miércoles, 7 de abril de 2010

El contacto con un alto mandatario político.

Después de mi dimisión, con la Sra. Chacón no había vuelto a tener más contactos, estaba convencido que después del fracasado intento de hacer algo y tratar de implicarla en los asuntos de los autocaravanistas ya no volvería a saber más de ella. En fin, había prometido a mi mujer Senia, que se acabó, que teníamos que disfrutar de la autocaravana y de la familia, a la que debido a mi implicación en los últimos años con estas cosas, había tenido algo abandonadas estas facetas tan importantes de la vida. En eso estaba y había comenzado un cambio, pero a veces la vida te sorprende y no sé por qué, te mete otra vez de lleno en los asuntos que uno ha decidido y está convencido en abandonar.

En el final del mes de Septiembre de 2.005, conversando con un conocido de la localidad cántabra de Solares, con el que había mantenido una relación empresarial, este conocido había leído algunas declaraciones mías en la prensa de Cantabria sobre la problemática de las autocaravanas en Cantabria. Interesándose por el tema, me preguntó cómo estaba el asunto, después de escuchar lo que le contaba, me informó que él es primo carnal del Sr. Alfredo Pérez Rubalcaba, yo no lo sabía (el Sr. Pérez Rubalcaba es oriundo por familia de la citada localidad y parte de su familia reside en esa población y alrededores). Esta persona al cual le interesó lo que le había contado, me propuso echarme una mano y ponerme en contacto con el Sr. Rubalcaba, para que tratase de explicarle lo que a él le estaba comentando, haciendo alusión "que el político igual podía hacer algo por nosotros".

No lo dudé ni un instante, dada la relevancia política del Sr. Rubalcaba, le dije que sí, que si podía me pusiese en contacto con él. Ante mi sorpresa este sacó el teléfono y me dijo "vamos a ver si dispone de tiempo y podemos hablar con él". El contacto fue inmediato a través de su propio teléfono móvil me puso en contacto, sorprendido mantuve una conversación con el alto mandatario del PSOE, comentando algunas situaciones del autocaravanismo en España y Europa. El Sr. Rubalcaba, me comentó que el asunto parecía interesante, pero él personalmente no podía llevar adelante un asunto como el que le presentaba, en ese momento estaba muy ocupado, tenía las responsabilidades de la dirección del PSOE, portavoz del Gobierno y Diputado por Cantabria, pero que en el Grupo Parlamentario Socialista había personas que lo podían llevar adelante, también le comenté el contacto que había mantenido con la Senadora Chacón.

El Sr. Pérez Rubalcaba, me invitó a que le documentase, si era posible, lo que le había comentado, para estudiarlo, me facilitó su e.mail donde podía enviárselo. Me puse manos a la obra y al otro día El Sr. Rubalcaba tenía en su correo toda la documentación de la que disponía, con argumentos y detalles sobre la problemática autocaravanista.

En dos o tres días el Sr. Pérez Rubalcaba, se puso en contacto conmigo para comunicarme que había recibido el envio de la información y que la había echado un vistazo por encima.

Según sus palabras, lo que le había enviado "parece interesante, tiene buena pinta, intentaré que desde el grupo parlamentario traten también de buscar una solución a los problemas y necesidades que me presenta".

Me dijo también " el tratar de solucionar estas cosas a veces lleva su tiempo, los ciudadanos sois muy dados, conforme vuestro derecho, a solicitar de los políticos que trabajemos para solucionar tal o cual cosa, pero nosotros no entendemos de todo, lógicamente a estos asuntos sabemos más o menos darle forma política, pero no somos expertos en la materia" ¿estarías dispuesto a trabajar en esto, junto con nosotros, desinteresadamente el tiempo que sea necesario?, la respuesta fue esta, cuando comenzamos.

Me adelantó que en un tiempo prudente se pondrían en contacto conmigo para tratar todos estos asuntos, en eso quedamos y muy amablemente se despidió.

Como tenía serias dudas de implicarme o no nuevamente en estas cosas ya que la situación anterior me había dejado "un sabor amargo". Comenté el asunto con mi mujer y con Pablo "El Marqués", los dos desde el inicio me dijeron que era una oportunidad magnífica que no se podía abandonar, que el Sr. Rubalcaba es un político con mucho poder y nos podía ayudar.

Eso sí, los dos también me advirtieron que si esta gestión se confirmaba y se ponía en marcha, después de las experiencias vividas, mirase muy bien que compañeros de viaje llevaba.

Pedro Ansorena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario