martes, 20 de abril de 2010

La creación del grupo de trabajo Gt 53 autocaravanas.

Con el panorama y ambiente descrito, consciente de la situación, continuaba trabajando con la Senadora en la administración y al ritmo de esta, proporcionando todo aquello que demandaba esta, hasta que en el inicio del año 2007, como estaba previsto y estábamos esperando, la Dgt a través de su departamento del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, convocó al grupo de trabajo, denominado Gt 53 autocaravanas.


 A pesar de que la Senadora una vez convocado el citado grupo de trabajo, me solicitó que  tenía que estar en ese grupo, puse la información, que me había llegado en manos de la nueva directiva para que estos nombrasen un representante.

La JD, me convocó para una reunión en Madrid, en la cual no estuve presente, decliné esta invitación porque pensé que era la JD, quienes les competía decidir y nombrar un representante para la mesa convocada en tráfico, no queria influir con mi presencia en esa decisión. Estos se reunieron (todavía no había dimitido Ramón Varela) y decidieron entre todos que fuese yo el representante en el Gt 53, decisión que acepté.

La puesta en marcha del Gt 53 autocaravanas se desarrolló con normalidad y en la fecha prevista con los convocados y los convocantes en el salón de actos de la Dgt, en el cual se debatieron los puntos del orden del día de la primera convocatoria.

Previamente a esta convocatoria le había facilitado, tanto en papel como en soporte informático, a la presidencia del grupo de trabajo Anna Ferrer, una amplia información que había recopilado por diversos medios durante los últimos años, así como parte del material informativo que habíamos utilizado para argumentar la presentación de la moción del Senado.

No tengo constancia que ningún representante más, en aquel primer encuentro, presentase ningun documento, excepto lo que presentó el responsable de una asesoría jurídica de Zaragoza, contratado por los empresarios, sobre el impuesto de matriculación de las autocaravanas, persona que a pesar que no estaba convocado, los empresarios del sector metieron de tapadillo en la reunión, ya que al parecer, estos estaban más preocupados por los asuntos impositivos del negocio de las autocaravanas que por lo que en realidad habían sido convocados.

Como no podía ser de otra forma en una reunión de trabajo de ese tipo, la Sra., Ferrer, con muy buen criterio les advirtió a los representantes de los empresarios, que en las reuniones del grupo de trabajo solo se debatían asuntos relacionados con los puntos aprobados en la moción del Senado sobre las autocaravanas y no otros asuntos que no competían al grupo solucionarlos, después en plan coloquial, comentó que hablaría con algún responsable de hacienda a ver que se podía hacer.

Estas son algunas de las conclusiones sobre los puntos tratados que después de esa primera reunión del Gt 53, se publicaron en un comunicado conjunto.


Recuerdo perfectamente como en la redacción del comunicado en una cafetería próxima al Senado, al intentar los representantes de los empresarios convencerme de que los del campingcaravaning también tenían que tener un representante en el Gt, 53, mantuve con ellos una buena discusión, ya que estaba totalmente en contra de que se mezclasen en una mesa de trabajo, que se había conseguido con mucho esfuerzo, exclusivamente de los asuntos autocaravanistas, los asuntos de los campistas.

Al final y con el tiempo unos y otros lograron meter un representante del campingcaravaning en la mesa y hoy son todos una familia en el llamado GTP, apañados estamos.

Con la creación del Gt 53, "los de siempre y el de siempre", la persona que más daño ha hecho y aún está haciendo al autocaravanismo en nuestro país, arremetiendo e interfiriendo contra todo aquel, entidad o persona, que se le ocurra tratar de llevar adelante cualquier idea, si esta no ha sido parida en su compleja y descabellada mente o en su caso ha obtenido su bendición.

Comenzaron toda una guerra dialéctica insistentemente a través de todos los medios informativos habidos y por haber del autocaravanismo, con juicios de valor e intenciones desproporcionados y fuera de lugar, cuando no con insultos o vejaciones, especialmente desde la tribuna de internet acpasion.com, su portal preferido, donde este personaje y otros están actuado durante un buen número de años como los dueños y señores del mismo, con la permisividad, cuando no beneplácito de sus administradores.

Todos estos despropósitos, sin ningún tipo de respeto, iban dirigidos a la Senadora, la Dgt y muy especialmente al representante de los usuarios de la PACA en el Gt 53.





La cosa no para en los foros, no que va, continua con el continuo bombardeo de los ya tristemente famosos escritos en la administración, dirigidos estos a diestro y siniestro, en nombre de algunas asociaciones pero con el inconfundible sello de su redacción y los comentarios irrespetuosos vertidos en ellos.

¿Pero cómo se puede actuar de una manera tan irresponsable ante la administración y después pedir a esta que articule medidas o actúe en nuestra defensa?.

Ahora y después de las continuas e irresponsables intromisiones asistimos incrédulos a la petición por parte de este elemento y sus adláteres, de respeto hacia las asociaciones que lo sostienen y las que maneja a su total antojo?, hay que jorobarse.

Al final este complejo personaje con la mayor desvergüenza, de malas maneras, logró colarse en la segunda reunión por la puerta de atrás de la mano de los representantes del campingcaravaning de Cataluña en el Gt 53. para después de protagonizar un episodio sin precedentes en el autocaravanismo ante la administración del Estado, salir corriendo de allí y dejarlo todo patas arriba, reclamando los responsables de la administración la presencia de otras personas para tratar de arreglar el desaguisado.

Más adelante comentaré un poco más en detalle todo resto.

Pedro Ansorena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario