viernes, 16 de abril de 2010

Comienzan los problemas con la nueva directiva de la PACA.

Personalmente estaba muy motivado con el nuevo trabajo que habíamos iniciado para el desarrollo ministerial de la moción, tanto la Senadora como la directiva de la Plataforma me habían convencido para que continuase con mi implicación, mis compañeros en la moción habían decidido no continuar, aunque a decir verdad Pablo siempre, hasta el día de hoy, me ha ayudado cuando he solicitado algo de él.

Algunas personas de mi confianza siempre me han dicho que en mi implicación y trabajo en los asuntos autocaravanistas, entre otros, he cometido dos errores, que me han complicado la vida, el primero, confiar en ciertas personas y el segundo presentar a los políticos o a la gente del Estado a estas personas, hoy con la tranquilidad que te da la distancia en el tiempo, pienso que algo de razón llevan, aunque por otra parte sigo pensando que siempre hay que confiar en alguien, no somos individuos y estas cosas uno no las puede llevar solo.

Bien es verdad que cuando he presentado a algunas personas a la Senadora o a otros, a partir de ese momento han surgido los problemas, no sé si porque una vez superada esa barrera algunos han pensado que ya no me necesitaban o por el contrario quizás yo les había dado excesivo valor o confianza.

El caso es que entre unos y otros casi siempre han querido apartarme de las gestiones, primero del Senado y posteriormente del GT53, pero sobre todo del lado de la Sra. Chacón, craso error.

Vamos a ver si consigo explicar un poco lo que pienso sobre esto. Cuando uno toma contacto con un político o administrador al que no conoce o no tiene ninguna confianza con él, la mayoría de estos siempre se muestran desconfiados, suelen utilizar su "olfato político" bastante bien, la mayoría son poco amigos de meterse en "camisas de once varas" o en algún "avispero", se juegan mucho en ello, una vez que toman contacto contigo y el asunto, que le propones en principio les puede interesar, casi siempre te someten a algunas pruebas a ver como reaccionas, normalmente al principio están mas expectantes de tus comportamientos y reacciones que de lo que le presentas, una de las situaciones que no suelen perdonar casi nunca es la falta de seriedad, cuando te insinúan o te solicitan algo que este en tu mano poder atender, tienes que reaccionar lo más rápido posible y atender esto, sino es posible que duden de ti y de lo que les propones.

Hasta que se deciden a abrirse y estudiar lo que les propones tienes que pasar por estas cosas, una vez que les has convencido y comienzan a confiar en ti o a trabajar contigo, estas personas no suelen ser muy amigos de que nadie les cambie a su interlocutor, normalmente les gusta trabajar siempre con la persona o las personas, que les han convencido y con el tiempo en las que confían, así que el tratar de apartar del político o de la gestión a estas personas de su confianza con el argumento o la historia de la representación, es un tremendo error.

Desde las asociaciones autocaravanistas en el caso de la moción del Senado y en el del Gt 53, algunos irresponsables de las cúpulas de esas asociaciones, siempre permanentemente y por todos los medios han tratado de interferir las gestiones para ponerse ellos en el medio quitando a las personas de la confianza de los políticos.

Personalmente en el nuevo presidente de la PACA y sus compañeros de directiva, había depositado una gran confianza, así que cuando me escribió su desafortunada carta, en principio no lo entendía, me dejó tieso. Después comprendí un poco mejor cual había sido su motivación.

Todos podemos cometer errores, el primero yo, somos humanos, pero lo que siempre he llevado muy mal es descubrir que las personas en las que has depositado tu confianza actúan con ambigüedad, falsedad o con doblez. La verdad que por mi trabajo he conocido a lo largo de mi vida a muchas personas de diversa condición humana o diferente forma de convivir, en el colectivo autocaravanista he aprendido mucho sobre el comportamiento humano y sus miserias, nunca he visto, ni padecido tanta ambigüedad y doblez, por parte de algunas personas, como en estos últimos años.

Era consciente que al nuevo presidente lo estaban abordando permanentemente "los de siempre" y otros.  Hoy estoy convencido que  lo convencieron mas los comentarios o las opiniones de estos, con más poder de convencimiento (al menos para estas cosas), que la confianza y la seriedad que yo le había demostrado. A su carta le contesté apenas dos frases "mira compañero, allá tu, has tomado una decisión y no tengo más que decir que la respeto, pero para nada la comparto".

Los detractores de mi persona siempre se han aprovechado de estas cosas, siempre me han acusado por todos los "mentideros" de no haber sido capad de trabajar con ninguna junta directiva de la PACA, eso es así, llevan razón, uno tiene su personalidad, reconozco que la mía no me permite trabajar con cualquiera, pero con Pablo Higuera (El Márques) y Ana María Chacón Carretero, a día de hoy y después de trabajar y superar múltiples dificultades a lo largo de estos últimos años, me une una gran amistad, así que esa apreciación de mi personalidad no es del todo exacta. El tiempo me ha demostrado que ninguna JD de la plataforma ha estado a la altura de las exigencias de  trabajar en un proyecto como el del Senado ni tampoco lo han entendido nunca, solo hay que mirar a lo que se dedican actualmente.

Pedro Ansorena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario