martes, 28 de septiembre de 2010

Ruta en autocaravana por Las Merindades de Burgos (Ruta 6).

Día 22.
Cuando se levanta la niebla, después de comprar en la tienda o en la panadería, lo que necesitamos, como solemos hacer todos los días en las poblaciones que pasamos la noche, partimos dirección a Relloso, lugar desde el que parten algunas rutas de senderismo al nacimiento del río Jerea y al mirador del Pico del Fraile, con vistas desde este al Valle de Angulo.

N-43º03'36'' W-3º14'00''.



La iglesia románica de Colina de Losa es otra de las joyas del románico de las Merindades de Burgos. A nuestro modo de ver, se conserva bastante bien en sus partes fundamentales: nave, ábside semicircular y portada al poniente, obras de finales del siglo XII. Lo más destacable y muy original en el románico burgalés es la puerta, evidentemente realizada por un autor con ideas propias. Destacan las tres arquivoltas y guardapolvos que se apoyan sobre columnas acodilladas. Fustes, capiteles, cimacios, jambas, todos los elementos están decorados; en la que es una de las mejores portada de la ruta.

En una arquivolta el baquetón va sujeto por diferentes elementos y en otra aparecen incisiones circulares de misterioso simbolismo. Los fustes tienen decoración de curiosas estrías, escamas, círculos concéntricos, bezantes y motivos vegetales. En los capiteles aparecen escenas juglarescas y de animales.

N-43º02'09'' W-3º26'41''.



El templo parroquial de Tabliega procede de un antiguo monasterio de mitad del siglo XII. Tiene cruz latina, ábside semicircular al levante, portada al mediodía y torre sobre el crucero. El ábside va reforzado con contrafuertes y columnas y en los paños existen ventanales. Los canecillos de La torre sobre el crucero fue iniciada al estilo de la de San Pedro de Tejada, pero lamentablemente fue terminada en otra época y como consecuencia en otro estilo.

Interiormente, la atención deberá centrarse en el crucero y en el presbiterio. El crucero se cubre con bóveda de cuarto de esfera y sobre él, a semejanza de San Pedro de Tejada, se elevaba la mencionada torre. Cuatro arcos torales aguantan el peso. Estos son interesantes por sus motivos: músicos, monjes, guerreros, juglares, etc. En definitiva, este templo románico de Tabliega es de construcción esbelta, bien cuidada en su ejecución y de equilibradas proporciones. Al buen acabado de los elementos arquitectónicos corresponde una escultura variada y atrayente. N-43º00'37'' W-3º27'27''.



De vez en cuando y como no todo va a ser arte y paisaje en la vida, en nuestros recorridos diarios solemos darnos algún "homenaje" gastronómico en algunos de los múltiples restaurantes que se presentan en la ruta, como esta vez, esta discurre por los alrededores de Villarcayo, nos acordamos de los sabios consejos en la materia de nuestros amigos José María y Belén (gracias pareja), nos acercamos hasta la población de Cigüenza para hacer una "visita" al restaurante Ana Mary. Pues bien, después de haber probado su exquisita morcilla, sus tomates de la huerta y su cordero lechal asado al horno como Dios manda, ahora somos nosotros quienes os lo recomendamos. Dada la concurrida asistencia de comensales todos los días, si no nos queremos quedar sin el cordero, uno de los exquisitos manjares que se sirven en la mesa, es recomendable reservar mesa y cordero con antelación Tfns. 947 131 528 - 699 054 010.  N-42º56'30'' W-3º35'34''.



Bueno, como después de la comida parece que nos encontramos un poco "vagos", nos acercamos hasta Villarcayo, capital de La Merindad de Castilla La Vieja, con intención de terminar la jornada.

Históricamente la Merindad de Castilla la Vieja formó parte de las siete antiguas Merindades, regidas por un Merino que actuaba como delegado real. Durante la Alta Edad Media se construyeron numerosas fortificaciones que dieron nombre a la comarca y posteriormente al Reino. Aquí apareció la institución de los Jueces de Castilla (Laín Calvo y Nuño Rasura). El establecimiento de la capitalidad de las Merindades en Villarcayo, en 1560, (hasta entonces estaba en Medina de Pomar) condicionó el desarrollo de la villa, que tomó un marcado carácter de centro de servicios, que mantiene hasta la actualidad.

Desde 1571 se celebran tradicionales y animados mercados semanales todos los lunes, donde es posible encontrar todos los productos típicos de la comarca; La antigua Merindad de Castilla la Vieja se fusiona con la localidad de Villarcayo en el año 1975. Hoy en día Villarcayo conserva poco patrimonio y la llamada villa de La Merindad de Castilla La Vieja no dispone de un casco antiguo que resaltar.



Aparcamiento pernocta.      N-42º56'25'' W-3º34'16''.   Km. de recorrido en la jornada 62. 

Para ver más fotos Pinchar aquí
 
Pedro Ansorena y Senia Bonaechea.

2 comentarios:

Miss Kilómetros dijo...

Me encanta cómo explicas las rutas, con las coordenadas, los kilómetros, la gastronomia... genial!

Pedro Ansorena dijo...

Gracias amiga, ya he visto tu blog y te animo a seguir contándonos cosas.
Te deseo muchos y muy buenos Kilómetros.

Un saludo.

Publicar un comentario