillos del avión, de una parte para la otra, alegres y con la característica sonrisa cubana de oreja a oreja, con sus ojos luminosos y vivarachos llenos de expresión, hasta que la tripulación no tiene más remedio que utilizar el ya socorrido truco de las turbulencias, apagando algunas de las luces internas y anunciando abrocharse el cinturón, situación en la que a pesar de que las anunciadas turbulencias nunca llegaron a aparecer, consiguieron mantener al pasaje pegado a sus asientos durante varias horas.

Cuando pones los pies en el aeropuerto de La Habana, de inmediato comienzas a percibir en el olor, en el color y en el ambiente de la gente que transita por el aeropuerto, que te encuentras en un lugar diferente, te das cuenta que las cosas no se mueven como estas acostumbrado a ver. Todo trascurre y se desarrolla en un ambiente diferente, cuando te solicita la autoridad el pasaporte y el agente te mira fijamente a la cara, cuando esperas la llegada del equipaje frente a la cinta trasportadora, cuando sales al hall principal del aeropuerto, empujando en carrillo con el equipaje, cuando ves y sientes como todo el mundo se ofrece para llevarte al hotel, cuando finalmente, entre tanto ofrecimiento, eliges un viejo automóvil taxi cualquiera al azar, igual que todos los que ves al rededor, qué más da, cuando este se pone en marcha y comienza a desplazarse por la ciudad de la Habana en dirección del hotel, donde el conductor, durante el trayecto se empeña en convencerte para que le cambies sus monedas de euro por billetes en papel, ya que es una oportunidad que tiene y aprovecha para darle salida a las monedas en metálico, que nosotros los inocentes turistas, ajenos a la situación real de la isla, le damos de propina, pero que no tienen cambio en la isla.


Entonces medio aturdido por los espontáneos y continuos acontecimientos, te das cuenta de que te encuentras en Cuba, un país diferente para nuestro actual mundo al que estamos acostumbrados, en el que todo funciona de otra manera y en otra dimensión, donde cualquier viajero curioso, si visita por primera vez a este singular país, durante el viaje del aeropuerto al hotel comienza ya a percibir y a disfrutar de algunas sensaciones, que va a vivir todos los días durante su estancia en la isla y que para un profano en la materia resultan difíciles de narrar o trasmitir, pero que recordaré toda la vida.

Mi recomendación es que quien viaje a Cuba lo debe de hacer para conocer la Cuba de los cubanos, no la Cuba de Fidel. En Cuba uno no debe de hacer comparaciones con ningún lugar conocido, aquí todo es diferente y nada comparable con lo que uno pueda conocer, pero si uno es curioso y se da cuenta de donde está, prescindiendo y dejando atrás algunos de los prejuicios o hábitos que se adquieren en nuestro a veces irreal mundo en el que vivimos, en Cuba se lo pasará de lo lindo. La espontaneidad de sensaciones, detalles o de momentos y el auténtico disfrute de estos, están asegurados y hará que nuestra estancia en la isla caribeña, por muchas veces que la visitemos, resulte inolvidable.

A Cuba se la conoce también por sus paradisíacas playas, más de 300 en todo el litoral. Con palmeras, arena fina y un mar perfecto: de aguas ligeras, tranquilas, cristalinas y cálidas ( eso sí, llevaros un buen repelente de mosquitos, especialmente para las de Varadero). Cuba se caracteriza por sus construcciones tradicionales, sus calles, avenidas y plazas rústicas y amistosas llenas de los simpáticos y animados ciudadanos cubanos. Las caminatas al atardecer a lo largo del incomparable y famoso paseo del Malecón de La Habana, o el tomar un simpático "Coco Móvil" (taxi) y el recorrido de la ciudad por las noches, es, entre otras, una de las mejores experiencias para recordar nuestra estancia en Cuba.

Un ambiente de pueblo, que interactúa perfectamente con las grandes construcciones hoteleras. Cuba cuenta con suficientes y atractivas instalaciones para hacer de la estancia una experiencia inolvidable.

La arquitectura cubana denota una fuerte influencia española, de diseño barroco y colonial, especialmente en La Habana, el arte y la educación se hacen un símbolo patrio. Aunque tristemente hay que reconocer que en Cuba y, principalmente, en La Habana hay muchas manzanas de casas con notables y relevantes motivos arquitectónicos con un gran riesgo de ruina. En cambio y para uno que ya hace muchos años que visitó La Habana, resulta muy gratificante ver la trasformación y restauración que están sufriendo algunas partes de esta gran ciudad de más de tres millones de almas, al ser declarada esta patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Ver la acertada restauración de la Plaza de Armas, del palacio de los Capitanes o de ciertas aéreas de La Habana Vieja, resulta toda una satisfacción y un consuelo de que gran parte de esta ciudad, poco a poco, se va recuperando.

El aroma del ron y el buen habano acompasa el tibio viento de las tardes cubanas, que se prolongan seguramente en algún bar para disfrutar de la bebida oficial de La Habana.

En Cuba la mayor parte del año se caracteriza por el sol, a unos 28 grados centígrados de promedio, las playas se convierten en la excusa perfecta para escapar del calor. Especialmente durante el verano.


La abundancia de playas de fina arena blanca, y un suave descenso de su plataforma hacia un mar que encierra una vistosa gama de azules, en aguas cálidas y transparentes, es otra de las razones para disfrutar de la Cuba cálida del mar Caribe.


Nosotros como destinos de la isla, aunque lo ideal hubiese sido recorrerla toda ella (lo dejamos para otro momento), hemos escogido dos puntos, La Habana y Varadero, con desplazamiento y excursión a la impresionante zona rural del noreste de la isla, Viñales.

La ciudad balneario de Varadero se encuentra localizada en el punto más septentrional de la isla, cuya playa se extiende a lo largo de la estrecha Península de Hicacos, una maravilla para disfrutar del agua caribeña y de su radiante sol.

En la península de Varadero a uno de sus más preciados recursos, que es la playa, se han añadido atractivos naturales como las cuevas y escarpes, un rosario de cayos vírgenes y de fácil acceso, las riquezas de un paisaje natural característico que se conserva en la porción más oriental del territorio, y otros de carácter cultural, histórico y ambiental estrechamente relacionados con las ciudades de Matanzas y Cárdenas, la Península de Zapata y el balneario de San Miguel de los Baños.


Resulta conmovedor cuando uno se desplaza por el territorio cubano, ver a las personas en las orillas de las carreteras o debajo de los puentes para resguardarse del calor del sol, esperando con una total paciencia y resignación, la posibilidad de que algún vehículo, que transita, se detenga y los acerque a sus puntos destino. Una de las peores situaciones que hoy está viviendo y soportando la población cubana, quizás sea la deficiente y escasa infraestructura de trasporte que tiene o dispone la isla. Trasladarse de un sitio para otro, para los habitantes de las zonas rurales, puede resultar toda una odisea, aún así y con estos motivos o contrates, la isla de Cuba es una parte de este mundo que hay que visitar.

En el caso de La Habana, capital de la isla, es una síntesis de toda Cuba, y una de las más hermosas ciudades de Latinoamérica. El encanto de la “Perla del Caribe” sigue actuando, y quien la conoce, regresa enriquecido, conquistado y como nosotros con ganas de repetir.

La Habana es el esplendor tropical, que reúne lo mejor de España, África y las Antillas. Con sus antiguos e increíbles automóviles americanos, su bullicio, sus edificios desconchados, su historia, sus gentes y sus ritmos, La Habana se convierte en un destino sin igual.

Son imprescindibles de visitar sus parques, las relajantes playas del Este, es muy interesante hacer un recorrido por La Habana Vieja, recorrer los alrededores de la plaza de Armas, sin olvidar una visita al Museo de la Ciudad, el Palacio de los Capitanes. No hay que olvidar darse un paseo por la catedral y sus alrededores, los palacios del Capitolio, centro Gallego y centro Asturiano, el café "La Floridita" y "La Bodeguita del Medio" y un paseo por el Malecón Habanero viendo zambullirse en el mar a los alegres y atléticos muchachos cubanos, la imponente explanada frente al Ministerio de Industria, fundado por el mítico Che Guevara, etc.

Otro sitio que uno no debe de perderse es el Barrio del Vedado en su visita al Museo de Artes decorativas, sin olvidar tomar un exquisito helado en Compelía. Para ver un poco de verde, nada mejor que ir al Jardín Botánico Nacional o el parque Lenin etc.

El Valle de Viñales, en la provincia de Pinar del Río, es uno de los paisajes emblemáticos de Cuba, su belleza se enriquece con la conservación de las tradiciones de sus pobladores, la gran variedad de su flora y fauna, las abundantes y tradicionales plantaciones, las características formaciones de "Los Mogotes" y sus sitios de trascendencia histórica, son suficientes motivos para darse una vuelta por tan significativo lugar o provincia.

En definitiva y para terminar, la gente en Cuba es otro de los motivos suficientes para viajar, allí se podrá encontrar un pueblo sencillo, pero extraordinario, en todo su sentimiento, el carácter alegre y risueño de los cubanos te envuelve y de deja llevar entre el baile y el sonar de la música cubana, son una de las maneras de divertirse en Cuba, especialmente al ritmo de la salsa, un baile sensual y caliente, que se disfruta con una buena copa de ron, un mojito o un daiquiri y en medio de la algarabía de los mejores centros de baile de la vida cubana. Si no se sabe bailar, en la isla seguro que se aprende, pero si uno no sabe divertirse, entonces, sin duda, habrá llegado al mejor lugar para empezar a aprender.

Para ver otras imagenes  Pulsar aquí

Buen viaje a Cuba.

Pedro Ansorena y Senia Bonaechea.