jueves, 22 de abril de 2010

Presentación de la ponencia de la Sra. Chacón en Roma.

Como comente anteriormente, cuando me senté en la sala donde se celebraba la convención, en esta había unas 500 personas, el acto ya había comenzado y estaban ya presentando las ponencias.

Aunque comprendo y hablo el italiano y algo de inglés, como a todos los presentes en la sala, me facilitaron un traductor simultáneo inalámbrico.

Llegado el turno subí al estrado y tras la presentación ante los asistentes por parte del director del diario "la república", que era quien hacía de presentador y moderador del acto, les di una explicación a los presentes en la sala por  la imposibidad, debido a sus múltiples obligaciones, de asistir al acto  de la Senadora Chacón y pedir las escusas correspondientes, presenté la ponencia.


 http://www.piucamperpiuviaggi.com/foto_convegno_roma_citta_del_plei_air2.htm

Ponencia de la Senadora del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) por Cádiz (España) Dña. Ana María Chacón Carretero.

Fomento y regulación del ejercicio de la actividad autocaravanista en España y su posible proyección europea.

Señoras Señores muy buenos días:

Antes de nada, quisiera agradecer a los promotores y patrocinadores de esta convención la amable invitación para nuestra presencia en este encuentro. Se nos ha pedido la participación en este espacio dedicado a comentar las necesidades para la regulación del autocaravanismo y no me cabe duda de que, en este momento, este es un aspecto importante que, desde el ámbito competencial de cada uno, debemos afrontar para responder a las necesidades de los ciudadanos.

Por mi parte trataré de exponer la iniciativa que, en España, desde la acción pública del Grupo Parlamentario al que represento, estamos llevando a cabo y también aportar algunas ideas que se puedan tener en cuenta para, quizás también desde el ámbito europeo, afrontar el autocaravananismo como una realidad en auge, que debiera de ser tratada con uniformidad por todos los estados miembros de la Comunidad Europea.

Cuando a finales del año 2.004 los representantes de los usuarios agrupados en la Plataforma de Autocaravanas Autónoma (P.A.C.A.) se pusieron en contacto con esta Senadora, exponiendo y argumentando sus necesidades y los problemas para ejercer con normalidad y ordenadamente la actividad autocaravanista en España. Enseguida comprendí que en el ámbito de los autocaravanistas había una situación anómala que afrontar desde nuestra responsabilidad como servidores públicos.

Estoy segura que la mayoría de los representantes políticos, que se encuentran hoy en esta sala, comprenderán que algunas veces cuando se nos presenta una demanda social como esta u otras, no siempre disponemos de la suficiente información y conocimiento para dar respuesta y tratar de solucionar los problemas y necesidades que los ciudadanos nos señalan. Pero cuando los ciudadanos, organizados a través de sus grupos de representación, nos demandan y solicitan nuestra intervención desde el cargo público que representamos y estos están dispuestos a colaborar aportando su tiempo, trabajo y todo el bagaje de conocimiento del que ellos disponen, sus peticiones se presentan justificadas y bien argumentadas, y lo que te piden está dentro de tu competencia en la responsabilidad política, tienes que dar respuesta a estas demandas y, como representante popular, actuar con responsabilidad y responder al reto trabajando para solucionarlo en la media de lo posible.

Con estas premisas, comenzamos la labor para tratar de desarrollar y regular el autocaravanismo en España, una actividad creciente, que sin duda, aporta recursos varios, contribuyendo a la mejora de nuestra economía, dándole modernidad e imagen positiva a un país como España, volcado en la búsqueda de recursos para la actividad turística, uno de los principales motores, que impulsan la economía de nuestra sociedad, tomando conciencia de que el Estado deberá de poner los medios y ser garante para que la actividad que el mismo homologa se realice con normalidad.

Dado el ámbito competencial del Estado español, donde el poder está compartido entre el Gobierno Central, Las Comunidades Autónomas y las Administraciones Locales, comprendimos que la regulación y el desarrollo del autocaravanismo en nuestro país había que afrontarlo de forma que diese respuesta a la mayoría de las dificultades para el ejercicio de la actividad, entendiendo que esta necesitaba una regulación en materia de legislación dentro de las leyes del Estado, de obligado cumplimiento en todo el territorio nacional, y con la creación de las infraestructuras necesarias para el normal desarrollo de esta actividad. Se decidió la fórmula de una Iniciativa Parlamentaria en la Cámara Alta de una Moción que instase al Gobierno de la Nación “a que se tomen las medidas necesarias para apoyar la actividad autocaravanista, que contemplen la regulación, en todos sus ámbitos, en cuanto al uso de la autocaravanas en España, entendida como vehículo homologado para tal fin”. Y compuesta por cuatro puntos, cuyo desarrollo implicaría a tres ministerios: Interior, Medio Ambiente y Fomento.

Los cuatro puntos de la Moción son los siguientes:

1. Llevar a cabo las modificaciones normativas que resulten necesarias para suprimir la referencia actualmente existente que limita a 90km. /h. la velocidad de las autocaravanas.

2. Crear en el seno del Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial un Grupo de Trabajo en el que se aborde la problemática referente al fomento de la utilización de estos vehículos, creación de señales específicas, normas de circulación, etc., y se realicen las propuestas que se consideren adecuadas para que esta actividad creciente se realice en las mejores condiciones.

3. Estudiar en colaboración con las administraciones las posibles normas para poder regular la incidencia ambiental del autocaravanismo.

4. Tener en cuenta en proyectos futuros las necesidades que plantean los vehículos del tipo autocaravana en los anteproyectos de posibles nuevas áreas de servicio del Estado, y siempre que sea técnicamente viable, se incluyan instalaciones para dicho tipo de vehículo, revisando asimismo la actual norma 8.1 –IC de señalización vertical para que se incluya la nueva señalización a estos efectos.

La Moción fue presentada el pasado 9 de Mayo y aprobada por unanimidad de todos grupos parlamentarios presentes en la Cámara alta. La respuesta del Gobierno no se ha hecho esperar y se puso a trabajar en ello desde el otoño pasado.

En primer lugar partimos de la base de que la autocaravana es, ante todo, un vehículo que se utiliza para viajar habitando, que está diseñado, construido y homologado para tal fin, y que en la reciente modificación de nuestro Reglamento General de Circulación (RGC) aparece y se contempla, expresamente, como vehículo vivienda. Uno de los mayores problemas y reivindicaciones de los autocaravanistas es que se respeten sus derechos como vehículo, la modificación del texto en algunos artículos de nuestras leyes y reglamentos resolverá la indefinición actual en la interpretación de los conceptos de estacionar, aparcar, acampar y habitar; uno de los principales escollos que, actualmente, impiden el normal desarrollo y ejercicio de la actividad. También se ha observado la necesidad de la señalización para la correcta localización y uso, de las infraestructuras que ya se están creando a lo largo de todo el territorio Nacional, con la homologación de señales especificas dentro del catalogo de señales del RGC. Competencia del Ministerio del interior.

En segundo lugar, también creemos que la autocaravana necesita una regulación en los espacios naturales, aunque este vehículo es un medio pensado para ser especialmente respetuoso con el medio natural en el que se desenvuelve, para ello incorpora unos depósitos que alojan los residuos y líquidos propios de la actividad, bien es verdad que estos, los autocaravanistas son conscientes que deben depositarse en lugares adecuados para un tratamiento responsable, pero para ello se necesitan instalaciones adecuadas donde los autocaravanistas puedan depositar estos residuos de un modo respetuoso con el medio ambiente. Y en este aspecto, tendrá mucho que decir el Ministerio del Medio Ambiente y las CCAA que tienen competencia trasferida en dicha materia.

En Tercer lugar, creemos que una de las actividades principales de las familias autocaravanistas es viajar, para ello se utiliza la red de infraestructuras viales del Estado y también las autonómicas, los autocaravanistas necesitan de unas infraestructuras mínimas de apoyo, lo mismo que el resto de los usuarios de las vías, en las áreas de servicio y de descanso de las autovías, autopistas y carreteras nacionales para facilitar su desplazamiento y sobre todo su descanso en ruta, competencia que corresponderá al Ministerio de Fomento.

Para dar respuesta a estas y otras necesidades, cumpliendo con uno de los puntos contemplados en la Moción aprobada en el Senado, el pasado mes de Enero se constituyó, en el seno del Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial, un grupo de trabajo, el GT 53, formado por representantes de los tres Ministerios citados además de representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), de las Comunidades Autónomas, Asociaciones de Fabricantes, distribuidores y usuarios agrupados en la P.A.C.A., compañías de Seguros y concesionarios de Autopistas del Estado, donde también como Senadora ponente de la Moción formo parte de este grupo en mis funciones para impulsar el cumplimiento del acuerdo de la Cámara Alta del pasado 9 de Mayo.

Los representantes del grupo de trabajo, tenemos ante nosotros un reto de trabajo importante para tratar de dar respuesta a las demandas de estos ciudadanos.

Deseo aprovechar también la oportunidad que se me brinda en este foro internacional, para destacar que en el desarrollo de la actividad autocaravanista no deben contemplarse sólo los beneficios económicos o empresariales que pueda suponer su ejercicio y crecimiento para un país o una determinada localidad anteponiéndose estos beneficios a lo que entendemos como un derecho fundamental de los ciudadanos y que es el derecho a la libre movilidad. Debe de tenerse siempre en cuenta el bienestar y, sobre todo, los derechos ciudadanos respetando, protegiendo y facilitando el derecho universal a la movilidad de estos viajeros itinerantes. Para ello los que tenemos responsabilidad en la función pública debemos de trabajar junto a los grupos de representación de todos los ámbitos de la actividad autocaravanista, atendiendo sus necesidades y respetando sus legítimas aspiraciones.

Por último, quiero recalcar que, desde nuestro punto de vista, el autocaravanista no debe de tener fronteras, el turismo itinerante aporta bienestar, salud y equilibrio emocional a la población que lo realiza y riqueza cultural y social de todo tipo para los lugares que visita. El autocaravanismo es, probablemente, el modo de turismo que más posibilidades de ínter- actuación y de intercambio de ideas y culturas permite entre los ciudadanos de distintos países y culturas, generando un gran potencial de cohesión entre los ciudadanos europeos. (Nosotros en España hemos ya comenzado con la reforma en el RGC. Adaptando la velocidad de las autocaravanas a la misma de de distintos países del entorno europeo). Creemos que aquí hay un espacio para trabajar desde el ámbito de la C.E. y sus instituciones, para contribuir a construir las bases para el normal desarrollo y la regulación de la actividad autocaravanista, dentro de una homogenización en todos los estados miembros, para que cada viajero encuentre en los lugares tanto de tránsito como de destino, viaje por donde viaje, una normativa similar y unos servicios mínimos acordes con su necesidad de movilidad, que garanticen y protejan una práctica normal, respetuosa y responsable de esta actividad. Esta petición está claramente justificada ya que esta actividad de viaje es utilizada, cada vez más, por viajeros de distinto perfil, en sus días de ocio o los vacacionales, haciendo de esta práctica la actividad principal del tiempo libre de muchas familias europeas, que encuentran en este estilo de vida una magnífica oportunidad para enriquecer, tanto el aspecto cultural, como el de relación, erradicando con ello viejos tópicos que contribuye a que cada vez la sociedad viva mejor y en armonía de intereses.

Muchas gracias por su atención. Esperamos que este primer contacto sirva para establecer unos lazos de comunicación que nos permitan colaborar en la consecución de ese tratamiento homogéneo del autocaravanismo en toda la Unión Europea.

Pedro Ansorena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario